Las estadísticas  de los años noventa y a los inicios  de la tercera década del XXI, nos presentaron un mundo urbano idílico, cuya economía de libre mercado era el  camino para construir un mundo de democracia plena. Sin embargo, ni los  gobernantes  ni la ciudadanía percibieron el acelerado  crecimiento de la economía  informal, el deterioro del Estado y la pasajera solidez de los exportadores al primer mundo. 

Detrás de las fotografías de los barrios marginales, hoy  se  comprueba que allí supervie un infinito cordón de pobreza con  las mayores consecuencias en la salud, hoy agravada por la coronación de un virus 2019, cuya vacuna, sin duda,  aparecerá cuando sea más rentable para los laboratorios.

América Latina y el Caribe en los últimos ochenta años ha vivido un  proceso de urbanización que se traduce en paulatina disminución de  la población asentada en el campo, en área rural.  

Por ejemplo en el Perú,  la población rural  representaba más del 50% de la población total del país, Bajó a 40% en el año 1981. A 30% en el año 1993.  A 25% en el año 2007. En  2015,  la población asentada en el área rural apenas representará el 23% de la población total…. 

En el Perú hoy, la proporción de la población menor de 15 años, representa el 28,3% de la población peruana, y se estima que dicha participación disminuirá hasta 18,5% en el año 2050, en tanto la

población adulta, de 65 años y más, que ahora representa el 6% pasará a representar el 18% de la población peruana, en el 2050. 

La población activa, en plena edad de trabajo, representa el 65% de la población, cuyo  espacio será de medio siglo hacia adelante, con tasas de dependencia bajas, con un bono demográfico que debe aprovechar el país. Es una etapa de oportunidades, de mayor trabajo, ahorro e inversión, que redunda en crecimiento económico. Significa además posibilitar un aumento de los gastos en salud, seguro social y educación especialmente orientada a la población joven….

El Diario16, consideró necesario recurrir a profesionales especialistas para contribuir en abrir mayores espacios de opnión, por la  construcción de un Nuevo Estado o  Estado  diferente que contribuya al  cambio  estructural, incentivando el camino de retorno a sus pueblos,   a las poblaciones de origen teniendo con el aval de un Estado para todos y que los productores sean los principales benificiarios de la producción agraria al igual que los  artesanos….

Existe una importante población que sigue manteniendo relaciones integrales con sus pueblos de  origen. Con ella es factible dar vuelta a la cara, acompañar al productor y menos al comerciante.

Precisamente, profesionales en negocios  intenacionales con los cuales hemos tomado en consideración sus juicios  de valor plantean la necesidad de encontrar caminos de retorno a su país  de origen o  dejar la capital no para morir pronto sino para reconstruir alternativas  de vida bajo un Nuevo Estado, que sea para todos. Esta opinión  es compartida profesionales vinculados a la economía, la contabilidad pública y la psicología, como Virginia Valverde, Gustavo Stuart Alegre y July Z. Camerieri…

Descripción: https://1.bp.blogspot.com/-XaP44BhOegA/XuD8B7R9K2I/AAAAAAAAVbk/koJPHGzMp9geNCBSqhMEYw41SY2K2NkpgCLcBGAsYHQ/s640/cespedes%2Bzavaleta%2Ba%2BESTADO%2BMITOS%2BJURIDICOS.....jpg

A continuación, un comentario al libro El Estado….Y Mitos Jurídicos, del joven jurista Adolfo Céspedes Zavaleta, publicado por Gestión Pública y Desarrollo, Información, Análisis. Ediciones Caballero Bustamante – ecb. 312pp.* Céspedes Zavaleta, abogado y bachiller de la Facultad de Artes Liberales con mención  en Filosofía por la Universidad de Piura. Cuenta con una maestría en Deerecho Internacional por la Universidad de Pittsburg, PA – USA. Profesor  de varias universidades del Perú: San Martín de Porres, Universidad Católica de Arequipa  y de la Pontificia Universidad Católica del Perú-PUCP.

Descripción: https://1.bp.blogspot.com/-8Ty3paxX8KY/XuD9sQjEwNI/AAAAAAAAVbs/vJUNy90eTXIiL18Plw0JgYnUX02R7m6cwCLcBGAsYHQ/s640/CESPEDES%2BZAVALETA%2BADOLFO%2BFOTO..jpg

-Es un mito jurídico que la existencia  misma de empresas públicas en un país constituya, de por sí, una demostración de falencias económicas, de ideologías socialistas o de profunda inadaptación de los  Estados al orden globaliizado.

-La naturaleza jurídica  de una empresa pública es híbrida, es decir se trata de una persona jurídica,  diferente a las entidades clásicas de la Administración Pública. Es constituida  como sociedad anónima, con fines de interés social, y a la  vez comercial, no son contradictorios entre sí, sino que en todo caso deben ser sopesados en cada decisión particular de la empresa, lo cual no sucede en las sociedades privadas. Ello, nos  atrevemos, constituye una verdad jurídica fundamental para comprender el manejo adecuado de las empresas del Estado.

-Un mito jurídico, que se ha demostrado, consideramos con suficiencia en la presente obra, es el  referido a que la privatización agresiva o en su totalidad de las empresas públicas constituya, como plantean algunos analistas, la solución idónea para el denominado «problema» del Estado empresario. La verdad respecto a este tema, es que antes que privatizarla, una creciente preocupación por la mejora del desempeño técnico-financiero de las empresas públicas y por  un cambio  de rumbo en la conducción despolitizada de las mismas, es lo que más debe preocupar a los países, espcialmente en vías  de desarrollo, que cuenten con empresas públicas.

– La despolitización radical en la designación de los órganos de dirección de las empresas públicas es vital para el manejo de los órganos  de dirección de las empresas públicas es vital para el manejo gerencial idóneo de las mismas. Ello, sin  descuidar los controles de todo  el aparato estatal sobre los  fondos que manejan las entidades públicas, a la que asimilan a las empresas públicas en este aspecto, puesto  que  en el  fondo las empresas del Estado, «pertenecen» en algún sentido a todos los ciudadanos.

-La influencia política en las empresas públicas. En sí, las empresas públicas representan, intrínsecamente, un formidable instrumento de poder político y social del que los gobiernos no  quieren prescindir. Ello se da por  la conjunción de factores que se presentan en cuanto a la regulación y la propiedad pública. Además, es claro que la intervención política  en las mismas se hace muy común debido que los políticos manipuladores de las operaciones de las empresas públicas reciben todos los beneficios de esas intervenciones, pero soportan poco o nada de los costos e ineficiencias directas que producen como  consecuencia de ello.


-Es una verdad jurídica que el Estado debe sopesar, antes de crear una empresa pública, si los fines que pretende satisfacer con la misma son exclusivamente de interés público, puesto que en dichos casos la mejor figura legal resulta siendo un organismo público ejecutor, como lo señala la literatura de la organización  de un Estado.

-Es un hecho que  seguirán apareciendo  mitos, conjeturas y probables verdades jurídicas acerca del Estado empresario en  general, pero mientras se hayan comprendido las bases esenciales de su naturaleza ontológica y su justificación  pragmático-teleológica, se podrán diferenciar fácilmente unas de otras, distinguiendo aquellos  comentarios que sean  prejuiciosos, parcializados e infundadado, de aquellos que sean objetivos, imparciales y  argumentados en base  en la realidad y las normas vigentes.

Comentarios. Entre las diversas  opiniones vertidas, sobre la obra de Adolfo Céspedes, incluyendo las de sus profesores de la Universidad de Pittsburgh, PA-EU, reproducimos los juicios  del  profesor de Derecho Administrativo de la PUCP, Jorge Danós, quien califica como la primera obra en la bibliografía jurídica peruana que aborda exhaustivamente el análisis del régimen jurídico de las empresas  del Estado, comentando el nuevo  marco legal y reglamentario dictado en nuestro país. Es un libro de obligatoria lectura para todos aquellos que requieran conocer o tengan relación  con la actividad de las empresas  estatales, los  niveles de gobierno nacional, regional y local, remarca.  La editoral ha publicado una segunda reedición, con autorización de los padres del autor, residentes en la ciudad de Trujillo-Perú.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre