Su hijo Adur ha sido condenado a 12 años de prisión por participar en una pelea de bar en Alsasua. Ella, desde el primer momento, y junto al padre de Adur, ha recorrido miles de kilómetros para participar en charlas informativas sobre la realidad de su caso. Ha sido la portavoz de las madres, padres y familiares de los chavales condenados que ha conseguido hacer entender a miles de personas en qué está consistiendo este proceso judicial.

En su caso concreto, Bel ha explicado siempre que Adur no estuvo en el lugar de los hechos. Fue a través de los medios, donde conoció que su nombre aparecía entre las personas señaladas. Y Adur se presentó voluntariamente a declarar para aclarar que él no había estado allí, que ni siquiera ese día llevaba la ropa que después en la acusación se dijo que llevaba. Pero estas pruebas no han sido permitidas por el tribunal para ser aportadas por su defensa.

Una enorme batalla la que Bel ha dado, apoyada siempre por los demás familiares, para desmontar el relato que han construido los medios de comunicación generalistas en España. Una mujer de carácter tranquilo, de suaves formas, de una gran elocuencia que está acudiendo a dar entrevistas, charlas y manteniéndose activa para que sus voces no queden silenciadas ni el asunto caiga en el olvido.

Bildu le ha propuesto encabezar la lista al Congreso de los Diputados. De esta manera, Bel Pozueta tendrá el lugar para denunciar los abusos que se están produciendo en la justicia, en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y cómo se ha montado un relato (una vez más) para criminalizar a jóvenes independentistas a través del uso de la maquinaria del Estado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre