Con motivo de la finalización de aceptación de obras participantes en el Premio Literario Amazon 2019, esta semana entrevistamos a Betty Argilés, responsable de contenidos para Amazon Kindle en España e Italia. Betty se muestra muy optimista con la participación en la sexta edición del concurso, todo y teniendo en cuenta que hay participantes que esperan al último momento para presentar sus novelas: «Muchos autores aprovechan para hacer las últimas revisiones y relecturas estos días para asegurarse de que presentan la mejor versión de su obra». Comenta que en la edición anterior se presentaron más de 2000 obras y hasta que no finalice el plazo de la edición actual no se podrán manejar cifras más concretas sobre los países de procedencia de las mismas; aunque en la convocatoria anterior llegaron a recibir de 43 países distintos y los de mayor participación fueron, por este orden, España, México, Estados Unidos, Colombia y Venezuela. Pero este año hay sorpresas con autores de China, República Checa, Trinidad o Tobago. Asegura que el factor más importante es la calidad de la obra: «Cualquier historia que esté elaborada con originalidad, creatividad y calidad, tiene posibilidades de ganar el concurso». No obstante, incide en que el certamen busca historias únicas y estas pueden pertenecer a cualquier género o subgénero: desde la novela negra hasta la romántica, pasando, por ejemplo, por un ensayo: «El Premio Literario Amazon de autores en español está abierto a todas las vertientes creativas». Así que anima a todos aquellos autores y autoras que estén indecisos a que no esperen al año que viene y suban su obra antes de que finalice el plazo de recepción: «Pueden ser el ganador o ganadora de este año y recibir mi llamada dentro de unos meses». En lo personal nos confiesa que, para ella, comunicar al ganador la obtención del premio, mediante una llamada telefónica, supone una satisfacción enorme. Y existe una garantía añadida de imparcialidad, y es la de que el jurado del premio está compuesto por reconocidos autores KDP, para quienes la autopublicación ha supuesto un antes y un después en sus carreras, como Blanca Miosi, Fernando Gamboa, Isabel Acuña, Ismael Cala y Javier Aznar.

No puedo obviar preguntarle si lee en Kindle: «Evidentemente, sí. Es una cuestión de comodidad, puedo almacenar miles de libros y llevarlos conmigo donde quiera ocupando un espacio mínimo. No obstante, disfruto de la lectura de un buen libro también en papel, siempre que puedo». Además, está convencida de que cada vez vemos más gente que lee su primer libro digital en la aplicación de Kindle para smartphones. Es natural, llevamos el móvil encima allá donde vamos y Kindle tiene la ventaja de que puedes tener el libro disponible en menos de 1 minuto y con un solo clic. Pero no rechaza la publicación tradicional: «La lectura digital y la lectura en papel no compiten, sino que son complementarios». Incide en que el debate público que intenta enfrentar el libro digital con el libro de papel es erróneo, puesto que existen lectores híbridos que combinan las dos formas de leer. Gracias al libro electrónico la gente cada vez lee más y las tendencias están cambiando, ya que la lectura de libros digitales se incrementa en mayor medida. La publicación digital a nivel universal ha conseguido dar más relevancia al lector, ya que es quien tiene la última palabra a la hora de seleccionar lo que le apetece leer y si lo que ha elegido le defrauda buscará otra obra que encaje más con sus gustos. «La gran ventaja de KDP es que democratiza la publicación y la lectura».

¿Me podría decir la cifra de títulos que hay ahora mismo disponibles para descargar y leer en Kindle? «Solo con el catálogo de títulos en español hablamos de más de 300.000 libros. A nivel global, la cifra sube a más de 6.5 millones de libros». Hay diferentes perfiles de autores, pero destacan dos en concreto: Noveles que deciden subir su obra a KDP (y muchas veces terminan siendo casos de éxito) y autores reconocidos que recuperan sus derechos digitales y los vuelven a poner al alcance de sus lectores, gestionándolos ellos mismos. Respecto a que, por primera vez en la historia del certamen, Prime Video ofrezca la posibilidad de firmar un contrato de opción para realizar una producción audiovisual, Betty no lo duda: «Darle la oportunidad a esa persona de poder ver su obra convertida en una serie o película de Amazon Prime Video, es a su vez un sueño para nosotros». El ganador se anunciará en marzo de 2020 y recibirá diez mil dólares. Además, en el caso de que se produzca una película o una serie basada en el libro, el autor recibirá pagos adicionales en función del tipo de proyecto. A su vez anima a los autores y autoras a que participen en el concurso de Amazon y sueñen a lo grande y persigan su pasión: «Todos tenemos una historia que contar, y nosotros desde Kindle estamos deseando leer esas historias».

Ya es un hecho que se ha asociado la publicación en KDP (Kindle Direct Publishing) con la autopublicación. Y esta forma de publicar es relevante. No obstante, de los cien libros más vendidos entorno al 40% son autopublicados. Para Betty es un fenómeno que no para de crecer: «La autopublicación es sin duda una alternativa cada vez más potente para aquellas personas que buscan una salida para su creatividad y su experiencia, ofreciendo distintos cauces a los que proporcionan las editoriales tradicionales, incluyendo por ejemplo la posibilidad de llegar a un público muy amplio sin tener que contar con la figura de un editor». Hablamos de la “semiedición”: papel para la editorial, digital para el autor. Está a favor, porque en definitiva se trata de comercializar y promocionar las obras ayudando al autor a encontrar lectores y al lector a encontrar obras que leer. Aun así, recuerda: «KDP ofrece también la posibilidad de poner a la venta el libro en formato físico de manera sencilla». Afianza que el mercado editorial está en constante evolución y los libros no son ajenos y compiten con el resto de ocio digital: «Debemos adaptarnos a este nuevo entorno». No hay varitas mágicas, pero sí que hay pautas, por ejemplo, digitalizar los que aún no lo estén y ponerles precios razonables. Y, se pregunta ella misma: «¿Cómo vamos a competir con un juego para smartphone o las plataformas de streaming si hay alguien que quiere leer un libro desde su Kindle o tableta y esta obra no está en digital?». Respecto a las ganancias, es tajante recordando que el autor recibe hasta el 70% de los beneficios. Además de mantener un control total sobre sus obras y pudiendo cambiar detalles de las misma en cualquier momento.

Y les dejo con la frase de nuestra entrevistada que, creo, mejor define la autopublicación en Amazon:

«Gracias a la autopublicación en KDP, un autor de Latinoamérica, por ejemplo, puede subir su obra y al minuto siguiente llegar a todos sus lectores de cualquier parte del mundo».

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorDamocles de paseo por España
Artículo siguienteInvestigan a unos padres que grabaron a su hijo menor conduciendo
Escritor conocido por sus novelas de género policíaco. Ha impartido clases en la Escuela Canaria de Creación Literaria, es colaborador del Diario del AltoAragón y del El Periódico de Aragón. Ha sido el organizador de las diferentes ediciones del Concurso literario policía y cultura (España) y colabora en la organización del Festival Aragón Negro en las actividades convocadas en la ciudad de Huesca. Desde el año 2012 es considerado el creador del término Generación Kindle, nomenclatura utilizada para referirse a una serie de escritores surgidos de la edición digital. En el mes de enero del año 2013 fue uno de los seis finalistas preseleccionados para optar al Premio Nadal en su 69º Edición con la novela La noche de los peones.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre