Foto: Agustín Millán.

Los sindicatos UGT y CCOO han convocado una cadena humana para rodear el Banco de España el próximo 16 de mayo. Los sindicatos mantienen su objetivo de derogar la reforma de las pensiones de 2013 que ha supuesto la ruptura del necesario Pacto de Estado en materia de pensiones.

Ambas organizaciones exigen al Gobierno el carácter retroactivo del incremento de las pensiones desde enero de 2018, ya que “la entrada en vigor de los presupuestos, si son finalmente aprobados, está prevista para junio y la estimación del coste de la revalorización de pensiones, debe garantizar un incremento que garantice su poder adquisitivo desde principios de año”, ha señalado.

CCOO y UGT manifiestan que para que se garantice su poder adquisitivo, las concesiones del Gobierno a varios grupos políticos, en el periodo de negociación de los PGE, son insuficientes. “La reforma sin acuerdo de las pensiones de 2013 sigue en vigor, aún pospuestos sus efectos. Supuso y supone una ruptura del Pacto de Estado sobre pensiones que debe ser corregida”, afirman.

Las aquiescencias del Gobierno a varios grupos políticos, en el periodo de negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado, ha puesto de manifiesto que ambos sindicatos tenían razón cuando decían “que había dinero para llevar a cabo sus propuestas y que el problema fundamental era la ausencia de voluntad política” señalan en el comunicado de la convocatoria.

UGT y CCOO señalan además que “para que no haya pérdida de poder adquisitivo, no basta con subir las pensiones conforme al IPC previsto”, como se ha anunciado. “Es necesario volver a la fórmula de revalorización acordada en el Diálogo Social en 1996, que ha generado el mayor periodo de nuestra historia reciente con garantía de poder adquisitivo de las pensiones”, derogada por la reforma de 2013, “que establecía una cláusula de revisión al el IPC, que ahora no aparece” exigen.

Para ambas organizaciones “es necesario derogar la reforma de 2013 en su integridad”, ahora sólo desplazada en el tiempo en su ejecución por el acuerdo entre el Partido Popular, PNV, con el consentimiento de Ciudadanos. “Hay que suprimir el Índice de Revalorización de Pensiones y el Factor de Sostenibilidad que se definió en ella”, concluyen.

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mª Carmen Barrera, ha animado a seguir movilizándose “por el presente y el futuro de las pensiones. El Gobierno tiene que ver que está solo, que ni la calle ni el arco parlamentario apoyan la reforma de pensiones de 2013. Tienen que derogar su reforma y dejar de fomentar para nuestro país un modelo de pensiones de miseria en los próximos 20 años, mediante el recorte de las mismas”, ha exigido.

Por ello Mª Carmen Barrera ha recordado, que “desde que empezamos las movilizaciones, en septiembre de 2017, con las marchas por las pensiones dignas, hemos conseguido sumar a más y más gente indignada con los recortes en las pensiones. Hay que seguir, porque las movilizaciones han situado las pensiones en el centro del acuerdo entre gobierno y PNV, para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 y 2019. Pero ahora tenemos que llegar hasta el final, hasta conseguir todos nuestros objetivos: derogar la reforma del 2013 y garantizar el sostenimiento del sistema“, ha señalado a Diario 16.

Barrera ha recordado que el siguiente paso es el próximo 16 de mayo, donde haremos una cadena humana rodeando el Banco de España en Madrid, desde las 12:00 hasta las 14:00 horas. Todos los ciudadanos y ciudadanas, jóvenes y trabajadores, están convocados, “porque la pensión es el salario en la vejez”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre