miércoles, 30noviembre, 2022
15.9 C
Seville

Bartomeu le gana el pulso a Messi

El jugador argentino confirma que seguirá en el Barça durante la temporada 2020-2021 tras haber solicitado formalmente su marcha del club.

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Es increíble la de vueltas que puede dar la vida en tan poco tiempo. Tan solo diez después de que Messi (o mejor dicho, su equipo de abogados) enviara a Bartomeu el burofax más famoso de la historia, en el que expresaba rotundamente su intención de abandonar el FC Barcelona. El guión de esta historia  ha dado un nuevo y definitivo giro.

Leo Messi seguirá vistiendo la camiseta del Barça durante la temporada 2020-2021, tal y como él mismo ha anunciado en una entrevista concedida a Goal.com. El argentino opta por esta vía por la posible judicialización del caso: “Jamás iría a juicio contra el club de mi vida”. Acabar de esta manera dañaría profundamente la imagen de los implicados, especialmente la del delantero culé, dado que legalmente parecía tener todas las de perder. Más aún tras ver la firmeza de la La Liga al insistir en que Messi solo podría abandonar el equipo catalán previo abono de la cláusula liberatoria de 700 millones de euros.

El problema residía, en la posible libertad o no de Leo para salir del club. Según el propio Messi, tanto él, como su entorno pensaban que podían abandonar el Barça (gratis) si lo comunicaban antes del 10 de Junio. Esa comunicación no llegó hasta días después de que el Barça fuera humillado por el Bayern Munich. El seis veces ganador del balón de oro se aferra a que este hecho no se produjo porque en dicha fecha el Barça estaba en plena disputa del campeonato liguero.

Desde el minuto uno Bartomeu supo que tenía la sartén por el mango. Por eso jamás se abrió a negociar con ningún equipo, y por eso siempre se mantuvo en silencio. Después de varios batacazos en el campo, y una más que cuestionable gestión económica y administrativa del club, el presidente blaugrana no podía permitirse pasar a la historia como el presidente que dejó marchar al mejor jugador que ha pisado el Camp Nou. Siempre nos quedaremos con la duda de saber qué hubiera ocurrido si Messi se hubiese marchado a otro equipo, a cambio de un par de jugadores de nivel, más una importante suma de dinero. El “10” abandonará el Barcelona la próxima temporada, con una despedida ajustada a lo merecido. Pero lo hará sin dejar un euro en las cuentas culés.

Tal y como se podía deducir por sus movimientos tras la eliminación en Champions, la idea de Messi de dejar Barcelona no fue un mero arrebato: “No vino a causa del resultado de Champions ante el Bayern, la decisión llevaba pensándola mucho tiempo”. La cuestión ahora, es cuán cómodo se va a sentir el rosarino vistiendo la camiseta del Barça. Messi no confiaba en el plan deportivo del club. Ni en el de años atrás, ni en el de ahora, ni en el del futuro. Sus palabras no pueden ser más contundentes: “Quería un proyecto ganador. Y la verdad que hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas”. No habrá problema en reconciliar al argentino con la afición blaugrana. Lo que resulta complicado es imaginar a Messi ilusionado con mostrar su mejor fútbol este año e involucrado en el proyecto Koeman. Aunque el propio jugador ha reiterado su intención de “dar el máximo y ser competitivo”.

Finalmente, el presidente del FC Barcelona ha ganado el pulso. La Liga está de enhorabuena por poder disfrutar del mejor jugador del mundo un año más. Veremos eso sí, en qué condiciones, y sobre todo, si el Barça puede formar un proyecto capaz de competir por todos los títulos. Algo que, de momento, tanto Messi, como el aficionado culé ponen en una más que comprensible cuarentena.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído