La UE, se construyó para despojarnos de nuestra soberanía y convertirnos en servidumbre, ese es su propósito.

Recuerdo ese primero de enero de 2002, en que se materializó el proyecto que confraternizo a Europa, por aquel entonces todos estábamos pletóricos de júbilo al creer que esta vía era la más adecuada para nuestro desarrollo y bienestar, fue un sueño inspirador que terminó en una pesadilla de la que aún no despertamos, el problema fue que no leímos la letra pequeña de ese contrato.

Durante esos años de prosperidad, se construyó un país a medio estar y con la crisis del 2008 fue golpeado violentamente, porque nuestra economía no estaba preparada para la tormenta, por el desmantelamiento del tejido industrial, el artífice de esta desolación fue González, los que le sucedieron continuaron la barbarie, convirtiéndonos en una economía de turismo y servicios, no tenemos solidez ninguna y así sigue siendo, los seudo políticos de la casta no tienen intención de cambiar esa dinámica.

Empezamos a perder nuestra soberanía de ipso facto, ya no teníamos control e impresión sobre nuestro papel moneda, lo abandonamos al adoptar la moneda única, el BCE sería el encargado de esa tarea y yo me pregunto, ¿Quién controlaba al Sr. Draghi y la impresión de cantidades ingentes de dinero que se han usado para los rescates y endeudamientos de las economías del sur?, Y ahora, ¿Quién fiscalizará la labor de su sucesora Lagarde en estos menesteres?, Que yo sepa nadie y supongo que no existe suficiente patrón oro en el mundo, que respalde esas cantidades obscenas de capital, los bancos pueden seguir emitiendo sin un respaldo físico, eso significa, que nos han prestado dinero salido de la nada, a cambio de todo, de nuestro esfuerzo, sudor y lágrimas, al reintegrarlo de forma real y con intereses, gracias a la derecha e izquierda que tanto aman a nuestra patria.

El BCE y el FMI, piden más de lo que dan, además del rescate e intereses, o como decía el genio económico de De Guindos, «un préstamo en condiciones muy favorables», nos someten todavía a más, arrebatándonos nuestra soberanía, exigiendo reformas en temas sociales tan privados y sensibles, solo competentes a nosotros cómo pueblo, cómo la edad de jubilación, pensiones, jornadas laborales, salarios a la baja y más cosas, ninguna buena para la plebe, haciéndonos más pobres y desgraciados.

Además de decisiones en los sectores agrarios y marítimos, que se toman desde un despacho en Bruselas, unos hombres de traje y corbata que desconocen esos menesteres y no saben lo que es trabajar de verdad, ajenos a nuestra realidad social, nos dicen, lo que podemos pescar, cultivar y vender, y así sucesivamente, yo me pregunto que queda de nuestra voluntad popular?, Poco, rojos y azules habéis vendido nuestra Constitución.

La UE, se construyó para despojarnos de nuestra soberanía y convertirnos en servidumbre, ese es su propósito.

El PSOE, mostró su verdadera cara con la crisis, abrazando las políticas de austeridad impuestas por el BCE, el FMI y la locomotora alemana, aplicando las recetas de devaluación interna, estabilidad presupuestaria, y auxilio al sistema financiero, Zapatero serás recordado en la historia como uno de los mayores traidores de la clase obrera, has vendido nuestro futuro y el de las generaciones venideras gracias a la modificación del 135 y desde este primero de enero con la activación del artículo 135.2, condenándonos a la mendicidad por cortesía del Capital.

La crisis fue inducida en la Unión lo que le hace perder legitimidad en el proyecto de integración, muestra a la UE como un proyecto político de pies a cabeza sin democracia ninguna, dónde se toman decisiones relevantes y decisivas para la gente, donde no tenemos ni voz ni voto, estamos a merced de unos desaprensivos que no nos ven como personas, solo como mano de obra barata esclavizándonos como perros.

Los resultados son demoledores, la perdida de nuestros derechos sociales y el retroceso en las políticas públicas.

¿Qué hacemos, nos vamos o nos quedamos?, Esa decisión la debemos tomar democráticamente en una consulta social.

Personalmente lo tengo claro, la UE tiene todos los tintes de una dictadura, es una mafia del capital, cuyo brazo ejecutor es la política, con un falso discurso de supuesta democracia al servicio de la sociedad.

Ante el poder que concentra un personaje tan peligroso como Lagarde para toda Europa, en especial para las economías del sur, recupero la frase  que Monedero le dedico en 2015, «danos ejemplo y muérete tu».

Esta UE no la quiero ni hoy, ni mañana ni nunca.

Artículo anteriorLa dignidad de la Abogacía del Estado
Artículo siguientePuigdemont, Junqueras y el rey desnudo (1 de 2)
Nacido el 23 de abril de 1975 en Santa Fe Bogotá D.C. Sus dos patrias España y Colombia, estudió Ingeniería Técnica Industrial en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, su vocación el trabajo y servicio social, implicado en derribar barreras para hacer más accesibles los contenidos a personas con discapacidades visuales y auditivas. Autor de un Audio Blog político con cerca de 100 publicaciones, en continuo proceso de construcción. Residente en Huelva, militante activo y comprometido en todas las reivindicaciones sociales. Republicano su inclinación política es transversal y de Izquierdas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre