Foto: Carmen Marchena

Durante los meses que van desde el inicio del estado de alarma hasta hoy, en Diario16 hemos recibido distintas denuncias por parte de la plantilla respecto a distintas actitudes o a la falta de medios relacionados con la pandemia del Covid19.

Fuentes internas del Santander han señalado a Diario16 la presión que están sufriendo nuevamente en la red de oficinas respecto al «Plan Recolección» que, en esencia, consiste en «seguir “colocando” productos a aquellos clientes que han firmado un préstamo ICO COVID y no se les ha vendido ningún producto. Como podéis imaginar estas presiones vienen acompañadas de amenazas, malas formas y seguimientos diarios y continuos», afirman estas fuentes.

Tras la primera fase de estos préstamos del ICO y la polémica suscitada por la venta cruzada de productos, el Gobierno prohibió estas prácticas. «Se nos dan instrucciones a los empleados para que dejemos claro a los clientes que la venta de estos productos no está vinculada en ningún momento con el préstamo ICO pero que deben hacer productos con nosotros ya que el banco les ha ayudado dándole una financiación ICO. Por parte del banco se nos están facilitando listados con los clientes que habiendo firmado el préstamo ICO no han contratado ningún otro producto y se nos van a hacer videoconferencias diarias para preguntar qué productos se han “colocado” en el día y que compromisos de ventas hemos adquirido con estos clientes», señalan las mismas fuentes.

Despidos y Santander Personal

Tal y como publicamos en Diario16, el sindicato CGT denunció que la entidad presidida por Ana Patricia Botín podría estar creando un «banco paralelo» con Santander Personal. Al respecto, las mismas fuentes internas confirman que se «está despidiendo a algunos empleados con la excusa de “baja productividad”, chocando con el lema lanzado en tantas ocasiones por nuestro CEO, Rami Aboukhair, de que el Banco Santander está manteniendo el empleo a pesar de la crisis provocada por el coronavirus sin contar la recolocación de compañeros de oficinas que están cerrando al banco paralelo Santander Personal».

Contagios en Santander Digital

Durante el estado de alarma, Diario16 publicó las denuncias de los empleados respecto a la carencia de material de protección en las oficinas que permanecieron abiertas. Los protocolos Covid están suponiendo, según señalan las mismas fuentes internas, también un problema durante la segunda ola, sobre todo en Madrid.

El día 22 de septiembre, «un empleado de Santander Personal Select, que ha estado trabajando en la oficina central de Santander Digital de la calle Josefa Valcarcel, ha dado positivo. Además, otra empleada del mismo equipo se ha ido a su domicilio por encontrarse mal y pérdida de olfato. No se ha tomado ninguna medida y siguen los más de 60 empleados en la misma sala sin tomar ninguna medida al respecto. A los mánager les da igual, con tal de que los empleados sigan allí y puedan estar amenazándolos con el despido tras la situación que atraviesa la entidad. La distancia entre los empleados es apenas de metro de distancia, no llegando a lo legal del metro y medio o 2 metros», afirman fuentes internas a Diario16.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Habría que meter en una de sus oficina de Madrid a la muy HDP Ana Patricia Botin, y dejarla sin mascarilla y rozando a veinte empleados, alguno de los cuales en fase de contaminacion.
    Y cuando pierda el olfato, tenga fiebre y se encuentre muy mal, meterla en la ventanilla de pagos hasta que su cuerpo reviente y sus pulmones dejen de respirar

  2. La venta cruzada es una práctica habitual en toda la banca desde hace más de 30 años. Lo habitual es que se vendan productos que se comercializan que no pertenencen en origen al banco, sino a otras empresas con las que hay otro tipo de vinculación. Curiosamente los beneficios económicos de dicha comercialización rara vez repercuten en la red de distribución, salvo algún que otro premio de mínima cuantía. La presión reclamando raports semanales siempre ha existido, el Banco de Santander es sólo la punta del Iceberg. Las reuniones de seguimiento, los raports semanales y los castigos «cambios de oficina lo más lejos de tu casa» son moneda de cambio en todas las entidades bancarias para quien no hace lo que los presupuestos de ventas han marcado como objetivos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre