Nada puede quedar al albur de un error. El Eurogrupo debe estar presidido por una persona de fervientes creencias neoliberales y por eso Nadia Calviño es una persona muy bien vista por los partidos protectores de los privilegios de las élites por encima de las necesidades de la ciudadanía. La vicepresidenta tercera del gobierno español, un Ejecutivo teóricamente progresista y con un partido como Podemos con 5 ministerios, es la persona perfecta porque, además, les da pie a campañas de marketing y propaganda para vender a los europeos y las europeas que están en buenas manos cuando, en realidad, es absolutamente lo contrario, es dejar las vidas y el bienestar de la ciudadanía en manos de los intereses de las clases dominantes.

Por eso sorprendió el tuit de Alberto Garzón en el que afirmaba que «Sería una estupenda noticia que saliera adelante la candidatura de Nadia Calviño. Sin duda, esa mayor presencia de España ayudaría a que los debates europeos pudieran llegar a conclusiones favorables a corregir los enormes desequilibrios centro-periferia». Comunistas defendiendo a neoliberales. A eso estamos llegando.

El tuit de Garzón fue rápidamente respondido por el ex diputado en Madrid Raúl Camargo: «Calviño no representa los intereses de un país sino los de una clase: esa a la que en el 15-M se le llamaba el 1%. Sus recetas son conocidas, más neoliberalismo y más recortes. Una pena que del “PSOE, PP la misma mierda es” se pase a esta innecesaria sumisión. Tempus fugit…».

El eurodiputado Miguel Urbán, por su parte, en una entrevista concedida a Cuarto Poder, indicó, en referencia al nombramiento de Calviño lo siguiente: «El problema no es si es española o alemana, es qué políticas va a hacer (…) Calviño sabe qué intereses de clase ha de defender. No entiendo que ciertos sectores progresistas digan que tener a una española ahí nos pueda ayudar».

Estas palabras de Urbán enlazan con el hecho de que, precisamente, ha sido un neoliberal, al que podríamos calificar «de pata negra», como Luis Garicano el que va a iniciar una captación de apoyos en el Grupo Liberal del Parlamento Europeo para que apoyen la candidatura de Calviño a presidir el Eurogrupo. El eurodiputado de Ciudadanos, uno de los fichajes estrella de Albert Rivera, ha calificado a la vicepresidenta tercera como la persona idónea «para liderar las reformas de la UE». En España, por cierto, el pueblo ya conoce las consecuencias de aplicar el reformismo que viene de Bruselas: precariedad, pobreza y crecimiento exponencial del número de millonarios.

Por otro lado, en Ciudadanos destacan que Calviño «ha demostrado su capacidad profesional y dispone de una experiencia en las instituciones europeas ampliamente acreditada, así como una gran competencia para llegar a acuerdos y forjar consensos […] estamos convencidos de que su elección podría contribuir decididamente a implicar al Gobierno de España en las reformas moderadas que España y el resto de la UE deben acometer en adelante». Cuando un neoliberal se refiere a moderación es, precisamente, la trampa para vender las reformas orientadas a debilitar el estado del bienestar y al Estado como garante de la protección de la ciudadanía. En consecuencia, si Calviño es la candidata perfecta para Ciudadanos, es la peor elección para los hombres y mujeres de la clase trabajadora española.

Siempre que ustedes, lectores, tengan la tentación de creer lo que desde las élites se afirma sobre la ministra de Asuntos Económicos, recuerden el siguiente mensaje y quién lo escribió:

Por otro lado, ¿qué hace Unidas Podemos que no provoca el cese inmediato de la vicepresidenta tercera? Tienen la capacidad suficiente de realizar una presión efectiva al presidente Sánchez y colapsar la influencia que sobre él tienen los camarlengos de la Moncloa que no dudan en reunirse con el IBEX35 o que proponen el nombramiento de una defensora de las élites para controlar la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. El tuit de Alberto Garzón demuestra que el ideal o la defensa de la clase trabajadora se ha transformado en la sumisión más absoluta.

Ahora resulta que un gobierno nacido de una moción de censura contra el Partido Popular tiene entre sus filas a la continuadora de las políticas de Luis de Guindos. ¿Se imaginan ustedes que el Ejecutivo de Aznar hubieran puesto de ministro de Economía a Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda? Esa incoherencia es la que está frenando en la actualidad las reformas basadas en la justicia social del gobierno de coalición progresista.

La defensa del nombramiento de Calviño como presidenta del Eurogrupo por parte de Ciudadanos y del PP no tiene nada que ver con los intereses de España sino que es la defensa del mantenimiento de las medidas neoliberales en el Eurogrupo, medidas que, casualmente, son las que está defendiendo Holanda para que las ayudas europeas no lleguen al pueblo español. Lo peor es que el gobierno progresista se ha plegado a ello.

Apúntate a nuestra newsletter

5 Comentarios

  1. Ahora quieren mandar a europa a la Nadia C. la que nos espera otro tanto como paso cuando premiaron al ladron de Guindps que participo en el robo del Banco Popular arruinando a mas de 300.000 FAMILIAS.Esta señora antes de irse a europa deberia hacer que devuelvan el Banco robado a sus dueños .Estoy viendo en un tuit que la botina se alegra de ello ,como no va aser hay que devolver muchos favores y a los robados que les den.Estamos en el peor pais que pueda existir ya vereis nos espera hambre y miseria mientras esta gentuza siga haciendo de las suyas.Van 3 años del ROBO del Banco Popular y nadie mueve un dedo es la verguenza de politicos y gobernantes.

  2. Parece mentira la inocencia de d16, si el Ibex se encuentra a gusto y contento con un gobierno es sin lugar a dudas con uno de izquierda ya no tuene que temer por concentraciones, manifestaciones, huelgas, ect ect.

  3. Vamos a ver, ningún gobierno español ni autonómico representan otra cosa que los intereses de las oligarquías españolas. Puede que difieran en la política aplicar, algunos descansarán más en el palo y otros en la zanahoria; pero lo único que son, es gestores de los poderes fácticos. Le dimos a la banca más 70.000 millones de euros y no devuelven ni céntimo; estamos obligados a sostener y financiar a dos monarquías, la vaticana y la borbónica; existe mayor prueba de que solamente somos unos siervos y unos súbditos.

  4. Discipula de Freedman,Tatcher,Reagan y del criminal de guerra Pinochet,solo podemos esperar el retorno al pasado,al siglo XIX.

  5. Nadia Calviño es esa que dice que derogar la reforma criminal (perdón, laboral) es un absurdo. Lo que sí es disparatado es que la crean progresista. Esa es una facha de mucho cuidado.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre