Foto Agustín Millán

Burgos se une al resto de ciudades confinadas a partir de las 00:00 horas del próximo miércoles, si lo ha anunciado el alcalde Daniel de la Rosa.

El vicepresidente de la Junta Castilla y León, Francisco Igea, sobre el confinamiento de Burgos capital, ha señalado esta mañana que “vamos a tomar las decisiones que tenemos que tomar en Burgos, como hicimos en otros lugares como Salamanca. Queremos que el Gobierno deje de eludir su responsabilidad, ya es hora. Las medidas de Burgos serán idénticas a las de Salamanca o Palencia. No he hablado con la consejera de Sanidad, pero en cuanto se publique en el boletín de la comunidad entrarán en vigor. Así mismo queda confinada Aranda de Duero.

El presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, se lo confirmó está misma mañana al alcalde de la ciudad, quien ha señalado que “es importante pensar que tenemos que intentar mantenernos en nuestras casas salvo para lo imprescindible. Propongo a los vecinos de Burgos que la mejor medida para evitar un contagio es mantenerse aislados. Hay que vivir, ir a trabajar, al colegio, pero cerrar una ciudad no es la solución por sí misma. La disciplina individual y el respeto a las normas son imprescindibles”.

El confinamiento será el mismo que el del resto de capitales de la Castilla y León, como Palencia, León o Salamanca. Se procederá a un cierre perimetral del municipio durante un periodo de, al menos, 14 días.

No se podrá salir ni entrar del municipio de la capital provincial sin causas debidamente justificadas por motivos laborales, educativos, sanitarios, de atención a personas dependientes o causas de fuerza mayor.

No se ha determinado el operativo que se desplegará para controlar las salidas y entradas de la ciudad. La Policía Local está trabajando para colaborar con la Policía Nacional.

El decreto de la Junta, que se publicará mañana en el Boletín Oficial de la Comunidad (Bocyl), incluye otras restricciones, centradas fundamentalmente en los sectores del comercio y la hostelería. En ambos casos, los aforos se verán limitados al 50% y se reducirá aún más el horario de cierre. En el caso del comercio, los establecimientos deberán echar la persiana, como muy tarde, a las 22:00 horas. En el caso de la hostelería, no se podrán admitir nuevos clientes a partir de esa misma hora, si bien, el cierre deberá producirse, como muy tarde a las 23:00. Sólo podrán permanecer abiertos aquellos establecimientos con servicio de comida a domicilio.

Según ha subrayado el alcalde durante su comparecencia, “la decisión de la Junta viene totalmente determinada por la evolución de la pandemia en las últimas jornadas”.

Este fin de semana se ha superado la barrera de los 500 contagios acumulados en catorce días por cada 100.000 habitantes, el criterio impuesto por Sanidad para decretar medidas de contención adicionales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre