Como continuación de la primera parte del Calendario de Adviento que os propuse hace unos días, aquí os dejo la segunda entrega hasta completar los 24 días del calendario. La elección de los títulos no se circunscribe únicamente al género de novela negra, ya que el único punto en común de estos libros es la relación con el hecho criminal.

1. Black, black, black, de Marta Sanz

Una novela policíaca insurgente y divertida, que ahonda en el asesinato como fruto de las fricciones sociales. Los padres de Cristina Esquivel, una geriatra a la que han encontrado estrangulada en su piso de Madrid, contratan al detective Arturo Zarco para que encuentre al asesino, cuando lo que en realidad pretenden es inculpar al albañil marroquí con el que estaba casada la víctima.

2. Su nueva amiga, de Ruth Rendell

Espléndida colección de relatos, todos inéditos en castellano hasta que fueron publicados por Alfaguara, con la excepción de “Soborno y corrupción”. Un libro delicioso.

3. Crimen y Castigo, de Fiodor Dostoievski

Una de las cimas de la literatura universal. Inolvidable el estudiante Raskolnikov, un personaje eterno, del que Dostoievski hizo un retrato psicológico sublime. Hay novelas y novelas, y luego está Crimen y Castigo.

4. El Perfume, de Patrick Süskind

Hay libros que, por alguna razón, forman parte de la vida de sus lectores. Leí El Perfume en mi adolescencia y, gracias a esta novela, entre algunas otras, me aficioné a la lectura. Sólo por eso ya merece estar en esta lista.

5. Tarde, mal y nunca, de Carlos Zanón

Tarde, mal y nunca es la primera novela que leí de Carlos Zanón. Desde las primeras páginas sentí que me encontraba ante un autor distinto, que escribía de forma brutalmente honesta, sin someterse a ciertos amaneramientos del género y que huía de “la novela de receta”. Hay calle, vida, mugre, rencores, celos  y anhelos imposibles en Tarde, mal y nunca. Y violencia, cómo no.

6. Enero Sangriento, de Alan Parks

Los bajos fondos de la ciudad de Glasgow en los años setenta, tan en la línea de nuevas producciones de la televisión británica como Endeavour, Detective Muncie o la trilogía Red Riding (que es de lo mejorcito que he visto últimamente) está muy presente en las páginas de Enero Sangriento. Novela muy recomendable.

7. El ojo de Jade, de Diane Wei Liang

¿Sabéis lo que es el guanxi? Éste es el nombre que dan a las redes de contactos en China. Novela muy entretenida que nos muestra el espíritu capitalista de la China actual.

8. Asesinato en el Orient Express, de Agatha Christie

Esta novela se reedita una y otra vez. De hecho, es uno de los casos más famosos de Hércules Poirot. Adaptada al cine en innumerables ocasiones, ninguna de ellas supera el texto original de Agatha Christie.

9. Tres días y una vida, de Pierre Lemaitre

Cronológicamente, ésta es la última que he leído de las aquí propuestas. Silvia, una vieja amiga, me la recomendó. A veces, un breve instante en nuestras vidas nos marca para siempre. Un arrebato de ira momentáneo, con eso basta, para que debamos arrastrar un horrible crimen por el resto de nuestros días.

10. A Sangre Fría, de Truman Capote

Difícil contar nada nuevo respecto a esta obra, que marca el canon de la “novela periodística”. Crónica del crimen de la familia Clutter que es, a su vez, una de las mejores novelas del siglo XX.

11. El Talento de Mister Ripley, de Patricia Highsmith

Mi malo favorito. Tom Ripley. Un personaje con tantas aristas y tantas contradicciones que, su autora, fue desarrollando en una saga fundamental. Arribista social, manipulador, extremadamente inteligente y de una finura versallesca.

12. Detectives Victorianas, VV. AA.

Cierro mi calendario con Detectives Victorianas, las pioneras de la novela policíaca. Se trata de una recopilación de relatos detectivescos publicados entre los años 1864 y 1915. Once relatos protagonizados por mujeres que tratarán de resolver un crimen. A veces del lado de la ley, a veces no.

Y hasta aquí llega la propuesta de Calendario de Adviento Negro. Seguramente se han quedado muchos títulos en el tintero. (El Túnel, de Ernesto Sábato, se me pasa justo ahora por la cabeza). Espero al menos que, de entre estos títulos, encuentren ustedes alguna sugerencia interesante para hincarle el diente durante estas navidades.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre