No hay Soledad si existen Sociedad, Familia, Estado. Médicos con vestimenta protectora admiten a pacientes de COVID-19. Llegan a uno de los campus del Hospital Montefiore en el Bronx, cuya presencia  convierte a los profesionales de la salud en una expresión de solidaridad, de humanismo en el planeta que nos cobija, en uno de las ciudades de EU con mayor índice de afectados por esta pandemia del siglo XXI.

Bronx es uno de los cinco municipios de la ciudad de Nueva York, ubicada en la zona sur. Durante  una década ha alcanzado una tasa alta de empleo, con limitaciones para la juventud, realidad que  muestra la cara de la marginalidad,  que el cine comercial convirtió desde en  actividad rentable en perjuicio de  los  inmigrantes  asiáticos, africanos, latinoamericanos y caribeños, que fueron reemplazando a los judíos.

Según la opinión de quienes frecuentan  sus instituciones  culturales, como Biblioteca Pública, Teatros, Conciertos, Bronx  es la ciudad  representativa de los inmigrantes del mundo, y remarcan el perjuicio que causa la producción de cine policial, al punto que las propias instituciones encargadas del orden de la ciudad, más de una vez han expresado su  rechazo.

Este tema trascurrió, en un diálogo del corresponsal del Diario16 de Madrid, miembro de la Asociación de Amigos de la Biblioteca Nacional del  Perú, fundada el 2006.- http://www.abinia.org/boletin/2-2/miscelaneas-5.htm

Tengo “ansiedad extrema”, cuenta con lágrimas Debbie Sánchez, una enfermera que atiende a pacientes de coronavirus en uno de los distritos de Nueva York más afectados por la pandemia que ha producido la muerte a más de 14.400 personas en esta ciudad en un mes, precisa a  AFP.

“Todos los cambios en toda mi vida, eso es lo estresante”, explica una enfermera de 57 años,  que ahora debe trabajar 12 horas diarias y fines de semana en un epicentro de la crisis en Estados Unidos, intentando mantener con vida a pacientes internados en cuidados intensivos en el Hospital Montefiore, Bronx.

Parte de los miles de millones de personas en aislamiento en todo el mundo están sufriendo de ansiedad y depresión. Pero en el caso de los profesionales de la salud sucede que en la primera línea de batalla contra la covid-19, se enfrentan con la enfermedad y la muerte y tienen un riesgo elevado de contagio, la nueva realidad es increíblemente dura.

Personal médico traslada a una víctima mortal del coronavirus a un camión refrigerado que hace las veces de morgue en el Brooklyn Hospital Center, en Nueva York. “Estos son momentos que están probando nuestra resiliencia”, dice  Jonathan Ripp, un médico internista que dirige el programa de bienestar interno de la red de hospitales Mt. Sinai en Nueva York y que ha pasado de hacer visitas domiciliares a ancianos a  admitir enfermos de covid-19 en la sala de emergencia.

Ripp es coautor de un estudio que busca comprender las fuentes de ansiedad del personal médico durante la pandemia y que fue publicado en el Journal of the American Medical Association.

“Al mismo tiempo que lidian con los mismos cambios en la sociedad y los factores de estrés emocionales de todo el mundo, los profesionales de la salud tienen un riesgo de exposición mayor, cargas de trabajo extremas, dilemas morales” y un ambiente laboral a veces desconocido, indica el estudio de las escuelas de medicina de Mt. Sinai y de la Universidad de Stanford.

Para Dawn Brown, directora de la línea telefónica de ayuda de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI) de EU, para el personal médico “esta es una situación realmente trágica. Estamos comenzando a ver señales de trauma” en profesionales de la salud “y esto tiene consecuencias de largo alcance”.

Parte de los miles de millones de personas en aislamiento en todo el mundo están sufriendo de ansiedad y depresión. Pero en el caso de los profesionales de la salud en la primera línea de batalla contra la covid-19, que se enfrentan cada día con la enfermedad y la muerte y tienen un riesgo elevado de contagio, la nueva realidad es increíblemente dura.

“¿Tendremos suficiente equipamiento de protección? ¿Cómo llegaré al trabajo? ¿Quién cuidará de mis hijos? ¿Cómo será trabajar en otra unidad que no conozco? ¿Qué sucederá si estoy con pacientes gravemente enfermos que están muriendo?”, son algunas de las inquietudes del personal.

Parte de los miles de millones de personas en aislamiento por la pandemia de coronavirus están sufriendo de ansiedad y depresión. Pero en el caso de los profesionales de la salud, en la primera línea de batalla, la nueva realidad es increíblemente dura.

La Biblioteca, corazón de Bronx

Es la biblioteca pública más grande del condado de Bronx, con más de 23,700 metros de espacio distribuidos en 6 pisos, cuenta con extensas colecciones impresas y digitales y audiovisuales, disponibles al público de todas las edades.

El Bronx Library Center, es parte del New York Public Library, y es su primer edificio eco-sostenible, entre sus características  están el sistema de luces inteligentes que se apagan automáticamente cuando no detectan movimiento, y bajan de intensidad dependiendo de cuanta luz natural este entrando por los grandes vitrales del edificio.

La biblioteca está enfocada en la comunidad a la cual brinda sus servicios, al ser el Bronx un condado con una gran población hispana, la biblioteca cuenta con una de las colecciones más completas de literatura y cultura Latina y puertorriqueña.

Además de ofrecer a la comunidad, una extensa lista de textos y libros de diversos temas, discos, películas, documentales, y programas de televisión, el centro cuenta con espacios de enseñanza innovadores y creativos, así como programas educacionales dirigidos a diversos segmentos de la población.

Durante los meses de otoño, invierno, y primavera orece Programas para mejorar las técnicas de lectura y escritura, estas clases están dirigidas para personas que ya manejan el idioma inglés, pero necesitan mejorar ciertas áreas. Asimismo, se ofrecen clases de computación para adultos las cuales son completamente gratuitas.

Los adolescentes y adultos jóvenes también disponen de programas para ayudarles a mejorar sus habilidades en diversas áreas como la matemática y lectura. También pueden obtener información de programas universitarios, o participar en el programa BridgeUp, un programa extracurricular que tiene como finalidad preparar a los jóvenes para el éxito en la escuela y la vida. En suma es el modelo que difunde la Unesco, para convertir la Biblioteca en el centro cívico o  eje de una ciudad..

El Filmin ‘Ex Linaris’

Es el extraordinario documental del veterano Frederick Wiseman sobre el funcionamiento y los entresijos de la Biblioteca Pública de Nueva York.

El pasado 10 Abril, 2020, fue el aniversario  de la Biblioteca de Nueva York, explica  que tal vez cuando rodaba durante 2016 este extraordinario documental, el veterano realizador Frederick Wiseman no podía imaginar el  peligro de lo que podría pasar en los siguientes cuatro años instituciones como esa,  bajo el mandato de un Presidente de los Estados Unidos que se vanagloria precisamente de alentar a los no educados, a esa Norteamérica eminentemente blanca y de clase trabajadora a la que el propio líder del país ha legitimado con sus discursos y para abrir la boca sin pudor y resucitar viejos fantasmas antidemocráticos que pensábamos extinguidos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre