Contenedores donde fue arrojado el cuerpo de Benita por su agresor tras asesinarla en un bloque cercano de Linares. Foto: Google Maps.

Benita Corral tenía tres hijos y dos nietos y este próximo marzo habría cumplido 58 años si no fuera porque su asesino confeso, de 43 años y cuya identidad no han facilitado los investigadores policiales, acabara con su vida de forma violenta en un bloque de la localidad jiennense de Linares y la arrojara a un contenedor en la calle Baños situado junto al mercado de abastos. “Estaba obsesionado con ella”, ha reconocido a diversos medios el hermano de la víctima, Juan Francisco Corral. El criminal aseguró a la Policía tras ser detenido que ella lo extorsionaba. Asesino machista y víctima estaban registrados en el fichero VioGen, él como agresor y ella como víctima pero de diferentes parejas.

El Gobierno solo ha contabilizado de forma oficial un crimen machista en lo que va de 2021 pese a que los feminicidios se elevan ya a cinco

El crimen machista de Benita no se sumará a la interminable lista oficial de los crímenes de violencia de género y seguirá su trámite penal como homicidio después de que la Policía haya determinado en su investigación que agresor y víctima no eran pareja ni habían sido convivientes, por lo que la ley actual de 2004 contra la violencia de género no reconoce este asesinato como de violencia machista. Un nuevo feminicidio que queda fuera de los registros oficiales de la violencia ejercida sobre las mujeres.

La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, dependiente del Ministerio de Igualdad, sólo lleva contabilizado hasta el momento un único crimen machista en 2021 de forma oficial. Corresponde a una mujer de 82 años, asesinada presuntamente por su cónyuge en Madrid, el pasado 17 de enero. La víctima no tenía ni hijas ni hijos menores de edad y no existían denuncias previas por violencia de género. En cambio, el portal feminicidio.net eleva la cifra de feminicidios en España durante lo que llevamos de año a un total de cinco mujeres asesinadas por el simple hecho de serlo. Benita es una de las descartadas de forma oficial por la ley vigente.

La futura Ley de Igualdad Sexual que impulsa el grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados con el apoyo de su socio de gobierno, el PSOE, se encuentra aún en un interminable trámite parlamentario y contempla ampliar la categoría de víctimas de violencia de género a todas aquellas mujeres que no guarden ningún tipo de relación con su agresor. En estos momentos, el Consejo General del Poder Judicial ha solicitado una tercera prórroga al proyecto y también el Consejo Fiscal ha hecho lo propio. El proceso de aprobación de esta nueva norma se prevé largo ya que después debe pasar de nuevo por el Consejo de Ministros y el Consejo de Estado además de estudiarse las enmiendas.

“Repulsa municipal” por los “hechos acaecidos”

La corporación municipal de Linares ha guardado este jueves un minuto de silencio a las puertas del Ayuntamiento con otros vecinos y se ha limitado ha mostrar su “repulsa y condena ante los hechos acaecidos”. En ningún momento se ha referido al terrible crimen de Benita como un caso de violencia de género.

La ley vigente, aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2004, indica que violencia de género debe entenderse como “toda violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia. Esta violencia comprende todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad”.

El hermano de Benita ha reconocido que su hermana y su asesino confeso se conocían desde tiempo atrás, aunque “sólo eran conocidos, no eran pareja, pero él sí estaba obsesionado con ella. De hecho, hace tiempo que incluso le llegó a quemar un toldo de su casa y ella lo denunció por eso”. El piso de la calle Santiago donde se cometió presuntamente el crimen lo tenía recién alquilado el asesino confeso y supuestamente le pidió a Benita que lo ayudara “a hacer unos arreglos de costura, aprovechando que ella iba a visitar a su hija, que vive aquí al lado”, señaló el hermano de Benita al diario Ideal.

“Nos siguen matando solo por ser mujeres”

La asociación ‘Acción Feminista Linares’ ha calificado de “nuevo asesinato machista” el crimen de Benita a través de un comunicado. “Hoy estamos de luto. Hemos amanecido con un nuevo asesinato machista en Linares. Las mujeres de ‘Acción Feminista Linares’ estamos consternadas por la brutalidad de esta violencia que nos sigue matando solo por ser mujeres”, añade esta agrupación feminista de la localidad jienense.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre