Boicot sin precedentes del partido líder de la oposición a RTVE. Pablo Casado ha asegurado que el PP no irá hoy a ninguna entrevista en la cadena pública y ya ha pedido la comparecencia de la Administradora del ente, Rosa María Mateos, en el Congreso.

Jamás nunca, en los momentos de mayor instrumentalización de RTVE con Aznar, un partido político se atrevió a llegar tan lejos para torpedear a la televisión pública.

En este sentido, Pablo Casado exige medidas para que en TVE no vuelvan a repetirse “blanqueamientos de un terrorista confeso como Otegi” y ha encontrado una nueva excusa para no apoyar o abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez.

Afirma que la investidura de Sánchez se la tienen que facilitar “los partidos que tienen algo que ver con él”.  “El PP no solo es la oposición, sino la alternativa en España, no sería bueno para España que nos quedásemos sin alternativa y sin oposición”, destaca.

Además, tras el homenaje a las víctimas del terrorismo del Congreso, Casado anunciaó una batería de medidas legislativas para evitar beneficios penitenciarios a terroristas que no colaboren con la justicia, pide que esos crímenes no prescriban y que se tipifiquen como delito los homenajes y la convocatoria de los mismos

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorAmistades Peligrosas, la sal, la complicidad y el pacto
Artículo siguienteLa Seguridad Social registra un saldo positivo de 2.513,91 millones de euros
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre