La directora de opinión de este medio, Beatriz Talegón, viene colaborando en distintos medios de comunicación de manera habitual durante los últimos años. Ha participado en tertulias como analista política y de actualidad de prácticamente todas las cadenas de televisión y escribe de manera regular en distintos medios de prensa escrita de forma prácticamente diaria.

Actualmente, uno de los programas donde colabora es «Todo Es Mentira», que se emite diariamente en la cadena Cuatro, en horario de sobremesa.

Talegón colabora una vez a la semana para comentar las noticias de actualidad. Sin embargo, la semana pasada fue la primera vez que no apareció en antena: la causa se debió a la incorporación de nuevos tertulianos, y desde la dirección del programa se garantizó que todo seguiría como hasta ese momento a partir de la siguiente semana. Manifestaron no tener ningún problema con la colaboradora, y apuntaron a que se trataba únicamente a una cuestión puntual, de mera organización.

Sin embargo el jueves, 21 de noviembre, sucedió algo que llamó la atención de los espectadores: Risto Mejide, presentador del programa, se comportó de una manera muy agresiva al hablar de su colaboradora, Beatriz Talegón. Según el presentador, la colaboradora había eludido responder a una pregunta que, según él, se le había realizado. Esto supuestamente le hizo «saltar» y arremeter contra Beatriz, que no sólo no estaba presente en el programa, sino que además, no tenía posibilidad alguna de responder ante las insinuaciones del presentador, puesto que el programa, a pesar de rotular que era en directo, había sido grabado por la mañana. Los demás colaboradores que se encuentran en la mesa junto al presentador hicieron comentarios despectivos hacia Talegón, en cierto tono de mofa, queriendo dar a entender que estaba «desaparecida», que era «invisible», queriendo generar la imagen ante el espectador de que por alguna razón, la analista no quería dar la cara.

Lo cierto es que Beatriz estaba en continuo contacto con el programa mientras esto sucedía, pero ella desconocía lo que se estaba diciendo, ya que el programa estaba siendo grabado y ella, se encontraba trabajando. Atendió a sus compañeros de Todo Es Mentira a primera hora, porque le pidieron como favor que les analizase una noticia de actualidad.

Concretamente, le pidieron a Talegón que grabase un audio comentando la noticia sobre la investigación a doce periodistas que trabajan en ocho medios distintos, por una presunta «violación de secretos», al haber publicado material que se encontraba bajo secreto de sumario sobre el asunto de los miembros de los CDR que están siendo actualmente investigados.

Esta noticia nada tenía que ver con Talegón. Sin embargo, desde el programa en el que ella colabora, Todo Es Mentira, se pusieron en contacto con ella para comentarla, «como afectada por las filtraciones sobre el caso de los CDR».

Lo cierto es que Beatriz Talegón no era «afectada por las filtraciones», por mucho que desde el programa que presenta Risto Mejide quiera darse a entender, de manera sorprendente cosa semejante.

Talegón ocupó titulares de prensa durante el día 6 de noviembre que decían que su nombre aparecía en el sumario de la causa que investiga a los CDR. Lo cierto es que en la noticia, al leerse, se explicaba que su nombre aparecía en una supuesta transcripción de una supuesta conversación personal de uno de los detenidos con su novia. En esa conversación, supuestamente, él le comentaba a su pareja que conocía a Talegón, que le había ayudado a buscar a las personas que habían amenazado de muerte a ella misma y a su familia y también al Presidente Puigdemont (que también había recibido amenazas) y que era la persona «encargada de la seguridad de Talegón en el uso de redes sociales». También se decía en algunas de las noticias publicadas que el investigado habría preparado un terminal de teléfono móvil para Beatriz, dotándolo de medidas de seguridad.

Al conocerse la noticia Beatriz hizo unas declaraciones para Todo Es Mentira, donde explicó que no ha tenido a nadie jamás encargado de la seguridad de sus redes sociales, ni nadie tampoco le había dado nunca un terminal de teléfono con dispositivos de seguridad. Y además, añadió que daba este asunto por zanjado porque no le generaba confianza la intencionalidad de las publicaciones ni la veracidad del contenido.

Al conocerse el contenido del sumario, efectivamente de él se desprende que Talegón nunca recibió ningún teléfono del investigado. Sin embargo este detalle no se citó en ninguna de las piezas que hablaba de ella. 

La cuestión había quedado aclarada y zanjada por parte de la analista, y nunca más se volvió a hablar del asunto en los medios.

