En los últimos años, se han incrementado las noticias relacionadas con personas o grupos organizados que se niegan a vacunar a sus hijos. Así, hemos podido leer titulares como: “Una madre prefiere la cárcel antes que inmunizar a su hijo. La mujer de Michigan perdió un juicio contra su exmarido en 2016 y tiene hasta este miércoles para cumplir la sentencia”, “200 familias se niegan a vacunar a sus hijos”, “Los antivacunas franceses preparan una demanda colectiva contra las farmacéuticas. Una asociación intenta resucitar el bulo que relaciona inmunización con autismo”.

Estas noticias, no son extravagancias o meras anécdotas, como podría pensar más de uno. Es un problema de salud pública al que tienen que hacer frente los gobiernos de manera urgente y decidida, si no queremos sufrir un problema de salud de dimensiones importantes.

Se pueden entender los miedos, o las creencias de determinadas personas, que llevan a dudar de las vacunas. Pero hay que diferenciar estos sentimientos y emociones, de lo que es la salud y la ciencia, es decir, de lo que supone la utilidad de las vacunas y la inmunización para prevenir y controlar muchas enfermedades infecciosas.

Como señala la OMS, la vacunación no solo evita los sufrimientos y muertes causados por enfermedades infecciosas como la neumonía, la diarrea, la tos ferina, el sarampión o la poliomielitis, sino que también posibilita la consecución de prioridades nacionales como la educación y el desarrollo económico.

Por eso, frente a los que hablan de libre elección o de bulos no científicos, hay que recordarles que el bienestar general, y de las personas, está por encima de su irresponsabilidad. Una irresponsabilidad, que parece lejana cuando escuchamos que un niño de 6 años de Oregón, tras hacerse un corte en la frente, casi muere por no estar vacunado del tétanos.

Pero que empieza a preocupar más cuando, en el año 2015, vimos como un niño de 6 años falleció en un hospital de Barcelona por difteria, el primer caso de esta enfermedad en España en casi 30 años, porque no estaba vacunado contra esa enfermedad por decisión de sus padres, que aseguraron sentirse «engañados» por los grupos «antivacunas», según reflejaba el periódico que daba la terrible noticia.

Una irresponsabilidad, que aumenta en los países más ricos y desarrollados, y que provocó que en los primeros 6 meses de 2018, más de 41.000 niños y adultos padecieran sarampión en Europa. Un número de casos superior a los registrados en cualquiera de los años completos de la última década. Y con tres datos a destacar. El primero, que provocó al menos la muerte de 37 personas. El segundo, que el 80 por ciento de los casos no se habían vacunado. Y el tercero, que esto pasó mientras a nivel mundial la mortalidad por sarampión ha disminuido en un 84 por ciento: de 550.000 muertes en el año 2.000 a 89.780 en el año 2016, gracias a la vacunación acelerada.

Por tanto, no vacunar a un hijo, no solo es malo para el menor, sino que también afecta a quienes le rodean y a la sociedad en su conjunto, porque debilita la inmunización colectiva.

En positivo, se puede recordar que la inmunización evita entre dos y tres millones de muertes cada año. Pero si se mejora la cobertura de vacunación a nivel mundial se podrán evitar otro 1,5 millones de muertes, según la Organización Mundial de la Salud. Además, las vacunas, pueden contribuir a limitar la propagación de la resistencia a los antibióticos, que es una gran amenaza para la salud pública.

La inmunización es un acto de solidaridad individual, pero también colectiva hacia la sociedad en su conjunto que estará más protegida, y especialmente hacia las personas enfermas que no pueden hacerlo. Hay que ser solidario. Pero por si acaso, los gobiernos deben actuar para garantizar la salud pública.

2 Comentarios

  1. No me extrañaria qe esto fuera a drede pqe la farmafia y la industria alimentaria tienen conexion d filiales etc : Compuestos quimicos os d aliments manufacturados-congelados ns envenenan y neutralizan vacuna gripe
    https://www.ecoticias.com/vida-saludable/193184/ves-este-aditivo-tus-alimentos-Tert-Butilhidroquinona-tBHQ-toques
    Y
    recomiendo el posts d kgb aca : https://www.youtube.com/watch?v=hFZf9kgsHdE

    hay cantidad de articulos cientifiscos qe dicen que no se deb uno lavar las manos=
    solo gana la farmafia ,
    pqe de toda la vida d dios desde hace decadas en mi larga vida, medicos y cientificos se han artado d decir qe hay qe lavarse las manos

    pase hace decadas el sarampion sin vacunas
    por prescripcion de un medido privado…

    Con las vacunas es adelantarlo a un momento que el cuerpo no ha elegido, es un error grave al forzarlo por que el sistema inmune no está tal vez preparado ( aunque si que «hay unas edades aproximadas» para aplicarlas, pero ya no es lo mismo ).
    2º¿ Y por qué ni siquiera preparan medicinas, como en otras enfermedades, para el sarampión cuando se tenga en vez de las «vacunas-por si acaso», cuando ademas ya digo que yo lo pasé en cama y poco mas etc ? , es muy muy raro :
    Creo que si han elegido el método preventivo-vacunación para el sarampión, es que han visto que vender medicinas puntualmente para cuando se tenga sarampión, no era negocio, por la sencilla razon de que se pasa como yo lo pasé : casi sin mas : reposo, tapadito en cama, atenciones de la familia, comer dieta sana si apetece comer, no dejar subir la fiebre, salvo que la cosa vaya a mayores que lo decide un médico, es suficiente.
    3ºAdemas, dar medicinas » por si acaso » es hoder la salud a la gente, (es parecido a lo que ha pasado en cierto medida con los antibióticos ), y me parece un invento de la farmafia para hacer negocio ( dejar la salud en manos privadas de negociantes es un error y muy peligroso, por que la salud no debe ser negocio o sino se especula con la enfermedad
    para hacer dinero etc ).
    4ºOtra contradicción de los que defienden la vacunación para el sarampión es que si el cuerpo es capaz de reaccionar con la vacuna ( que es meterles sarampión en el cuerpo y asi el cuerpo crear defensas) ¿ por que el cuerpo no iba a hacer crear sus defensas una vez contagiado de forma «espontánea» ? : el cuerpo lo haría igual si se lo meten con jeringa o lo pilla de otro modo si no hub contaminacion y se lavaran las manos. La respuesta es que quieren hacerlo ellos para cobrar por ello, ellos quieren meter el sarampión al cuerpo para vender vacunas y decirnos que es prevención, la farmafia quiere hacerlo para ganar dinero.

  2. SOY ANTIVACUNAS
    (“Anti” significa “contra”, no “casi en contra”, “medio en contra” o “a favor con peros”)

    Investigo temas de salud desde 1993.
    En ese tiempo he aprendido -entre otros- de médicos de diversas orientaciones, biólogos, genetistas, microbiólogos, ecólogos, inmunólogos, virólogos, nutricionistas, periodistas de investigación, abogados y activistas.
    No, no creo que la tierra sea plana.
    Sí, creo que Elvis murió.
    Sí, creo que el método científico es una herramienta de conocimiento.
    No, no creo que el método científico sea la única ni la más completa o compleja herramienta de conocimiento.

    No, no creo que haya vacunas buenas y malas. Todas son malas.
    No, no creo que haya vacunas seguras e inseguras. Todas son inseguras.
    No, no creo que haya vacunas recomendables y no recomendables. Ninguna es recomendable.
    Sí, creo que las vacunas son un negocio. Pero aunque no lo fueran, aunque fueran absolutamente gratuitas, seguiría siendo antivacunas.
    Sí, las vacunas tienen gran cantidad de “efectos adversos”, que incluyen la muerte del bebé vacunado, reconocidos oficialmente y por los que se paga indemnizaciones millonarias. Pero hay otros muchos no reconocidos aunque documentados y podrían considerarse mucho más graves y de mucha mayor incidencia.

    Sí, hay mil motivos secundarios para no vacunar, pero en estos años me he centrado en lo que considero el motivo fundamental para no dejarse atrapar entre dos miedos: el miedo a la enfermedad y el miedo a la vacuna: las vacunas no tienen base bio-lógica.

    Las vacunas se apoyan en una teoría falsa de la enfermedad: la Teoría Microbiana o Teoría de la Infección jamás se demostró; se impuso por intereses de poder. Llevo muchos años pidiendo la evidencia que se utilizó para considerar correcta esa teoría y nadie me responde más allá de descalificaciones, insultos y rodeos varios.

    Descubrimientos recientes en biología, microbiología, inmunología y otras ciencias junto con otros hallazgos no tan recientes pero siempre acallados o ignorados ponen de manifiesto que las vacunas no encajan en el funcionamiento de la vida, de los procesos biológicos.

    Para una exposición resumida de esta posición radical (de raíz), se puede leer este artículo que publicamos el Dr. Enric Costa y yo en una revista de investigación italiana:

    http://saludypoder.blogspot.com/…/son-necesarias-las-vacuna…

    Para profundizar, ampliar, consultar bibliografía y referencias, recomiendo el libro que escribimos el Dr. Enric Costa y yo en 2012 en el que recogemos lo esencial de nuestra posición crítica y aportamos argumentos, evidencias, datos, lecturas, referencias… para ayudar a tomar una decisión libre, crítica y fundamentada con rigor:

    http://saludypoder.blogspot.com/…/vacunas-una-reflexion-cri…
    http://saludypoder.blogspot.com/…/vacunas-una-reflexion-cri…

    Animo a todas las personas que intuyan que las vacunas son peligrosas a que se formen e informen para tomar sus decisiones con mayor seguridad. Y animo a todas las personas que creen en la seguridad y eficacia de las vacunas a que discutan con argumentos, referencias y rigor las posiciones que se defienden en este resumen y en los enlaces citados. Estaré encantado de debatirlas, aprender y revisar mis conclusiones si se me aportan nuevos elementos.

    Jesus Garcia Blanca
    Blog Salud y Poder: http://saludypoder.blogspot.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =