Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, han llevado a cabo una investigación que ha permitido desarticular a un grupo criminal asentado en las provincias de Barcelona y Castellón dedicado, presuntamente, a la comisión de estafas mediante el engaño a los dueños o responsables de comercios y negocios, principalmente hostelería.

Para ello, los detenidos contaban con información privilegiada obtenida por los cabecillas de trama, toda vez que habían trabajado como comerciales o subagentes de empresas comercializadoras de empresas luz y/o gas, o bien por estar en posesión de suficientes conocimientos técnicos sobre el sector. Tras efectuar llamadas a los comercios y facilitar datos verídicos y creíbles sobre los contratos con las diferentes compañías suministradoras de energía, les convencían de la existencia de pagos sin ejecutar, con la consiguiente deuda con las compañías suministradoras contratadas.

Así, bajo la amenaza de que procederían al corte inminente del suministro si no abonaban la deuda, infundían el temor a sus víctimas, y ante un posible corte de luz que conllevaría la pérdida de material comestible y cancelaciones de clientes que van a hacer uso de sus servicios, decidían hacer efectivos esos pagos mediante transferencias bancarias a cuentas que les facilitan los estafadores.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre