Ana Patricia Botín afirmó en la última Junta de Accionistas que mantenía una buena relación con las organizaciones sindicales que defienden los derechos de los trabajadores y trabajadoras del Santander. Sin embargo, la realidad es que las políticas laborales y de objetivos aplicadas por la entidad que lleva el nombre de la capital de Cantabria tienen a la plantilla presionada, agotada y desmotivada, todo ello, además, con la amenaza constante del ERE.

Los trabajadores y trabajadoras aún no se han recuperado de las consecuencias del traumático Expediente de Regulación de Empleo de 2019, en el que fueron despedidas más de 3.000 personas, según el Santander «voluntariamente», pero con unas presiones para firmar en las que se utilizaron todas las estrategias posibles para que salieran de la entidad los trabajadores incómodos para el banco. Algunos escribieron directamente a Ana Patricia Botín para informar a la presidenta de las irregularidades que se estaban cometiendo.

Sin embargo, la pasada semana, coincidiendo con la Junta de Accionistas, se anunció otro ERE que afectará a otras 3.000 personas, algo que se hizo filtrándolo a un diario económico en vez de comunicarlo a los representantes de los trabajadores con los que, teóricamente, Ana Patricia Botín y la cúpula del banco se «llevan bien».

La realidad es que los empleados y empleadas del Santander desarrollan su actividad en un ambiente que puede ser calificado como tóxico. El sindicato UGT, por ejemplo, ha indicado recientemente en una circular interna, a la que Diario16 ha tenido acceso, que las políticas de objetivos y de retribuciones variables provocan desmotivación en la plantilla cuando, teóricamente, en una organización responsable con sus trabajadores esos objetivos y las recompensas por superarlos deben actuar como acicate para alcanzar unos mejores resultados.

El sindicato, según se indica en la circular, siempre se ha mostrado contrario al sistema de «objetivación unilateral implantado por la empresa y, más aún si cabe, ha sido contraria a que, el sistema de objetivación impuesto por ésta, se vincule directamente con la evaluación de desempeño que repercute directamente en la carrera profesional de la plantilla, y siempre hemos solicitado la intervención de la parte social y la negociación de los objetivos y de este sistema de retribución variable, pero al banco nunca le ha interesado entrar en esta dinámica», afirma el documento interno.

«Noticias a cuentagotas, variaciones a mitad de trimestre… Hoy cobramos, mañana aplazamos el cobro y pasado os presionamos hasta la saciedad, pero os pongo tan elevado el nivel de exigencia para cobrar la parte variable, que unilateralmente imponen y deciden, que hace cada vez más difícil su consecución. Una empresa que no sabe reconocer el esfuerzo de sus trabajadores y que usa como único incentivo el miedo y la amenaza constante no merece la confianza de estos», señala UGT.

El sistema de consecución de objetivos del Santander repercute directamente en la evaluación de cada uno de los empleados, lo que provoca el colapso de la plantilla. El modelo de objetivación a través de medias ponderadas es maquiavélico, sobre todo si se tiene en cuenta los trimestres de confinamiento, parámetros más elevados que en la época pre Covid, y directamente vinculados a una evaluación que influirá notablemente en decisiones posteriores sobre la estabilidad laboral de la plantilla que vive con miedo al nuevo ERE.

En el mes de mayo de 2020, el sindicato CCOO denunció que mandos intermedios tóxicos incumplieron el programa que fijaba la discontinuación de los de Objetivos para el 2º trimestre cuando más de la mitad del territorio continuaba teletrabajando, confinados en casa y manteniendo la actividad esencial que el estado de alarma atribuyó al sector financiero. Este es el momento en el que algunos elementos, según el sindicato, consideraron adecuado para incumplir todo lo que el Santander anunció como gestos de banca responsable.

«Los mismos elementos tóxicos de siempre, quizás más aturdidos que los demás por el confinamiento, han decidido tomar la situación por su cuenta sacando  la  cara  más  despiadada de los hombres de látigo. Algunos han vuelto a su “anormalidad” primigenia. Este no es el camino y así no somos la banca responsable de la que tanto presumen sus máximos responsables en las videoconferencias. Lo que se está viviendo en la red comercial no tiene nada que ver con lo anunciado por el banco, olvida la situación de excepcionalidad que la pandemia de Covid19 está generando y agrava la salud de la plantilla con estas actitudes irresponsables», afirmó el sindicato en una circular interna.

Un trabajador, en la misma línea, denunció a Diario16 que, como siempre, «siguiendo los métodos empleados de forma constante por el banco sobre los empleados de la red de sucursales. se nos está presionando por parte de los directores de zona de una manera brutal y con muy malos modos usando la estrategia del miedo y amenazas».

Apúntate a nuestra newsletter

7 Comentarios

  1. Ya se sabe, con el ERE se van a ir «los voluntarios» que son incómodos:no enchufados, gente que sabe demasiado, los que no se plieguen a chanchullos, los no serviles,… vamos los de siempre.

    • Cierto se quedarán los colaboradores o pelotas de turno de los de recursos humanos aunque no produzcan o sirvan para mucho. Con tal de que sirvan para amenazar y coaccionar ya les vale para asegurar su silla. Anita abre los ojos te estás quedando con los jetas!

  2. Esto lo tenían muy fácil de arreglar, si los SINDICATOS FUERAN SINDICATOS Y NO UN BANDA Y DE LAS MALAS, se imaginan el Que el Banco Santander o cualquier banco estuviera cerrado cuatro días, ya se veria como a la Doña le iba a cambiar la cara.

  3. Más de lo mismo, los sindicatos están comprados, el empleado que crea que va a estar respaldado por algún sindicato de esos que lleva pagando toda la vida está muy equivocado, te cuentan y te dicen lo que quieres oir. Cuento por experiencia propia en mi zona con el ERE del 2019,tanto el representante de CCOO y UGT, se prejubilaron con 53 y 54 años, ambos parásitos toda la vida, una jugada muy calladita, y dejando con el culo fuera a muchos compañeros y que por edad y por méritos les correspondían, en esto se han convertido los sindicatos del Banco Santander, luego tenemos a los responsables de recursos humanos, auténticos lobos con piel de Cordero, gente sin alma, rastreros y nauseabundios, intentando negociar la salida del empleado del Banco, diciéndote que el Banco prescinde de tu labor porque no se sabe, auténticos impresentables, después de haber antepuesto tu vida al Banco, cuidado con lo que firmais si os toca, recomiendo consultar con alguien externo del Banco, bueno pues en esto se ha convertido el Banco Santander y sus trabajadores, que Dios reparta suerte y animó. Un saludo

    • Muy cierto Fidel, a mi el de recursos humanos de Asturias Enrique del Olmo, orquestado por otro de recursos humanos de Toledo y tras un acoso sufrido en Toledo incluyendo violacion a mi intimidad, revelación de secretos, secreto de las comunicaciones entre otros.. que duro desde el 2015 hasta finales del 2018… Tuvo la desvergüenza de darme dos besos antes de entregarme el despropósito de carta llena de mentiras y falsedades que solo daban ganas de ir corriendo al juzgado con ella y entregar el terminal telefónico del banco en la policía nacional. Menos mal que ese día estuvieron escuchando y viendo por mi teléfono su actuar!. Y quedó evidencia ante otros que observaban la tensa situación como me solicitaron la entrega inmediata de mi teléfono móvil de empresa porque sabían que contaba con muchas evidencias de lo que yo estaba viviendo y soportando en la entidad desde el 2015. Afortunadamente los videos y audios los pude pasar en su presencia a mi terminal telefónico de uso personal y no le entregue el móvil hasta que yo acabará. Luego parte de las evidencias se entregaron el día del juicio en el juzgado. Y créeme que el secretario judicial al abogado del Santander lo aviso SI ENTRÁIS A JUICIO LO TENEIS PERDIDO… ESTO ES UN DESPROPÓSITO Y DE AQUÍ A LO MEJOR TERMINÁIS MUCHOS POR LO PENAL. Asi que ánimo a todos! les digo por experiencia que el éxito nunca lo conseguiréis allí rodeados de trepas, mentirosos, colaboradores de acosadores, misóginos enfermos de poder. Yo conseguí en muy breve espacio de tiempo el éxito en una empresa energética llevando el negocio de todo Castilla la mancha. Estoy feliz haciendo lo que me gusta sin tener colaboradores de acosos laborales a mi lado. Mucha suerte! Y que la sra. Ana Botín se quede con este perfil de directivos queel daño reputaciónal casa vez es mayor!

    • Fidel de buena fe y por experiencia sufrí violacion a mi intimidad, secreto de las comunicaciones, acoso, persecución desde el 2015 hasta el 2018. Durante ese tiempo y en virtud de que todo era orquestado y permitido por el banco me hice con videos y audios de los directivos responsables y de algunos colaboradores que utilizan para tal fin. A mis espaldas se dijo lo que se quizo y más, se me injurio, calumnio sin derecho a defensa porque insisto todo era permitido al punto de llegar a utilizar terceras personas o personas ajenas a la entidad y detrás los directores de turno colaboradores o pelotas tan o más impresentables que los autores. No los involucran a todos sólo los que obviamente se prestan para estas prácticas. El caso es que me llene de evidencias y vídeos donde se confirma las difamaciones, injurias y hasta la violacion a mi intimidad y que el banco se inmiscuyo. Te digo que esto fue peor que trabajar para delincuentes armados!, lo único que les faltaron a estos fueron las armas. Menos mal que la justicia divina llega y lo que yo denunciaba en su día esta viendo la luz en la prensa y en los juzgados. Suerte y créeme la felicidad esta fuera de allí.

  4. Yo enfrente a mis acosadores por acoso y gane el juicio laboral fueron tan cobardes que no quisieron ir a juicio y como supieron que tenía infinidad de pruebas y audios, grabaciones se asustaron! Y como no estarlo con todo lo que vería el juez más de uno saldría imputado penalmente. Señores llenense de pruebas nadie tiene derecho a Acosar laboral y psicológicamente a nadie y mucho menos emplear amenazas y coacciones. Si no le interesa tu trabajo se te despide y punto pero estás prácticas delictivas de persecuciones, injurias, amenazas y acoso no pueden ser permitidas y todas deben ser DENUNCIADAS. verás que cuando figuren los nombre demás de un directivo en los juzgados por acoso en sentencias a la segunda imputación igual y pisan la cárcel.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre