Esta semana se ha conocido la noticia de que, mientras Teresa Rodriguez se encuentra de baja por maternidad, algunos de sus compañeros de la coalición que conformaban en Andalucía han dado el paso para echarla del grupo parlamentario. No sólo a ella, sino a siete diputados más, por lo que ahora Adelante Andalucía pasa de tener 17 a 9 diputados.

Una maniobra que se ha llevado a cabo con los votos de PSOE, PP y VOX.

Fue en la Mesa del Parlamento Andaluz donde se acordó la expulsión de Teresa Rodriguez y de siete compañeros más del grupo parlamentario Adelante Andalucía. Ya han anunciado que recurrirán esta decisión, al considerar que jurídicamente no tiene recorrido y que supone una vulneración de derechos de representación parlamentaria.

La propuesta se llevó a cabo por otra «compañera», la portavoz de Adelante, Inmaculada Nieto (de IU). La diputada registró un escrito dirigido a la presidenta del Parlamento andaluz, donde se solicitaba que los diputados y diputadas: Teresa Rodríguez-Rubio, Ángela Aguilera, José Ignacio García, Luz Marina Dorado, María Vanessa García, María Gracia González, Ignacio Molina y Diego Crespo pasaran al grupo de los no inscritos, «al no pertenecer a la coalición electoral en cuya candidatura concurrieron a las elecciones». Y anunció que se les había dado de baja de Adelante Andalucía.

Izquierda Unida y Podemos acusaron así a Teresa Rodríguez de transfuguismo.

Teresa Rodriguez, que se encuentra de baja por maternidad, respondía a esta situación con un video en las redes sociales:


Cuestiones de índole política aparte, lo que más ha llamado la atención estos días ha sido el hecho de que estos hechos se hayan producido durante la baja maternal de Teresa Rodriguez. Algo que ha sido muy criticado. Y precisamente por ello, se le preguntó a Irene Montero, ex compañera en Podemos de Rodriguez y Ministra de Igualdad.

La respuesta de Irene Montero fue contundente: «La política no para en permiso maternal». Algo que Rodriguez ha contestado en redes sociales: «con este argumento, un empresario le puede decir a una trabajadora «la fábrica no para por tu permiso de maternidad. A la calle» Hace daño esto, y no sólo a mí. ¡La Ministra de Igualdad!»

Pero la cuestión no ha quedado aquí. Irene Montero ha contestado también. Esta vez, haciendo un pantallazo del tuit de Teresa:

«Teresa, no te han despedido. sigues siendo diputada y cobras todo tu salario de política aunque te hayas ido del partido que te llevó a las instituciones. Que te compares con una trabajadora precaria despedida es bochornoso. Nuestro adversario es el machismo: combatámoslo juntas.»


Teresa ha vuelto a contestar (siempre en público): «No me he comparado con una precaria, he dicho que el argumento es el mismo. Cobro mi salario de profesora, el resto lo dono. Todo el mundo sabe que no estoy en política por el dinero porque yo sí tengo un curro al que volver y la política no me cambió de barrio.» Y añade después: «Mujer, yo no hubiera entrado en lo personal. Hablaba de tu argumento para justificar mi expulsión, pero tú no has dudado y a mí me duele un poco el cuerpo de recibir palos estos días».

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Bien, bien, bien… Existe una gran diferencia entre la Montero y Teresa Rodríguez; la primera al convertirse en política abandonó su barrio de proleta y se instaló con la burguesía media en un chalet; la segunda sigue viviendo en el mismo barrio y en un piso de currante. A la primera no se sabe de empleo anterior permanente, salvo el accidental mientras estudiaba; la segunda es profesora de EE.MM. y nunca cobró más alto que su salario de enseñante.
    No es posible la emancipación de los humildes sin moralidad revolucionaria, y ésta obliga a que tu ser social responda a los intereses de lo proletas y para que ello sea posible obliga a no divorciarse en la cotidianidad de los intereses que dices defender. Todo lo demás es discurso engaña-bobos.

  2. Hace años, cuando Pablo Iglesias e Irene Montero «tomaron» la decisión de hacerse el chalete, se me pasó la idea por la cabeza de que en realidad fue más por Irene que por Pablo… Parece que los hechos que aparecen en esta noticia confirman, de alguna manera, mis sospechas… Lo cual no quiere decir que Pablo no tenga parte de responsabilidad, en esa decisión que fue mala para él, para el proyecto y para el partido… Así poco a poco siguen perdiendo votantes… Dejo por aquí también que la carta astral de Pablo Iglesias, marca que estará fuera de política dentro de máximo 6 u 8 meses, y que es posible que pierda su actual casa… Veremos si esto se cumple… En fin… Lo que nos viene va a ser de traca.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre