Un activista indígena ha abroncado al alcalde de Madrid, José Luis Rodríguez Almeida, en plena Cumbre del Clima por su ocurrencia ante escolares de preferir ayudar a reconstruir Notre Dame a salvar el Amazonas.

«El Amazonas es más importante que una iglesia», le ha reprochado el ecuatoriano Mario Agreda, del Grupo de Trabajo de los Pueblos Indios de Naciones Unidas, antes de que Almeida participara en una conferencia en Ifema, donde se celebra desde este lunes la Cumbre del Clima COP25 en Madrid.

Pulmón del mundo

El representante indígena se refería a las declaraciones del regidor en septiembre en el programa La vuelta al Cole de Telemadrid, en el que a la pregunta formulada por escolares sobre si donaría dinero para la catedral de Notre Dame o al Amazonas, optó por la primera opción. «Efectivamente, es el pulmón del mundo, pero la catedral de Notre-Dame es un símbolo de Europa», argumentó.

El representante indígena le ha intentado trasladar los problemas que sufre la Amazonía, pero el alcalde le ha interrumpido para incorporarse al debate: «Los conocemos, ¿cuál es tu petición?».

Posteriormente, Almeida ha restado importancia al intercambio, que ha tenido lugar en términos sosegados: «Es una persona que conozco, trabaja en el Rastro y hemos tenido contacto. No me increpaba, discrepaba de cuál fue mi opinión al respecto en la famosa pregunta de los niños. Ha sido una conversación, la discrepancia es sana».

La cumbre del clima ha evidenciado el cambio en el discurso medioambiental de Almeida, que ha pasado de querer acabar con Madrid Central, el área de restricción al tráfico en el centro de la capital que puso en marcha hace un año la anterior alcaldesa, a felicitarse por el buen «funcionamiento» de esta medida anticontaminación. 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorPaís costumbrista
Artículo siguienteAtaque de celos de Igea (Ciudadanos) por la popularidad del líder de Podemos, Pablo Fernández
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + 11 =