Oficina del Santander en Brasil. Foto: Facebook

El Consejo Nacional de Regulación de la Publicidad de Brasil (CONAR) solicitó la retirada de dos spots de publicidad de Banco Santander, recogidos en la campaña «A gente banca» al considerar que se producía un desprecio tanto a los periódicos en papel como a los puntos de venta/quioscos.

CONAR recibió una solicitud presentada por la Asociación Nacional de Periódicos (ANJ) que fue aceptada en pocos días porque se entendió que las dos piezas publicitarias no presentaban hechos reales. Estos anuncios decían que «en los últimos años, son más las personas que compraron periódicos para recoger la suciedad de las mascotas que para leer» o «nadie compra periódicos en los quioscos, todos leen las noticias en sus teléfonos móviles».

La justificación de la suspensión de la emisión de la campaña por la divulgación de la misma en horarios de máxima audiencia, sobre todo porque el Santander emitió los anuncios en televisión y redes sociales.

En principio, la intención del banco era presentar una línea de microcréditos especial para los quioscos y el fomento de la incorporación de nuevas líneas de negocio a estos establecimientos, como, por ejemplo, las flores.

Marcelo Rech, presidente de la ANJ, afirmó que «Era una información errónea, una campaña despectiva para los periódicos, tanto en estética como en el guion. No entendemos la razón de este ataque».

Por otro lado, la asociación también ha pedido a CONAR que examine si las campañas publicitarias cumplen con la legislación de Sao Paulo al estimular un cambio del perfil comercial de los quioscos. «En São Paulo, el 75% del espacio debe asignarse a la venta de contenido editorial».

Por su parte el Santander, en cuanto recibió la notificación de CONAR retiró los anuncios afirmando que el objetivo de la campaña publicitaria era ofrecer a los quiosqueros «asesoramiento, capacitación y apoyo financiero para fortalecer su actividad principal, en ciudades donde la legislación local permite su aplicación».

1 Comentario

  1. Santander, banco del orto. Vivo en NEUQUEN y no solo me tienen harto los 8 cajeros hablando en gallego al mismo tiempo, sino que todos andan siempre mal. Ni hablar de la app. Asco.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre