sábado, 20agosto, 2022
23.3 C
Seville

CaixaBank asesta un duro golpe a Santander y BBVA

CaixaBank, la primera entidad financiera de España, ha emitido un informe en el que reclama al BCE que incorpore los criterios climáticos a la hora de adoptar decisiones, algo que afecta directamente tanto al Santander y al BBVA, las dos entidades financieras españolas más expuestas al negocio de combustibles fósiles y al calentamiento global del planeta

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Tal y como hemos publicado en Diario16, los principales bancos del mundo han invertido en los últimos 5 años más de 3,8 billones de dólares en empresas altamente contaminantes y en combustibles fósiles.

El informe Banking on Climate Chaos 2021, al que ha tenido acceso este medio, señala a los mayores financiadores de combustibles fósiles en todo el mundo, siendo JPMorgan Chase el peor en general, RBC el peor en Canadá, Barclays en el Reino Unido, BNP Paribas en la Unión Europea, MUFG en Japón, Banco de China peor en el gigante asiático y Banco Santander en España.

El informe demuestra que, incluso en medio de una recesión inducida por una pandemia que resultó en una reducción generalizada la financiación de combustibles fósiles de aproximadamente el 9%, los 60 bancos más grandes del mundo aún aumentaron dicha financiación en 2020 a las 100 empresas más responsables de los combustibles fósiles en más del 10%

Estos bancos han invertido casi $ 1.5 billones en los últimos 5 años en 100 compañías líderes que expanden los combustibles fósiles. Esto incluye empresas detrás de proyectos altamente controvertidos como oleoductos de arenas bituminosas y la expansión del fracking en tierras de comunidades indígenas mapuche en la región de la Patagonia argentina, que son solo dos de los casi 20 estudios de caso presentados en el informe.

CaixaBank pide acciones concretas al BCE

Estos datos son demoledores tanto para Banco Santander como para el BBVA. Sin embargo, CaixaBank, el primer banco español, ha asestado un duro golpe a sus competidores al colocarse en la vanguardia de las acciones en favor de la lucha contra el cambio climático. Y lo está demostrando con hechos.

Por un lado, en el año 2019, el banco catalán decidió salirse de la petrolera Repsol y vendió la totalidad de su participación accionarial.

En segundo término, la semana pasada el Servicio de Estudios de CaixaBank emitió un informe en el que, entre otras cosas, reclamaban directamente al Banco Central Europeo (BCE) que incorporara criterios climáticos en la toma de decisiones.

Según el documento, el BCE tiene a su disposición importantes herramientas, tanto a nivel de política monetaria como de supervisión de las entidades financieras, en las que puede incorporar los riesgos climáticos que provocan aquéllas a la hora de realizar determinadas operaciones.

Compra de activos no vinculados a la contaminación

CaixaBank es contundente al afirmar que el supervisor europeo debe ajustar su programa de compra de activos para adquirir deuda sólo de aquellas empresas que cuenten con un rating climático. Esto, evidentemente, mejoraría la transparencia de la información climática y ayudaría a los mercados a clasificar «emisores y activos según su exposición a los riesgos climáticos. De esta manera, facilitaría la internalización de estos riesgos en el precio de los activos».

Además, instan al BCE a discriminar en función de los riesgos climáticos dando preferencia la deuda de las empresas que cumplan con criterios verdes y excluyendo a los grandes emisores de carbono que entran en conflicto con los objetivos de descarbonización de la UE.

Evidentemente, si Santander y BBVA están dentro de la lista de bancos que más financian o invierten en empresas altamente contaminantes, lo reclamado por CaixaBank es un torpedo en la línea de flotación del plan de negocio, no sólo de las dos entidades españolas, sino de los otros grandes bancos que operan en la Eurozona y que están supervisados por el BCE.

Además, CaixaBank Research señala en el informe que continuar con las actuales políticas respecto a la defensa del medio ambiente y al cumplimiento por parte del sector financiero de los objetivos de descarbonización de la UE, supondría un riesgo reputacional para el propio BCE si los emisores presentan informes de economía verde que no muestren la realidad en la que funcionan.

Financiación y operaciones de crédito

Por otro lado, el informe de CaixaBank da otro aldabonazo a los defensores de una economía limpia y del cumplimiento de las emisiones netas cero. En concreto, señala que además de condicionar «el acceso a financiación a la divulgación de información climática, el BCE también podría ajustar el tipo de interés de algunas de estas operaciones en función del destino del crédito», afirma el documento.

Por otro lado, CaixaBank añade que el BCE debe ajustar la valoración de activos presentados como garantía a la hora de operaciones de financiación bancaria teniendo en cuenta los riesgos climáticos de dicho activo, dando preferencia a aquellos que están más alineados con la estrategia de descarbonización y de respeto al medio ambiente de la Unión Europea.

Santander, BBVA y los activos altamente contaminantes

Un informe, al que Diario16 ha tenido acceso, titulado Combustibles fósiles: ¿los nuevos subprimes? Cómo financiar la crisis climática puede conducir a una crisis financiera, revela que los grandes bancos europeos tienen cantidades masivas de activos vinculados al carbón, el petróleo y el gas.

Este hecho provocaría que las grandes entidades tendrían dificultades para absorber las pérdidas de valor que estos activos soportarán por la tendencia mundial para limitar el calentamiento global. Considerar los riesgos derivados de la exposición a los combustibles fósiles es un requisito para proteger tanto el planeta como la estabilidad del sistema financiero.

Activos Banca Fosil Santander
Fuente: Informe Combustibles fósiles: ¿los nuevos subprimes?

Miles de millones vinculados a los combustibles fósiles

Once grandes bancos europeos, entre los que se encuentra el Santander, acumularon 532.000 millones de euros en activos vinculados al carbón, el petróleo y el gas. Esto equivale aproximadamente al PIB de Suecia y es suficiente para financiar un aumento del 20% en la capacidad mundial de energía renovable a partir de 2020.

Esta gran exposición a los combustibles fósiles es una prueba más de que los grandes bancos europeos no se están alineando con los objetivos climáticos. Esto representa un riesgo para la estabilidad del sistema financiero.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído