viernes, 27enero, 2023
15.5 C
Seville

Bea Talegón, ¿mayores o influencers? Catalunya.

Joan Manzano
Joan Manzano
Ejecutivo en multinacionales y consultor en España y Sudamérica en Desarrollo Organizacional, Planificación Estratégica, Marketing Estratégico, Comercial, Ventas. Desarrollo Directivo.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

19.1. Cumbre España/Francia en Barcelona.

Mañana gélida. El viento acentúa la sensación de frío. Avda. María Cristina, llena de personas con banderas independentistas. En Noche Vieja calculan 30.000 personas. Ese día, igualmente ocupada, el Ayuntamiento calcula 6.500. ¡Curioso! ¿Quiénes son? Las fotografías muestran a miles de personas básicamente “mayores”. Muchas, sugieren más de 60 años. Abuelos y abuelas que “silban, protestan, denuncian”, el encuentro que, hiperdistanciados e hiperprotegidos, celebran Macron y Sánchez. Mayores que han puesto en riesgo su salud, ¡pero están ahí!, pensando en sus hijos, sus nietos, para quienes quieren una Catalunya próspera, libre, democrática de verdad.

“Mayores” que lucharon contra la dictadura de Franco, que defendieron las urnas el 1.0, que hoy siguen luchando por una Catalunya que desean independiente y libre del actual expolio, colonización, maltrato, menosprecio, por parte de España. Así lo viven, sienten. Y “reaccionan”, con y por dignidad democrática, por la que creen, luchan, arriesgan, en una muy fría mañana de enero. Se llama “coherencia”.

En Barcelona. Una calle importante. En un banco, en silencio, dos parejas de personas mayores. Miradas perdidas. Nadie las mira.  En Montjuic, 30.000 mil personas, casi todas “mayores”, protestando por una situación que perjudica a “todos” quienes viven, trabajan, tributan, en Catalunya. Me pregunto: ¿cuánta sabiduría, experiencia, debe tener cada una de esas personas? ¿Cuánta coherencia, dignidad, en esos “mayores” que desafían el frío en Montjuic? ¿Cuántos “pasan” sin mirarlas como merecen…?

¿Qué significa marginar a los mayores, en un banco o en una manifestación pacífica? ¿Cuánto ganaríamos recogiendo lo mucho que han acumulado, ¡acumulan!, en sus vidas personales, familiares, sociales, profesionales, testimonio social, político…?

Bea Talegón

Conocida periodista. Altamente comprometida con la dinámica sociopolítica de España, del mundo. Sigo su interesante programa “El repaso”. Es auténtico periodismo independiente. Se estará de acuerdo o no con sus planteamientos, pero es difícil cuestionar su autenticidad, sinceridad, como periodista. 13 de enero 2023. Sale del guión.  Habla de “los mayores, la soledad”. La persona, la “esencia”, supera a la periodista, “circunstancia”.  Pide atender a tantos “mayores” que están solos. Se identifica tanto que, espontáneamente, se emociona. Mientras se seca las lágrimas exhorta a que se les acompañe, ¡se les quiera!, como merecen. ¡Qué formidable ejemplo de empatía, sensibilidad social, sintonía con un problema que afecta a miles, cientos de miles, de “mayores”!

La soledad.  

El “mal” que afecta a más personas en el mundo. ¿Hay que reaccionar por generosidad? Sí. ¿Sólo? No. También, por egoísmo. Los mayores ¡son libros vivos! Pienso en esos “mayores manifestantes” que demuestran que el “proceso independentista” sigue vivo. Sánchez lo sabe, aunque diga lo contrario. El 1.0 más de 2.000.000 de votantes. Los 30.000 mayores en Montjuic, se enfrentaron al frío. Los más de 2.000.000 el 1.0, también muchos “mayores”, se enfrentaron a las fuerzas policiales españolas que les aporrearon, literalmente, para evitar lo más democrático que existe: ¡un referéndum pacífico!

¿Dejará la sociedad catalana “solos” a esos “mayores” que tan claros ejemplos de dignidad democrática, coherencia, han dado, dan, cada vez que tienen la oportunidad? Lo hacen por sus hijos, por sus nietos. ¿Dejarán estos solos a sus padres, a sus abuelos, en su lucha por mejorar sustancialmente el nivel de vida, democracia, servicios sociales, libertad, identidad…?

Los partidos dependentistas, las grandes patronales, sindicatos, colegios profesionales, etc., en Catalunya lo hacen. ¿A quién representan, defienden, realmente estos Estamentos?

Influencers. En paralelo, un fenómeno creciente. Jóvenes con miles, cientos de miles, de seguidores con una fe casi ciega. ¿Qué formación tienen, qué experiencias enriquecedoras, qué mejor futuro aportan a sus fans? Han sabido situarse gracias a su creatividad, imagen, mensaje, que llega a muchos jóvenes.   Curioso. Miles de “mayores” con gran experiencia, formación, luchando, casi solos por “todos” los jóvenes de Catalunya. Influencers jóvenes, sin formación ni experiencia, que no luchan por nadie, muy acompañados. ¿Lógico?

Ahí están esos “mayores” con gran compromiso social, político, familiar, todavía orientados al futuro, con muchísima experiencia, conocimientos, amplias visiones para aportar. “Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena”.  (Ingmar Bergman) ¡Bea Talegón, da un consejo de aplicación universal!  

Sánchez equipara a “esos mayores” manifestantes en Barcelona con la extrema derecha en Madrid. Dice que el PSOE es la “convivencia”. ¿Voluntaria… o forzosa, dependiente, expoliadora, menospreciadora, antidemocrática, catalanofóbica…? Illa dice: “amenazar demuestra incompetencia”. Pues…, ¡ahí están las hemerotecas y las amenazas a Catalunya como intente volver a votar pacíficamente en referéndum!

En Catalunya, ¿A quién apoyar, acompañar? ¿A los mayores que tanto aportan, se comprometen, en bien de todos… o a partidos, patronales, sindicatos, influencers, votantes, que no aportan ni se comprometen en nada… o castigan mucho?

Desde la “dignidad democrática”, ¿qué es lo coherente, ¡lo mejor!, para quienes viven, trabajan, tributan, en Catalunya? “Reaccionar… o someterse?

¿Qué hacer…?

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. En la manifestación constitucionalistas de Madrid también había abuelitos y abuelitas Entre ellos un abuelito con más dignidad que esos 6.500 fanáticos se llama Fernando Savater. Consulte la Wikipedia si no sabe quien es.

    En los barrios trabajadores de Hospitalet, Badalona etc. viven decenas de miles de viejecitos muchos más pobres que los que se manifestaban, cuyos nietos no tienen siquiera derecho ser escolarizados en su lengua porque el régimen supremacista que esos viejecitos defienden se lo han prohibido.

    Es un atentado a la democracia la existencia de un régimen etnocrático (vuelva a consultar la Wikipedia) como el que los supremacistas tienen montado en Cataluña.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído