El extesorero del PP Luis Bárcenas quiso ayer acogerse a su derecho a no declarar en la comisión ‘Kitchen’ del Congreso de los Diputados, para no perjudicar la investigación que se sigue en la Audiencia Nacional, pero le pudo más su deseo de señalar al expresidente Rajoy, al que acusó de ser el inductor del dispositivo parapolicial que puso en marcha el Ministerio del Interior para quitarle lo que pudiera guardar perjudicial para el partido.

Bárcenas mantuvo que “había sido el PP de Rajoy y no el de Casado o de José María Aznar, (al que nunca pagó sobresueldos, por lo que no figura en la documentación extracontable), el que que redactó durante años las entradas y salidas de dinero negro en el PP.

Y por ello el tesorero “supone que conocía el sistema de financiación”, y unos segundos después afirmó que cuando él fue tesorero “así ocurría con el presidente y el secretario general del partido”.

Bárcenas explicó que situar “a Rajoy al frente de la ‘Kitchen’ era una especulación, pero que “tenía clarísimo que el secretario de Estado de Interior no puede tener un interés personal en organizar un dispositivo de estas características sin contar con el respaldo de un superior jerárquico”, en referencia al exministro Jorge Fernández Díaz.

“Vamos, que no tengo ninguna duda”, dijo para a continuación retomar “las suposiciones y que, “según la estructura del PP, el superior jerárquico de un ministro era Rajoy”. A la pregunta de si el expresidente del Gobierno fue quien pidió al ministro el robo de documentos, respondió: “Es una suposición, pero así lo creo”.

Durante el turno del diputado de Ciudadanos, Edmundo Bal, Bárcenas le admitió que “en relación con la ‘operación Kitchen’ podía haber una tercera persona, entre Rajoy y la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal, pero rehusó dar nombres”.

Los papeles del PP

Explicó que “la grabación que él mismo hizo a Rajoy”, cuando le llevó las hojas de la contabilidad b, que el expresidente destruyó, y la de su antecesor en la tesorería del partido, Álvaro Lapuerta, “le fueron robadas del estudio de su esposa, Rosalía Iglesias, por el excomisario Enrique García Castaño”, como él mismo ha reconocido ante el juez Manuel García-Castellón.

Al portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, le aseguró que “la contabilidad que reflejó en sus ‘papeles’ excedían su capacidad, porque representan el sistema ilegal de financiación del PP”.

A Gabriel Rufián, de ERC, le señaló que “debieran ser los papeles del PP, no de Bárcenas”. Se cansó de repetir que le habían citado por la ‘Kitchen’, no por la ‘Gürtel’ o la caja b.

Próximas declaraciones

No quiso responder sobre los empresarios donantes del PP y se remitió al fallecido Álvaro Lapuerta como quien le dijo que había sido Francisco Álvarez-Cascos el creador del sistema de financiación ilegal que reflejó en sus papeles.

A preguntas del diputado del PSOE Felipe Sicilia de qué documentación tuvo en su poder su chófer, Sergio Ríos, el extesorero auguró que “este se negaría a responder, en su caso, por estar imputado en la ‘operación Kitchen’”.

Bárcenas llegó a negar a Bal que no creía que hubiera un pacto entre el PP y Vox por el que el primero no preguntaba y la diputada del partido ultraderechista se mostró tan destructiva. El extesorero aseguró que el padre del líder del partido de la ultraderecha fue muy amigo suyo.

Otras declaraciones

Tras Bárcenas compareció Miguel Bayo, “el hombre del maletín”, porque se encargaba de recoger dinero de los fondos reservados en el Ministerio del Interior y llevarlo a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía. Su interrogatorio, en un tono muy bronco, prácticamente consistió en que el policía se remitió a que ese dinero era materia clasificada y no podía responder a pregunta alguna, lo que hizo que el diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago pidiera que se le denunciara ante la presidencia del Congreso por su falta de colaboración.

También está prevista la comparecencia de los comisarios de la Policía Felipe Eduardo Lacasa Córdoba y José Antonio Rodríguez González. El próximo 25 de marzo será el turno del coronel de la Guardia Civil y exdirector del Gabinete de Coordinación y Estudios del Ministerio del Interior Diego Pérez de los Cobos y de Manuel Morocho, inspector jefe de la Policía Nacional y responsable de la investigación sobre la trama de corrupción Gürtel en el PP.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre