Banco Santander presentó ayer sus resultados del primer semestre del ejercicio 2020 y sorprendió a propios y extraños con unas pérdidas de 10.798 millones de euros a causa, según lo indicado por la entidad cántabra, a una actualización del fondo de comercio y los créditos fiscales de sus filiales de Reino Unido, Polonia y Estados Unidos.

Fuentes financieras consultadas por Diario16 indican que esas pérdidas se producen por una limpieza de su propio balance y es significativo cómo en lo referente a Santander UK han aplicado una rebaja del valor del 50% de lo invertido, hasta llevar el fondo de comercio a 6.200 millones.

Las mismas fuentes indican que lo mismo ocurre en Estados Unidos y Polonia. «Es como si estuvieran preparando la venta en esos países y sacar liquidez», concluyen.

Si se produjesen estos movimientos corporativos, el Santander quedará aún más expuesto a la inestabilidad de los mercados latinoamericanos en los que tiene presencia, principalmente Brasil y México. Con la supuesta venta de esas filiales, el país carioca pasaría a suponer un 43% del beneficio total del Grupo. No hay más que recordar lo que afirmó el Fondo Monetario Internacional (FMI): el Santander era un peligro sistémico por su exposición a las fluctuaciones de las economías en las que tenía presencia. Recordemos cómo, en el ejercicio 2019, casi un tercio del beneficio del Santander se concentró en Brasil y más de la mitad (53%) en el negocio en América. Gracias al Banco Popular, por ejemplo, Portugal incrementó su rentabilidad a un 5%. En México, el gobierno de López Obrador le ha sentado bien al Santander, puesto que ha incrementado el beneficio respecto a 2018.

Sin embargo, el verdadero drama del Santander está en Reino Unido y España, lo que puede corroborar la interpretación que hacen los analistas consultados. Ambos países perdieron en 2019 un 2% respecto a 2018, el primero por las consecuencias del Brexit y las provisiones que se ha visto obligado a hacer Santander UK. Esto es grave, puesto que del 16% que aportaba hace dos años, pasó al 11%. En España, ya lo dijo José Antonio Álvarez, el Consejero Delegado: «Santander no gana dinero en España, todo el beneficio viene de otros países. Banco Santander en España, el centro corporativo y la división inmobiliaria, no genera beneficios».

Por otro lado, en los resultados presentados no se incluyen las pérdidas por el cambio de divisas, que tantos quebraderos de cabeza ha dado a la entidad presidida por Ana Patricia Botín, y que podrían haber incrementado las pérdidas totales en más de 10.000 millones de euros, según indican a Diario16 las mismas fuentes.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre