Bankia nació como consecuencia del dislate (corrupción incluida) que habían generado tantas cajas de ahorros con carácter provincial e insular, con políticos de todos los signos que para beneficio propio las manipulaban y mangoneaban. 

Cuando se produjo la crisis que les afectaba en su liquidez, mala gestión y sobre todo debido a tanta y gran corrupción que sus dirigentes practicaban, como con las celebres tarjetas black que se las repartían entre ellos, haciendo uso fraudulento de las mismas.

Eso produjo un gran escándalo, provocando ser todas disueltas y produciéndose la constitución de Bankia, pasando a ocupar la presidencia de esta nueva corporación bancaria Rodrigo Rato, quien al habérsele detectado fraudes cuando estaba al frente de la antigua Caja Madrid, junto a otras 63 personas fue juzgado y en su caso le fue impuesta por el Tribunal Supremo, una pena firme el 3 de octubre de 2018 de 4 años y 6 meses. Para su cumplimiento ingresó en la cárcel de Soto del Real el 25 de ese mismo mes y año. 

Estamos siendo extorsionados por la banca privada y nos hace falta disponer de un banco del Estado. La oportunidad para lograrlo puede desvanecerse si se lleva a efecto la referida fusión entre Caixa Bank y Bankia. 

En la operación de rescate de las antiguas cajas de ahorro y constitución de Bankia, tuvimos que pagar 24.000 millones de euros. Al principio se nos dijo que no iba a costarnos nada y después al invertir el Estado todo ese dinero, ya los argumentos que nos daban es que se recuperaría todo lo invertido, pero lo cierto, es que al día de la fecha, la recuperación ha sido de tan sólo 3.500 millones de euros.

Hasta ahora el Estado que somos todos, tenia una amplia participación mayoritaria en Bankia del 60%, lo que posibilitaba perfectamente su nacionalización y conversión en banco del Estado. Pero ahora, con esta fusión nos quedaremos solo en el 14%, o sea, que prácticamente no vamos a contar para nada, pero si indirectamente estaremos contribuyendo en la  subida de dividendos de los accionistas, directores y altos cargos ejecutivos que se suelen poner grandes sueldos y repartir entre ellos cantidades de dinero desorbitadas.

Habría que hacer un seguimiento y comprobar si efectivamente con esta operación de fusión entre estas dos entidades bancarias, nos devuelven íntegramente el dinero que empleamos tanto en el saneamiento y disolución de las antiguas cajas de ahorros, como en la creación de Bankia.

Es de esperar que eso se lleve a efecto. Pero mucho más importante sería, quitarnos de encima el yugo de las entidades bancarias privadas que, tanto nos extorsionan y podamos contar a través de Bankia, con el banco del Estado que deseamos y necesitamos.

Sino se hace así y se pierde esta gran oportunidad, es de esperar que el gobierno no se siga autocalificando y arrogando ser de izquierda y progresista. Para ser merecedores de esa denominación tendría que ser mediante ejemplos concretos, hechos y demostraciones que en ese sentido les acredite.

Si tuvimos servicios esenciales nacionalizados como el energético, ¿por qué no lo renacionalizamos?, ¿Como podemos seguir sin derogar la injusta ley laboral que aprovechan muchos empresarios para extorsionar a sus trabajadores y dejar el aumento del SMI (salario mínimo interprofesional) prácticamente sin valor?. Lo mismo que la ley mordaza y en la educación la llamada Wert en “honor” al nefasto ministro del PP que la impuso y tiene ese apellido. 

¿Por qué aprovechando lo que ha salido a relucir con la mas que presunta corrupción del rey emérito, no saca a la opinión publica como varias veces se comprometió Pedro Sánchez la lista de grandes defraudadores?. 

El Pueblo Español está necesitado de creer en algo y de verdad, poder confiar en alguien. Si este gobierno fuera consciente y tuviera la suficiente sensibilidad, tomaría las medidas oportunas para revertir esas nefastas leyes e informar sobre la indeseable conducta de los potenciales defraudadores, sea quienes sean y esto les daría mucha más y necesaria credibilidad.

De no hacerlo así, seguirán sembrando desencantos y frustraciones y poniéndoselo cada vez más fácil, a las reaccionaras organizaciones políticas de derecha extrema y extrema derecha. 

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorTraiciones con sonrisa
Artículo siguienteEl mercado online de ropa de mujer sigue creciendo
Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976. Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972. Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido). Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero). Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT. Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989. Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE. Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria. Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987. Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte). Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).

4 Comentarios

  1. Este artículo tiene varios errores:

    a) Con cargo al denominado «Rescate Bancario», Bankia no recibió 24.000 millones sino únicamente 10.600. El resto, le correspondió al Banco Financiero y de Ahorro que es otra entidad distinta.
    b) El dinero no lo puso el Estado español sino que vino del MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), quien se lo entregó a FROB a título de préstamo (al 1% de interés anual) y éste al BFA (también a título de préstamo, pero al 8% anual) y a su vez, éste último a Bankia quien, a cambio de esa su parte, le entregó acciones propias por ese mismo valor.
    c) Hasta ahora, Bankia no ha devuelto nada a nadie porque obviamente, nada tiene que devolver. Los 3.600 millones que se mencionan no son una devolución. Es el resultado de los dividendos que hasta ahora ha cobrado el BFA más el resultante de la venta (a terceros) de parte de las acciones que poseía de Bankia y que este último decidió vender.

  2. Lo que usted propone aquí es para perpetuar el mantra de «los pobres son más pobres y los ricos son más ricos».
    Nacionalizar empresas y menos bancos nunca fue buena idea. Fíjese que todos los países han quitado la banca pública o Nacional con tal de evitar desfalcos y robos de políticos y tratos de favor.
    Al final lo que hacen esas entidades públicas es crear un agujero en las finanzas públicas que son pagadas con el sudor del trabajador y la empresa. Mientras que en una empresa privada o los activos de una persona su valor los marca el mercado, y por tanto cuanto más rico sea el pobre más rico es el propietario de los activos, en la empresa pública los salarios y el valor de los servicios los pone el Estado, robando al pobre.
    No estoy para nada a favor de las bancas públicas nacionales ni de las nacionalizaciones de empresas. Con ello los trabajadores y empresas privadas seremos más pobres y los ricos del Estado más ricos

  3. Con mucho respeto a los comentarios exponer con relación al primero (Urelioso), que he sacado los datos de fuentes informativas de toda solvencia.

    En lo que respecta al segundo (AlexMonk), es evidente que su percepción, no se corresponde con la mía. Podría estar de acuerdo en lo que usted describe relacionado con las antiguas cajas de ahorros. Todo un desastre, pero que nos debería servir de ejemplo para nunca más volverlas a repetir. Yo abogo por un auténtico banco del Estado y esto, somos todos y todas y sería a través del Parlamento que nos representa y para que no ocurra lo que a usted (y a mi) con mucha sensatez le preocupa, su gestión debería encausarse y controlarse por ésta institución en la que se deposita la Soberanía Nacional. Esta es la única formula para quitarnos de encima tantos abusos y extorsiones, a los que estamos siendo sometidos/as por la banca privada.

  4. Lamento decir que las «fuentes informativas de toda solvencia» no son tales. Contra las pruebas no valen ni comentarios, ni opiniones, ni fuentes informativas. Y las pruebas son las siguientes:

    a) Respecto a que, con cargo al «rescate bancario», Bankia recibió únicamente 10.600 MM. y no 24.000, ver Hecho Relevante número 188074, de 23.05.2013, publicado oficialmente por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La cantidad exacta fue 10.620.708.757,89 €.
    b) En este mismo hecho relevante se demuestra que el dinero fue puesto como capital y que Bankia entregó acciones por ese mismo valor.
    c) Que el dinero vino de Europa, a título de préstamo y que, en consecuencia es a Europa a quien ha devolverse es cosa de dominio público del año 2012: El MEDE calificó a España para obtener hasta 100.000 millones el día 9 de junio de 2012. Para saber más detalles sobre lo que recibió el FROB, cómo lo distribuyó y las obligaciones que al FROB le compete, hay que analizar el Informe de dicha entidad de los años 2012 y en 2013.
    d) Que el BFA vendió a terceros (que no a Bankia), con beneficios, parte de las acciones de esta entidad, se demuestra al ver los Hechos Relevantes números 189.615, de 26.06.2013 y 193.187 de 26.09.2013.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre