La Confederación Europea de Sindicatos (CES) lanza la campaña “Brecha salarial de género. Acabemos con el secretismo”,  con el objetivo de que las empresas, tanto públicas como privadas, publiquen los salarios de sus trabajadores y trabajadoras y acabar así con la brecha salarial.

El sindicato UGT apoya la campaña contra la brecha salarial en Europa

Para el movimiento sindical europeo, la publicación obligatoria de los salarios por género, con multas por no informar, debe formar parte de las «medidas vinculantes sobre la transparencia de la compensación», prometidas por Úrsula Von Der Leyen, nueva presidenta de la Comisión Europea, si se quiere que tengan un impacto tangible.

La presidenta designada de la CE se ha comprometido a presentar medidas para abordar la brecha salarial de género de la UE del 16% –entre mujeres y hombres-, dentro de los primeros 100 días de su mandato.

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) acoge con satisfacción el compromiso y le pide que “presente políticas que puedan producir un cambio real tanto en el sector público como en el privado”.

Una directiva sobre la transparencia salarial por género

En este sentido, la CES pide una directiva sobre la transparencia salarial por género, que incluya:

Auditorías anuales obligatorias de la remuneración por género para las empresas con más de 10 empleados, basadas en el paquete salarial total, que incluya beneficios y bonificaciones.

Multas a empresas con más de 10 empleados que no elaboren un informe semestral sobre los niveles de remuneración por sexo.

El derecho de los trabajadores a solicitar datos salariales de sus compañeros y compañeras, así como información sobre la remuneración en función del género en su empresa.

La prohibición, en los contratos, de las cláusulas de confidencialidad relativas a la remuneración y la obligación de proporcionar la parrilla de remuneración en las ofertas de empleo.

Y, por último, el apoyo a la negociación colectiva, como la mejor manera de eliminar las diferencias salariales entre mujeres y hombres.

La CES presentará sus propuestas a Von Der Leyen y a los Comisarios propuestos con responsabilidades sobre el terreno, Helena Dalli y Nicholas Schmit. Solo la mitad de los Estados miembros han seguido una recomendación de la Comisión Europea de 2014 para combatir las diferencias salariales entre hombres y mujeres.

La crisis financiera de 2009 y los posteriores ataques a la negociación colectiva aumentaron la desigualdad en la remuneración de género. La brecha salarial está disminuyendo muy lentamente y en realidad todavía está aumentando en algunos estados miembros.

“El principio de igualdad salarial por igual trabajo ha sido consagrado en los tratados europeos desde 1957, por lo que es hora de que esto sea una realidad. Se han intentado y han fracasado las medidas voluntarias para cerrar la escandalosa brecha salarial de género en Europa”, dijo la subsecretaria general de la CES, Esther Lynch, en la presentación de la campaña.

“Es por eso por lo que debemos hacer que la transparencia salarial de género sea obligatoria tanto en el sector privado como en el público, para desenmascarar la subvaloración del trabajo de las mujeres que subyace a esta persistente desigualdad”, señaló.

Esther Lynch, señalo que apoyan plenamente “los planes de la primera mujer presidenta de la Comisión Europea de hacer de las normas vinculantes de transparencia salarial, una prioridad. Trabajaremos con ella para garantizar que se produzcan cambios reales”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here