Me intrigan los trabajadores honrados de bien.

Yo los llamo “Los Cabizbajos”.

Los conozco bien. Yo soy UNA de ellos.

Te los cruzas a diario a las ocho de la mañana, aún casi de noche, camino del trabajo, cabizbajos (resignados), sin más perspectivas ni alternativas.

Así un día, y otro, y otro, y otro. Cada semana, cada mes, cada año. Toda la vida.

Y luego en casa, de vuelta del trabajo (cabizbajos), ponen la tele para comer.

Y ven cabizbajos, por ejemplo, que algunas de sus autoridades gastan el dinero público de SUS impuestos en clubs, parrandas, señoritas y mariscadas.

Así un día, y otro, y otro, y otro. Cada semana, cada mes, cada año. Toda la vida.

Para estos cabizbajos, la Navidad es ganar la lotería.

¿Y qué va a ser si no?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEspaña y el azar: una relación que va de la mano
Artículo siguienteLa actriz y productora Mabel Lozano exige a Pedro Sánchez una ley contra la explotación sexual
Licenciado en Filosofía y Letras (Univ. de Granada, 1994). Publicó diversos artículos y varios ensayos. XIV Premio de Ensayo Becerro de Bengoa con La sonrisa de la esfinge (Dip. de Álava, 2002). Olivas negras, novela policíaca, Ed. Cuadernos del Laberinto, Madrid, 2012. Ha publicado relatos en las revistas digitales “Gibralfaro”, “Ariadna”, “Narrativas”, “Ánima Barda”, “Relatos Pulp”, “Palabras diversas” y “Entropía” (2012-13). Colaboró con la sección Aventuras de Lince en la revista “Arena y Cal”, Cádiz, 2012-14 y en el periódico digital “El Pulso”, de Madrid, con los relatos policíacos de “Carla” (2014-16). En 2017 participó en “Diario Siglo XXI” y en “Mundiario” con artículos breves. Ha publicado otras novelas en Amazon: Siniestra, Las aventuras de Víctor Lince, Carla. La conspiración de La Rosa Negra, Carla mortal, Carla y Shavi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here