El cross selling o venta cruzada es una de las herramientas más efectivas que utilizan todas las empresas del mundo para mantener la vinculación de sus clientes, un modo de fidelización frente a la competencia. En la banca se suele utilizar, por ejemplo, en la concesión de créditos hipotecarios que van vinculados a la contratación de una serie de productos, principalmente seguros y tarjetas de crédito, que hacen que el variable del interés sea más reducido.

Tal y como publicamos en Diario16, fueron varios los empresarios y autónomos los que denunciaron que los bancos les estaban poniendo como condición para tramitar los préstamos ICO avalados por el Gobierno la contratación de una serie de productos de la propia entidad, principalmente seguros. Ante esta avalancha de denuncias, el Ejecutivo salió al paso y prohibió estas ventas cruzadas.

Sin embargo, según confirman a Diario16 fuentes internas del Santander, se ha puesto en marcha un plan de vinculación dirigido a los clientes que han firmado recientemente un préstamo ICO Covid acogido a la línea de avales del Gobierno: seguros, tpvs, tarjetas, fondos de inversión, planes de pensiones, etc.

«Con este «plan de vinculación» el banco pretende que contactemos con todos los clientes a los que se les va abonando el préstamo en sus cuentas para que hablemos con ellos y decirles que, como el banco les ha prestado su ayuda concediéndole el préstamo ICO, ahora deben «vincularse» con nosotros a toda costa y tomarnos como su banco de referencia contratando, a posteriori, esos productos que no se podían comercializar con el préstamo ICO y siempre dejando claro que esta venta no está condicionada en ningún momento a la contratación del préstamo ICO y que el cliente lo hace como deferencia hacía nosotros por la ayuda prestada por el banco», afirma una de las fuentes consultadas. El Santander está haciendo hincapié en que esta vinculación debería venir mediante la contratación de seguros.

Este nuevo plan, además, está viniendo acompañado de presiones a los empleados y empleadas, tal y como nos refiere una de ellas: «Como siempre, siguiendo los métodos empleados de forma constante por el banco sobre los empleados de la red de sucursales. se nos está presionando por parte de los directores de zona de una manera brutal y con muy malos modos usando la estrategia del miedo y amenazas». Esta estrategia de presión se aplica sobre los empleados a través de revisiones diarias de las contrataciones de productos y seguros realizadas por estos clientes que ya tienen abonado en su cuenta el préstamo ICO Covid, según confirma la primera de las fuentes.

Por tanto, el Santander pretende saltarse la prohibición de aplicar ventas cruzadas en la comercialización de los créditos ICO Covid mediante el sistema de implementarla a posteriori y, de esta forma, hacer ver que no existe «ninguna relación» entre la concesión del crédito con la contratación de esos productos. Todo ello, además, vinculando esos productos a la «buena voluntad» del banco al concederles esos préstamos que, por cierto, están avalados hasta un 80% por el Gobierno.

2 Comentarios

  1. Secta peligrosa. Comerciales sin alma más preoucupados por el miedo a un orondo DT y alabando al enano pseudo persa ; más miedo que al virus ; más preocupados por esta gentuza que por ocuparse de su propia familia. Secta en toda regla. Pena

  2. A esta miserable del Sanladron no le llego con robar el Banco Popular y arruinar a mas de 300.000 FAMILIAS.Ahora encima quiere sacar reditos de los prestamos ICO.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre