Cuatro barcos de la Armada Británica se encuentran preparados para proteger las aguas del país de los pescadores franceses en el caso de que Reino Unido y la UE no alcancen un acuerdo en materia de pesca. Son las consecuencias del Brexit duro que prepara el Gobierno de Boris Johnson. El delirio trumpista del inquilino de Downing Street está llegando demasiado lejos, hasta el punto de que Europa corre serio peligro de involucionar y retornar a las viejas guerras del pasado. Las nefastas ideologías ultraconservadoras son fuente de conflicto de todo tipo y ahora se está comprobando lo necesaria que es una estructura como la UE que dé cohesión al viejo continente, superando las rencillas nacionales y traumas de la historia.

El Gobierno de Reino Unido se prepara para un escenario de no acuerdo, aunque las negociaciones continúan a altas horas de la noche a la espera de que el primer ministro Boris Johnson hable este domingo con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, informa Europa Press.

Fuentes gubernamentales británicas han tildado de «inaceptable» la última oferta europea, según la cadena de televisión Sky News, que también ha asegurado que el Ejecutivo de las islas ha rechazado una oferta europea de mantener el acceso marítimo común inalterado por otro periodo de 12 meses mientras finalizan las negociaciones.

En anticipación de este no acuerdo, el Gobierno británico ha publicado algunas líneas generales del plan que llevarán a cabo para mitigar el impacto en el día a día de sus habitantes y la actividad económica.

Londres habilitará más de 20 líneas de teléfono para asistir a las empresas británicas sobre la nueva regulación y prevé contratar más de mil funcionarios fronterizos antes de marzo.

Asimismo, el Ejecutivo ha asegurado que tiene un plan para que no se produzcan largos atascos en la frontera entre Francia y Reino Unido por la que día a día pasan miles de camiones.

El exministro de Defensa entre 2017 y 2019 y diputado conservador (mismo partido que Johnson), Tobias Ellwood, ha rechazado esta medida asegurando que «los enemigos de Reino Unido se reirán de nosotros», ya que Francia y Reino Unido continuarán siendo aliados independientemente de la pertenencia o no a la Unión Europea del segundo.

Ellwood ha pedido al Gobierno «volver a la mesa» y «centrarse en lo que es importante» en declaraciones a Sky.

La pesca es uno de los terrenos en los que el acuerdo ha sido más complicado aunque los jefes negociadores siguen tratándolo en Bruselas. El periodo de transición acordado para permitir negociar un acuerdo de futuro antes de la desconexión definitiva expira el próximo 31 de diciembre. Sin embargo, cualquier pacto alcanzado necesita semanas para ratificarse por completo, ya que debe ser traducido a las distintas lenguas de la UE y ser ratificado al menos por el Parlamento Europeo.


Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Lo que me interesa como socialista de verdad es que denuncies las tremendas injusticias internacionales. Mucho criticar al "pobre" JCII, y mucho "laissez-faire, laissez passer" con la MONARQUÍA ABSOLUTISTA de Trump y los EE. UU.— rod ruival (@ruival2) December 13, 2020

  2. Trump, Johnson, FMI, BCE, etc. Están diseñados para hacer a los demás, lo q no harían para ellos
    Magnifico año 2020….solo nos queda nohacer nada, tomar calmantes y meternos bajo eel edredon

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre