El diccionario de la RAE define el oxímoron como una combinación, en una misma estructura sintáctica, de dos palabras o expresiones de significado opuesto que originan un nuevo sentido, y pone como ejemplo «un silencio atronador». En definitiva, es una composición en la que se complementa una palabra con otra de significado opuesto.

En la campaña de imagen en la que, desde que llegó a la presidencia del Santander, está inmersa Ana Patricia Botín de la mano de su director de comunicación Juan Manuel Cendoya y que llegó a su cénit con el publirreportaje de Jesús Calleja, están tratando de vender una imagen de la presidenta del Santander que no es la real. Por tanto, combinando lo que Ana Patricia Botín pretende vender y lo que realmente es se crea «el gran oxímoron». Veamos algunos ejemplos.

Meritocracia enchufista

En el publirreportaje de Jesús Calleja, Ana Patricia Botín presumió de meritocracia para ser la presidenta del Santander y de fomentar la misma en el banco. Nada más alejado de la realidad, ya que ella fue nombrada presidenta del Santander por ser hija de Emilio Botín y, además, el propio banco es un reducto de nepotismo.

Como algunos miembros del Santander reconocen a escondidas y el Financial Times (FT) publicó en septiembre de 2014, Ana Patricia Botín no accedió a la presidencia del banco por méritos, sino por cuestiones de sucesión dinástica. Su nombramiento fue puesto en duda por el diario económico británico manifestando que las dinastías familiares pertenecen a la historia de la banca europea, no a su futuro.

El prestigioso diario económico de la City londinense criticó la demasiado ambiciosa incursión de Ana Patricia Botín en la banca de inversión y la disminución de ganancias del Santander UK durante sus cuatro años de mandato.

Además, FT puso de manifiesto que Ana Patricia Botín no pasó el debido proceso de selección que debería pasar un presidente de una empresa cotizada en bolsa.

Algunos sonados fracasos de la presidenta del Santander son:

  • la compra del Peregrine Securities Singapore que acarreó unas pérdidas al Santander que se cifran entre 300 y 480 millones de euros;
  • la consultora de nuevas tecnologías Coverlink o Razona, en la que se produjo un enfrentamiento con los socios fundadores bilbaínos, y acabó adquirida por Indra (que acudió al rescate gracias a Javier Monzón);
  • Suala Capital Advisers, fondo de capital riesgo en el que tropezó tanto con la compra de la empresa Paconsa, empresa de transportes, que llevó al concurso de acreedores con un agujero de 185 millones de euros, como con Levantina, empresa líder en el sector de la explotación de piedra natural (mármol, granito, pizarra, etc.), que tuvo que ser rescatada para no presentar concurso de acreedores por BNP Paribas, que se la quedó de mano de Ramiro Mato García-Ansorena;
  • En los ocho años al frente de Banesto Ana Patricia Botín obtuvo un crecimiento de resultados de poco más de un paupérrimo 1% anual;
  • La defensa que realizó la actual presidenta del Santander de Bernard Madoff en un comité ejecutivo del banco sabiendo que existían varios informes de la propia entidad que denunciaban que era una estafa piramidal.

En cuanto al nepotismo del Santander, Diario16 publicó parte de la cohorte de enchufados en el Santander entre la que se puede destacar a: Rodrigo, el hijo de Rodrigo Echenique; Fernando, hijo de Ignacio Benjumea; Alfredo y Gonzalo, hijos de Alfredo Saenz; Keka, Blanca, Almudena, María y Álvaro, hijos de Ignacio Uclés; Isadora, Flavia y Álvaro, hijos de Isabel Tocino; Ricardo Gómez Acebo Calparsoro, marido de Paloma Botín; Luis, el hijo de Luis Pineda (presidente de Ausbanc); Gonzalo Garrigues, y un largo sin fin de apellidos ilustres enchufados en el Santander con cargo a los accionistas.

Feminismo sexista y clasista

Ana Patricia Botín presume también, en redes sociales y, por supuesto, en Planeta Calleja, de ser feminista. Sin embargo, la realidad demuestra que es sexista y clasista. Esto se pone de manifiesto en los ERE del Santander en los que los trabajadores que se han ido a la calle han sido, en gran parte, mujeres embarazadas, con hijos y con reducción de jornada. ¿Qué feminismo es ese que se nos pretende vender cuando se echa a la calle a madres trabajadoras con hijos que tienen reducción de jornada y sólo intentan conciliar su vida familiar con la profesional?

Como publicamos en su día también podemos recordar el informe de febrero de 2017 de la asociación Committee for Better Banks  que evidenciaba como el Santander utiliza prácticas discriminatorias que le convertían en el banco del noreste de Estados Unidos que más préstamos deniega a las mujeres y personas de color. Estas prácticas llevaron a la Ciudad de Providence a demandar al Santander y a que el Departamento de Justicia iniciase una investigación sobre estas prácticas discriminatorias. El informe pone el ejemplo de la ciudad de Philadelphia donde, en 2015, el Santander denegó el 32% de los préstamos a las mujeres lo que representaba un 21% de rechazo superior a los del resto de bancos.

Ecologismo contaminante

Ana Patricia Botín también alardeó de ecologista y activista del cambio climático delante de los icebergs de Groenlandía, pero ocultó que financia empresas generadoras de gases de efecto invernadero y humo negro que causan la lluvia ácida y el cambio climático, habiendo dedicado entre 2016 y 2018 más de 14.900 millones de dólares a financiación de empresas contaminantes, tal y como publicó Diario16.

Fiscalidad defraudadora

Ana Patricia Botín también presume de ser fiscalmente responsable y cumplidora y ha llegado a criticar a las tecnológicas por no pagar su parte «justa de impuestos».

Presumir de cumplidora fiscal parece una broma de mal gusto cuando ella, su familia y el Santander son investigados con reiteración por fraude fiscal, por ejemplo, en el caso de las cesiones de crédito, en la ocultación de 2.000 millones de euros en cuentas del HSBC en Suiza, como mostró la Lista Falciani. Lo mismo podemos decir del hecho de que está siendo investigado en Alemania por el fraude de los dividendos Cum-ex que es conocido como el mayor fraude fiscal de Europa o cuando Ignacio Benjumea (exsecretario general y del consejo) y su departamento de prevención del blanqueo de capitales está siendo también investigados por la Audiencia Nacional por blanqueo de capitales.

Diligencia fraudulenta

Podríamos finalizar con la preocupación de Ana Patricia Botín por el banco y sus clientes, lo que se contradice con el hecho de que el Santander permitiese la inversión de 3.000 millones de dólares de sus clientes en el fraude piramidal de Bernard Madoff, hombre al que Ana Patricia Botín visitó en dos ocasiones en sus oficinas del Lipstick Building y al que defendió en el Comité Ejecutivo del Santander.

Esa preocupación por sus clientes tampoco se compadece con el mayor escándalo bancario del Reino Unido conocido como PPI en el que se han tenido que provisionar 1.800 millones de libras para indemnizar a sus clientes, o la sanción del regulador británico por retrasar la entrega de 203 millones de euros de sus clientes fallecidos a sus herederos.

Todos estos oxímoron o contradicciones evidentes demuestran que Juan Manuel Cendoya tiene todavía una ardua labor para tratar de blanquear la imagen de Ana Patricia Botín y del Santander.

8 Comentarios

  1. Personaje repugnante. Le deseo lo peor. Por mucha campaña de imagen, es unpersonaje odiado y repulsivo

  2. Menudo ser inmundo esta presunta parricida estafadora y ladrona a 305000 accionistas del banco popular es con toda seguridad la bruja más odiada del mundo ella y en repugnante banco Santander que no es poco

  3. Despues de todo esto alguien puede dudar de la implicacion de santander en la operacion popular yo desde luego no

  4. la peor enfermedad degenerativa se apodere de esta cerda ladrona de los accionistas del popular y de su enfermiza compañia de guindos rajoy elsa konig etc. son absolutamente despreciables y ni el jabon mas desintoxicante podria limpiar la imagen de estos seres a mi poarecer nauseabundos

  5. Y eso que no os habéis atrevido a hablar del asunto más grave: sus vínculos con el narco y el asesinato de su padre, querella presentada por acusación popular en la Audiencia Nacional, y ante la que esta institución se declaró incompetente, derivándolo a un juzgado de zona, y además solicitando una fianza trampa multimillonaria para evitar el traslado. Venga, os animo a seguir haciendo periodismo de investigación del bueno, del de antes.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre