Un total de 17.939 viviendas fueron desalojadas por orden judicial en 2015, un 11,3% más que un año antes, de las que el 77% eran viviendas habituales, según datos del Banco de España, que muestran que el repunte se concentra en los desahucios de viviendas habituales vacías (+35,7%).

No obstante, solo 902 de estos inmuebles estaba ocupado, un 20,1% menos que en 2014. Además, el 82 % de las hipotecas que dieron lugar a entregas judiciales de viviendas ocupadas, se originaron, bien en el año 2007, o con anterioridad al mismo.

Las entregas voluntarias de viviendas supusieron un 51,4 % del total de entregas, alcanzando el 52,8% en el caso de vivienda habitual. A su vez, las daciones en pago representaron en el año 2015 un 85,2 % del total de entregas voluntarias de viviendas, siendo un 85,1 % el porcentaje correspondientes a vivienda habitual.

El número total de entregas judiciales supuso un 48,6 % del total de entregas de viviendas, y un 47,2 % en el caso de vivienda habitual. De ese total de entregas judiciales, en un 93,8 % de los casos las viviendas estaban vacías en el momento de la posesión. Ese porcentaje fue del 93,5% en el caso de vivienda habitual. El número de entregas judiciales con intervención de las fuerzas del orden fue de 14 casos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre