martes, 16agosto, 2022
22.3 C
Seville

Banco Santander: pánico al «multazo» que la CNMC le impondrá por la comercialización irregular de los créditos ICO

La comercialización de las líneas ICO que el Gobierno lanzó para frenar las consecuencias de la pandemia provocó un alud de irregularidades y el aprovechamiento por el Santander y otras entidades para colocar productos vinculados, algo que estaba prohibido y por lo que la CNMC impondrá fuertes multas

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La comercialización de los préstamos ICO lanzados por el gobierno como respuesta a las consecuencias económicas a la pandemia fue utilizada por el Santander y otras entidades para, en primer lugar, vender productos vinculados a la concesión de dichos préstamos y, en segundo término, para dar preferencia a sus principales clientes.

Diario16 denunció en abril de 2020, en pleno confinamiento, estas prácticas irregulares, denuncia que tuvo como consecuencia que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la apertura de expedientes que próximamente serán resueltos y que todo indica que tendrá como resultado importantes multas para el Santander y el resto de bancos que perpetraron dichas prácticas.

Las sanciones de la CNMC, al caer

La semana pasada, la presidenta de la CNMC, Cani Fernández, confirmó que el organismo está cerca de resolver el expediente sancionador incoado contra el Santander y otras entidades por posibles prácticas anticompetitivas en la comercialización de los créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

«Estamos, supongo, que a punto de cerrar el expediente. Pero por los plazos, no tardaremos mucho en decidir», afirmó Fernández.

La CNMC está investigando la vinculación a distintos productos que el Santander y otras entidades habrían exigido como condición para que los clientes pudieran acceder a las líneas de avales habilitados por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital en 2020 para facilitar el acceso al crédito y liquidez a empresas y autónomos y hacer frente al impacto económico y social del Covid-19. Además, analiza la utilización de los créditos como mecanismo para reestructurar deudas financieras preexistentes.

Tras el análisis realizado, la CNMC considera que la actuación del Santander y el resto de bancos investigados se alejaría de la buena fe exigida a las empresas en sus relaciones con los clientes.

En consecuencia, sus prácticas podrían haber alterado el comportamiento económico de los consumidores que acudieron a estas entidades para suscribir los créditos ICO. Todo ello, según la CNMC, podría suponer un falseamiento de la libre competencia y habría afectado al interés público, por lo que el organismo procedió a incoar un expediente sancionador, que no prejuzga el resultado final de la investigación.

El Santander «se hinchó»

Fuentes internas del Santander señalaron a Diario16 la presión que están sufriendo nuevamente en la red de oficinas respecto al «Plan Recolección» que, en esencia, consiste en «seguir ‘colocando’ productos a aquellos clientes que han firmado un préstamo ICO COVID y no se les ha vendido ningún producto. Como podéis imaginar estas presiones vienen acompañadas de amenazas, malas formas y seguimientos diarios y continuos», afirmaban estas fuentes.

Tras la primera fase de estos préstamos del ICO y la polémica suscitada por la venta cruzada de productos, el Gobierno prohibió estas prácticas. «Se nos dan instrucciones a los empleados para que dejemos claro a los clientes que la venta de estos productos no está vinculada en ningún momento con el préstamo ICO pero que deben hacer productos con nosotros ya que el banco les ha ayudado dándole una financiación ICO. Por parte del banco se nos están facilitando listados con los clientes que habiendo firmado el préstamo ICO no han contratado ningún otro producto y se nos van a hacer videoconferencias diarias para preguntar qué productos se han ‘colocado’ en el día y que compromisos de ventas hemos adquirido con estos clientes», afirmaron las mismas fuentes.

Otras fuentes internas del banco presidido por Ana Patricia Botín indicaron a Diario16 que se puso en marcha un plan de vinculación dirigido a los clientes que han firmado recientemente un préstamo ICO Covid acogido a la línea de avales del Gobierno: seguros, TPV, tarjetas, fondos de inversión, planes de pensiones, etc.

«Con este ‘plan de vinculación’ el banco pretende que contactemos con todos los clientes a los que se les va abonando el préstamo en sus cuentas para que hablemos con ellos y decirles que, como el banco les ha prestado su ayuda concediéndole el préstamo ICO, ahora deben «vincularse» con nosotros a toda costa y tomarnos como su banco de referencia contratando, a posteriori, esos productos que no se podían comercializar con el préstamo ICO y siempre dejando claro que esta venta no está condicionada en ningún momento a la contratación del préstamo ICO y que el cliente lo hace como deferencia hacía nosotros por la ayuda prestada por el banco», afirma una de las fuentes consultadas. El Santander está haciendo hincapié en que esta vinculación debería venir mediante la contratación de seguros.

Este nuevo plan, además, está viniendo acompañado de presiones a los empleados, tal y como nos refiere una de ellas: «Como siempre, siguiendo los métodos empleados de forma constante por el banco sobre los empleados de la red de sucursales. se nos está presionando por parte de los directores de zona de una manera brutal y con muy malos modos usando la estrategia del miedo y amenazas». Esta estrategia de presión se aplica sobre los empleados a través de revisiones diarias de las contrataciones de productos y seguros realizadas por estos clientes que ya tienen abonado en su cuenta el préstamo ICO Covid, según confirma la primera de las fuentes.

Por tanto, el Santander pretendió saltarse la prohibición de aplicar ventas cruzadas en la comercialización de los créditos ICO Covid mediante el sistema de implementarla a posteriori y, de esta forma, hacer ver que no existe «ninguna relación» entre la concesión del crédito con la contratación de esos productos. Todo ello, además, vinculando esos productos a la «buena voluntad» del banco al concederles esos préstamos que, por cierto, están avalados hasta un 80% por el Gobierno.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

5 COMENTARIOS

  1. Sampolterrones y delincuentes de turno..Toqueros de Psiquiátrico y Asensios de barrio chungo.Caridades y Gladys sin descendencia.Virginias en caída libre y para abajo…
    Mafia de sampolterrones acosadores con delitos en sus venas.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído