Los últimos movimientos bancarios en España, sobre todo la fusión entre CaixaBank con Bankia y la venta de la filial del BBVA en Estados Unidos, ha colocado al Santander en una situación en la que estaba obligado que mover ficha. Desde la entidad cántabra se ha insistido en que no entrará en el juego de fusiones porque ellos «juegan en otra liga». Sin embargo, Ana Patricia Botín no se puede quedar quieta porque el sector financiero vive siempre del presente, jamás del pasado y ejemplos de ello ya hay demasiados.

Por esta razón, la entidad cántabra inició el Proyecto ONE, en el que se unificarían las filiales para crear una gran entidad que presentara su candidatura a una gran fusión internacional, previsiblemente con el HSBC británico, tal y como informamos en Diario16.

No obstante, los movimientos del Santander podrían ir mucho más allá. Fuentes financieras consultadas por el diario digital Merca2, afirmaron que la intención del banco cántabro pasa por deshacerse de su filial en Reino Unido para potenciar, precisamente, su negocio en Estados Unidos, sobre todo después de que HSBC, acorralado por las investigaciones de las autoridades norteamericanas por sus operaciones de blanqueo de capitales, pudiera ser el siguiente gran banco en salir del mercado estadounidense. Los intereses de HSBC y de Santander, por tanto, se cruzan, lo que podría generar una compra cruzada de los diferentes negocios de los que las dos grandes entidades quieren deshacerse. ¿Casualidad? En el sector financiero, ni en la vida, existen las casualidades. Todo podría enmarcarse en esa fusión a medio plazo entre los dos bancos para crear la mayor entidad del mundo por activos.  

Diario16, en el mes de julio de 2020, ya publicó la posibilidad de que el Santander estuviera pensando en vender su filial en Reino Unido tras la presentación de los resultados del primer semestre de 2020, en los que se comunicaron unas pérdidas de 10.798 millones de euros a causa, según lo indicado por la entidad cántabra, a una actualización del fondo de comercio y los créditos fiscales de sus filiales de Reino Unido, Polonia y Estados Unidos.

Fuentes financieras consultadas por Diario16 indicaron que esas pérdidas se producen por una limpieza de su propio balance y es significativo cómo en lo referente a Santander UK han aplicado una rebaja del valor del 50% de lo invertido, hasta llevar el fondo de comercio a 6.200 millones.

Las mismas fuentes señalaron «es como si estuvieran preparando la venta en esos países y sacar liquidez».

Con la supuesta venta de esas filiales, Santander Brasil pasaría a suponer un 43% del beneficio total del Grupo. No hay más que recordar lo que afirmó el Fondo Monetario Internacional (FMI): el Santander era un peligro sistémico por su exposición a las fluctuaciones de las economías en las que tenía presencia. Recordemos también cómo, en el ejercicio 2019, casi un tercio del beneficio del Santander se concentró en Brasil y más de la mitad (53%) en el negocio en América. Gracias al Banco Popular, por ejemplo, Portugal incrementó su rentabilidad a un 5%. En México, el gobierno de López Obrador le ha sentado bien al Santander, puesto que ha incrementado el beneficio respecto a 2018.

Sin embargo, el verdadero drama del Santander está en Reino Unido y España, lo que puede corroborar la interpretación que hacen los analistas consultados. Ambos países perdieron en 2019 un 2% respecto a 2018, el primero por las consecuencias del Brexit y las provisiones que se ha visto obligado a hacer Santander UK. Esto es grave, puesto que del 16% que aportaba hace dos años, pasó al 11%. En España, ya lo dijo José Antonio Álvarez, el Consejero Delegado: «Santander no gana dinero en España, todo el beneficio viene de otros países. Banco Santander en España, el centro corporativo y la división inmobiliaria, no genera beneficios».

Santander sabe que las consecuencias del Brexit serán mucho peores después de la firma del acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea. Por tanto, ¿la fusión del proyecto ONE se hará sólo con España, Portugal y Polonia? Esta podría ser la causa de los procesos de despidos colectivos casi sincronizados que se están ejecutando en estos países y, evidentemente, una aceleración hacia la gran fusión internacional.

Apúntate a nuestra newsletter

5 Comentarios

  1. Muy bien una fusión internacional,pero primero que devuelva lo robado a los accionistas del Banco Popular.

  2. Muy bien ,pero primero que devuelva el dinero robado del Banco Popular,el robo hecho a mas de 1200.000 españoles.

  3. Si el banco de Satánder no gana dinero en España, ¿qué hacen aquí?, ¿copar todos los juzgados? ¡¡¡Que se vayan ya!!! Los españoles no son tontos y saben que éste es un mal banco gestionado por muy mala gente. ¡¡¡Fuera ya de España, sinvergüenzas!!!

  4. El sector bancario ha tenido diferentes cambios este año. Botin tiene que ser estratégica, pensar en fusiones que le permiten ampliar el mercado de Santander. El 2021 está lleno de oportunidades. Os comparto este blog https://www.etfinance.es/ para que leáis, contiene información de interés.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre