miércoles, 29junio, 2022
32.7 C
Seville

Baños Pleamar: Marchando una de nostalgia

Alejandro Jiménez Cid
Músico y ensayista
- Publicidad -

análisis

Abengoa y los intereses ocultos de la Moncloa

Pedro Sánchez es un hombre que no olvida y que se cobra facturas. Da igual que sea a una persona, a una entidad o...

El Repaso del martes 28 de junio

Cada día te ofrecemos un Repaso de la actualidad, tanto de las principales portadas nacionales como internacionales. Puedes escucharlo pulsando aquí Puedes verlo en...

El Repaso del lunes 27 de junio

En El Repaso analizamos las principales portadas de los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales. En una hora, con El Repaso, tendrás una...

La Corte Penal Internacional corre serio riesgo de caer en la inoperancia por la pasividad de Estados Unidos

Estados Unidos debería reafirmar su apoyo a la justicia para las víctimas de graves crímenes internacionales en todo el mundo, señaló Human Rights Watch...
- Publicidad -
- Publicidad-

Hay películas que se recuerdan por su última frase: ese “Presiento que este es el comienzo de una hermosa amistad” de Casablanca, o aquel lapidario “Nadie es perfecto” de Con faldas y a lo loco. Uno de mis comics favoritos, la ya clásica saga de Le Tendre y Loisel En busca del pájaro del tiempo, termina con la solución al enigma que Fol, el bufón oracular, había planteado páginas atrás a los protagonistas: ¿cuál es la única pasión humana capaz de liberar el alma y darle sosiego hasta la hora de la muerte? Hay alguna respuesta falsa (la nieta del protagonista, tan cándida ella, dice que es el amor), y solo descubrimos la verdadera al llegar a la última viñeta: “Este mal es único, hermano, y solo los humanos lo sufren: se llama… nostalgia”. En efecto, la dichosa nostalgia es una de nuestras emociones más poderosas, con todo lo que tiene de autocomplaciente, lacrimógeno y narcótico. Podemos dejarnos inundar por ella, volvernos insensibles a los pinchazos del presente y ahogarnos dulcemente en el pasado. La nostalgia, en fin, es el motor de esta novela gráfica que hoy tengo entre manos, Baños Pleamar de Isaac Sánchez.

Baños Pleamar no es memorable por su última frase, sino por la primera, que es una advertencia al lector: “Esta historia no está basada en hechos reales. Todo lo contrario, son recuerdos”. Y así es. El autor dedica sus páginas a rememorar episodios de su infancia, al calor del humilde negocio familiar que regentaban sus padres: un merendero a la vera del mar en la playa de Badalona, a principios de los noventa. Desde su mente infantil, el pequeño protagonista procesa la realidad social de su clientela lumpen, los estreses de la cocina y, sobre todo, los dramas familiares, “cosas de mayores” cuyo sentido le escapa y deberá ir desentrañando según crezca y los revisite en la memoria, ya metamorfoseados en recuerdos. Con más de Cuéntame que de Cinema Paradiso, el autor recrea aquellos años con pinceladas de cultura popular que buscan arrancar la sonrisa cómplice al lector de su quinta: las canciones de Whitney Houston, los VHS de Schwarzenegger, Les Tortugues Ninja en TV3 o el anuncio de Ferrero Rocher, que aparece reproducido tal cual en viñetas (el spot de Centella en Verónica, de Paco Plaza, demostró el potencial de este tipo de recursos, en su caso para usar la nostalgia como antesala del terror). El cómic se explaya recreando la jerga de la época: nasti de plasti, efectiviwonder, dabuten, de qué vas biterkás. E incluso juega con varios planos de nostalgia, al retrotraernos a la juventud de su padre en las que son las páginas más brillantes de Baños Pleamar: para recrear los años del franquismo, Isaac Sánchez hace un virtuoso ejercicio de estilo y adopta la línea, los colores, las rotulaciones y hasta el ritmo de los tebeos del Tío Vivo o del Jaimito.

El autor es absolutamente honesto al denegar la veracidad de lo que cuenta. Narrar nuestro propio pasado es hacer un ejercicio de autoficción, convertir recuerdos en historias (que no son realidad sino artificio) y a personas reales en personajes. La alquimia que transmuta a nuestros seres amados en criaturas de ficción es un proceso complejo y no exento de riesgo; personas excepcionales pueden devenir personajes mediocres. Es todo un reto trasladar los perfiles caracterológicos de personas cercanas (en este caso, la familia del autor), con todas sus contradicciones, sus luces y sus sombras, a los párrafos de una novela o a las viñetas de un cómic. Isaac Sánchez es consciente de la complejidad de esta tarea, y no en vano lleva diciendo, desde antes de empezar a dibujarla, que esta es la obra más ambiciosa de su carrera. Por eso ni puedo ni pretendo juzgar a la verdadera familia del autor, sino a los personajes que aparecen en esta obra, que son proyecciones de sus recuerdos y de la manera en que este reconstruye su pasado. Y, a la vista de todo ello, a mí me da que esta obra tiene mucho de terapia.

Baños Pleamar es un emotivo homenaje del autor a la figura de su padre, grande en todos los sentidos: un héroe charnego en camiseta de tirantes. Aparece como una personalidad expansiva, admirable sin límites, como una auténtica fuerza de la naturaleza. Es una persona vista a través de la subjetividad de un hijo que adora a su papá. E igual que el cómic es un tributo a corazón abierto al padre, es también un ajuste de cuentas con la madre, a la que retrata despiadadamente como la responsable de arruinar todos los sueños de su marido, desde su carrera como cantante al propio negocio del merendero,mientras dilapidaba las rentas familiares en su malsana adicción a los tarotistas telefónicos. El punto de vista del autor es rabiosamente subjetivo, como se demuestra en el retrato amable que hace de sus hermanas mayores, chavalas angelicales que intentan ser separadas del núcleo familiar por sus abyectos novios, representados en el cómic bajo la forma de vampiros (como guiño al Drácula de Coppola, que a la sazón se estrenó por aquel entonces, y también como metáfora de la adicción a las drogas).

Poderosa es la nostalgia, sí. Y grande es el esfuerzo de Isaac Sánchez en volcar sin flitros sus recuerdos en esta novela gráfica. En su tramo final, las fotografías se mezclan con los dibujos, conformando un collage que busca fundir memorias y ficción en una sola realidad (o metarrealidad) autobiográfica. Sin embargo, la búsqueda de intensidad emocional acaba lastrando la narrativa, cuyos textos en ocasiones descarrilan de lo poético para acercarse peligrosamente a lo pedante. Mientras se mantiene en el registro costumbrista, funciona de maravilla (“Teniendo delante una titi como esa hay que tirarse el moco”), pero cuando intenta ponerse lírico corre peor fortuna (“¿Percibes el siseo de la brisa marina improvisando con las gaviotas?”). Al leer Baños Pleamar, se puede sentir al autor poniendo toda la carne en el asador, explotando todos sus recursos gráficos y narrativos para estar a la altura de sus recuerdos. Por momentos lo borda, otras veces queda demasiado forzado. Pero, en todo caso, se agradece la honestidad y el compromiso, la voluntad de desnudar el alma ante el lector.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Desmontando las falacias mediáticas de Gil y Cerezo

Tras arreciar las críticas de algunos medios y la afición por el desfase presupuestario de 40 millones que impedirán al Atlético de Madrid fichar...

Stoltenberg asegura que la OTAN ya conocía las intenciones de Rusia sobre Ucrania desde 2014

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha anunciado este miércoles, el llamado Concepto Estratégico de Madrid. Se trata del documentos consensuado por...

A Unidas Podemos no le gusta el pacto para ampliar la presencia militar de EE UU en España

Al socio del Gobierno de coalición, Unidas Podemos no le gusta el pacto alcanzado ayer entre los presidentes Pedro Sánchez y Joe Biden para ampliar...

Por primera vez las brazadas contra la fibrosis quística serán en Mallorca

Tras 21 años organizando la Vuelta a Formentera nadando contra la Fibrosis Quística, el viernes 1 de Julio a las 10,30 horas se dará la...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Popular: el Santander podría provocar un cerco más estrecho contra Emilio Saracho y la JUR

El cerco sobre la responsabilidad de Emilio Saracho y de la Junta Única de Resolución se podría estrechar aún más por un movimiento de...

Banco Popular: las coacciones, amenazas y engaños que no quiere investigar la Audiencia Nacional

a frase de Saracho «o se declara la inviabilidad o ateneos a las consecuencias» resonó en varias ocasiones en las paredes de la Audiencia

Banco Popular: el acta de la inviabilidad infringió el Código del Registro Mercantil, pero la Audiencia Nacional no lo investigará

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ratificó la decisión del juez Calama de no investigar determinados hechos sucedidos en la reunión...

Más de la mitad de los padres han decidido no poner la pauta completa a sus hijos de la vacuna contra el Covid-19 en...

Los menores que han recibido la pauta completa de la vacuna contra el COVID-19 no llega al 50%.  Desde el Comité Asesor de Vacunas han...

Jeffrey Sachs responsable de la comisión COVID-19 en The Lancet: «Estoy bastante convencido de que el virus salió de un laboratorio de EEUU»

Jeffrey Sachs es profesor de Economía en la Universidad de Columbiaa, en EEUU, de reconocido prestigio a nivel internacional. Es director del Centro para...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Desmontando las falacias mediáticas de Gil y Cerezo

Tras arreciar las críticas de algunos medios y la afición por el desfase presupuestario de 40 millones que impedirán al Atlético de Madrid fichar...

Stoltenberg asegura que la OTAN ya conocía las intenciones de Rusia sobre Ucrania desde 2014

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha anunciado este miércoles, el llamado Concepto Estratégico de Madrid. Se trata del documentos consensuado por...

A Unidas Podemos no le gusta el pacto para ampliar la presencia militar de EE UU en España

Al socio del Gobierno de coalición, Unidas Podemos no le gusta el pacto alcanzado ayer entre los presidentes Pedro Sánchez y Joe Biden para ampliar...

Por primera vez las brazadas contra la fibrosis quística serán en Mallorca

Tras 21 años organizando la Vuelta a Formentera nadando contra la Fibrosis Quística, el viernes 1 de Julio a las 10,30 horas se dará la...