Sin embargo, desde el programa que Risto Mejide presenta, se quiso aprovechar la noticia de la investigación de los periodistas que habían publicado la filtración (ilegal) de partes del sumario para tratar de salpicar con ello a Talegón. Incluso, llegaron a hacerse comentarios que Talegón considera que rozan lo difamatorio, a través del «humor» de Miguel Lago, quien durante el programa llegó a decir que a Beatriz se le estaba poniendo «cara de quemar contenedores». Una afirmación, sin duda, que «sobrepasa los límites del humor», en opinión de la analista, y entra en el campo de «dañar la imagen de una colaboradora de su propio programa».

Además, el presentador estalla contra Beatriz asegurando que ella no responde a la pregunta que le han hecho, modificando él la pregunta. Algo que Talegón desmintió al instante en un video que grabó en directo en redes sociales, donde explicaba que desde la dirección del programa le habían planteado una única pregunta para comentar, que era su opinión sobre la investigación de los periodistas. Precisamente, como la enfocaron a ella por haber sido «afectada» por las filtraciones, según ellos, Talegón volvió a recordarles lo que dijo el día 7 de noviembre y que el mismo programa había publicado: tras las aclaraciones pertinentes, el tema quedaba zanjado por parte de la colaboradora y no hablaría más del asunto.

Desde la dirección del programa, por escrito, manifestaron entender su postura y estar de acuerdo. Y le pidieron que locutara lo mismo que la analista había expresado a través de sus redes sociales sobre la noticia de los periodistas investigados. Llegaron a ese acuerdo. Y Talegón, por su parte, solicitó que, en caso de que fueran a editar de alguna manera sus palabras, que le hicieran llegar el audio final para mostrar su conformidad antes de publicarlo.

Pues bien: normalmente el programa se emite en directo. Normalmente salvo los jueves. Y precisamente el pasado jueves el programa se grabó durante la mañana.

Contactan con Talegón a primera hora y ella, que esa semana no colaboraba con ellos como analista, les explicó que tenía la mañana completa y no podría atenderles. Y que, además, su posición al respecto del asunto en cuestión estaba publicada en redes (les envió el tweet), y sobre la cuestión de su nombre en el sumario ya había recordó que ya había dejado claro que además de las declaraciones que hizo, no había novedades y no iba a hablar más de ese asunto. Esta conversación se produce por escrito a las ocho de la mañana.

Talegón explica en su comunicado que a las diez de la mañana, una hora y media antes de que comience la grabación del programa, hace llegar el audio respondiendo a la pregunta que le habían hecho: analizar la noticia de los periodistas imputados por la filtración del sumario secreto de los CDR.

Desde el programa le indican que le harán llegar el resultado final una vez editado. Sin embargo, a pesar de que la colaboradora lo solicita para verlo antes de que se emita, esto no sucede, puesto que el programa se graba de 11.30 a 13.45. Talegón recibe el video una vez que ya se ha publicado en la grabación del programa, a las 13.40.

Beatriz no dió mayor importancia a lo sucedido, según nos comenta, ya que a veces «los tiempos nos hacen ir deprisa a todos», «no me podía imaginar que en realidad pudiera haber algún tipo de intencionalidad en todo esto».

Lo que sucedió al emitir el programa fue lo que ha llevado a la analista a exigir al programa que aclare lo sucedido y que rectifique, puesto que los comentarios que se realizaron contra ella son de suma gravedad. Por ejemplo dar a entender que Beatriz no quería dar la cara, cuando en realidad mientras se grababa el programa estaba continuamente en contacto con sus compañeros para hacer el comentario que le habían solicitado.

Aunque señala que espera que se trate de un malentendido, hace alusión a hechos que no responden a un error, como por ejemplo que desde el programa se rotulase anunciando que la colaboradora intervendría en directo como afectada por las filtraciones, cosa que, cuando se estaba rotulando desde el programa ya se sabía que no era cierto. Porque habían acordado precisamente publicar un audio, y porque precisamente estaban en contacto con la colaboradora en todo momento.

La colaboradora ha emitido un comunicado que se adjunta a continuación, a través del cual explica con todo detalle lo sucedido, exigiendo el respeto que como trabajadora y colaboradora del programa merece y la rectificación correspondiente ante las insinuaciones y comentarios hechos contra ella.

Para leer el comunicado completo pulse a continuación: Comunicado Beatriz Talegón Todo Es Mentira

Para verlo en video:

 

2 Comentarios

  1. ¿De verdad le puede sorprender a alguien que el tipo este mienta y manipule? Este tipo es propiedad de la defraudadora de la lista Falciani, si la madame le ordena que salte él salta esperado su caricia en el lomo. Por no entrar en su educación y sus modales chulescos y faltones, menos mal que es muy alto, fuerte, guapo y bien peinado, porque de lo contrario no tendría nada. En cualquier otra época personajes como este serían, o un cero a la izquierda o un difunto tras haber recibido la respuesta de un agraviado por sus maneras.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre