Hace poco más de un mes nadie hubiera podido imaginar que la final del Maracaná del 7 de julio hubiera tenido como participante a Perú. Que estuviera Brasil era de esperar, ya que la Seleçao es un equipo sólido y lleno de talento y, sobre todo, juega en casa. Pero la presencia de la selección andina en la final de este certamen no era una opción muy concreta si miramos las previsiones de antes del torneo.

Sin embargo, la gran dedicación y la entrega total de la tropa de Ricardo Gareca han hecho posible este sueño: Perú no jugaba una final de Copa América desde la de 1975, cuando de hecho ganó el torneo. En aquella época estaba el crack total Teófilo Cubillas, el ídolo futbolístico de toda la historia del país andino, y se trataba de un plantel de primer nivel en el que era varios los futbolistas que destacaban. Pero ahora es distinto.

A pocas horas del gran acto en el mítico estadio Maracaná, Brasil es el claro favorito según las apuestas de la final de la Copa América. Y lo es por varias razones. En primer lugar, por el valor de su plantilla, mucho más elevado que el de Perú, en el que destaca tan solo el delantero centro Paolo Guerrero, que se hecho juega en el Internacional de Porto Alegre, un importante club brasileño. Brasil cuenta con una serie de cracks como Coutinho, Gabriel Jesús, Firmino, Casemiro, Thiago Silva, Dani Alves y el portero Alisson, tal vez el mejor en su posición en este momento. Pero sobre todo la Canarinha juega en casa, delante de un público que se angustió en el mundial de 2014 durante la paliza de Alemania en el Mineirao y que no puede concebir otro Maracanazo después del del mundial 1950 perpetrado por Uruguay.

Tras haber ganado a Argentina en una semifinal con polémica por la falta de revisión del VAR acerca de un par de penaltis, la Seleçao se ha afianzado y llega confiada a la final de Río de Janeiro, y sobre todo sabe que podrá contar con un público que le dará el calor y el sostén necesario para concretar la victoria de su novena Copa América. De hecho, pese a ser la selección con más mundiales ganados (5), Brasil es tercero en el historial de títulos del torneo sudamericano detrás de Argentina (14) y Uruguay. Tras la increíble eliminación de Chile en las semifinales contra Perú, todo apunta a que la selección de casa se imponga en la final, pero sabemos también que en el fútbol nada es imposible.

El cuadro peruano, entrenado por el argentino Ricardo Gareca, no tendrá nada que perder, y querrá darlo todo para terminar de manera entusiasmante una competición en la que fue de menos a más. Derrotada por 5 a 0 por Brasil en la fase de grupos, la Bicolor se lanzará hacia su rival con la ilusión de quien, vaya como vaya, habrá hecho los deberes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × tres =