Popular

El principal propósito de la contabilidad de un banco es proporcionar a sus clientes y accionistas una base consistente para la toma de decisiones, procurando que las cuentas anuales de la entidad reflejen la imagen fiel de su situación patrimonial y financiera y de sus resultados.

Según el Código de Comercio, la imagen fiel es un principio contable que debe inspirar la preparación de las cuentas anuales y se refiere a la satisfacción de los objetivos de la información financiera. Por tanto, los estados financieros no mostrarían la imagen fiel si incurriesen en incorrecciones materiales y generalizadas del marco normativo de aplicación.

Los auditores son los profesionales competentes para verificar que  las cuentas  anuales  de un banco muestran la imagen fiel de su situación financiera, su patrimonio y sus resultados, y el ICAC la autoridad pública competente de la supervisión de esa actuación.

El 3 de abril de 2017 la CNMV aprobó y publicó una comunicación de hecho relevante de Banco Popular en la que se informaba de que el Consejo de Administración de la entidad había sido informado de una revisión que había llevado a cabo el departamento de auditoría interna referida a la dotación de provisiones asociadas a operaciones de crédito, de la que resultó la posible conveniencia de introducir algunos ajustes menores en concretas partidas de los estados financieros incluidos en las cuentas anuales del ejercicio cerrado a 31 de diciembre de 2016, que había sido formuladas el 20 de febrero de 2017, y que fueron objeto del correspondiente informe de auditoría emitido el 24 de febrero de 2017

Los ajustes fueron de diferente naturaleza. Sólo 123 millones afectaron al resultado del ejercicio 2016: en primer lugar, 123 millones se destinaron a incrementar las provisiones de operaciones de crédito referidas a acreditados analizados individualmente. Afectarían, como se ha publicado en estas páginas, de manera evidentemente no significativa, al resultado del ejercicio 2016.

En segundo término, 160 millones se destinaron a incrementar las provisiones asociadas a créditos clasificados como dudosos, con respecto a los que el Popular se había adjudicado el activo que garantizaba la obligación de pago. Se registraría en el patrimonio neto, no en el resultado.

En tercer lugar, el hecho relevante informó de que podría resultar apropiado dar de baja alguna de las garantías asociadas a operaciones de crédito clasificadas como dudosas. El saldo vivo neto de provisiones de las operaciones en las que se estimaba que pudiera darse esta situación era de aproximadamente 145 millones de euros, aunque no era posible cuantificar en ese momento el impacto en las provisiones de esas operaciones. El eventual ajuste también afectaría al patrimonio neto, no al resultado.

A consecuencia de esos ajustes sobre las cuentas de 2016 que habían sido formuladas, la cifra de fondos propios pasó de 11.364,9 millones euros a 11.124,3 millones euros, es decir, una variación del 2,11%, reflejada en el balance de situación consolidado, tal y como informó Diario16.

Por tanto, la reexpresión de las cuentas anunciada el 3 de abril de 2017 de ninguna manera implica que las cuentas anuales de 2016, que habían sido formuladas el 20 de febrero de 2017 no mostrasen la imagen fiel.

Las razones de ello, en base a la documentación que obra en poder de Diario16 y de la Justicia, no ofrecen duda alguna. La reexpresión, además de como herramienta para generar pánico en el mercado y los clientes, se hizo con el propósito de perfeccionar la calidad de la información proporcionada por las cuentas anuales tras haberse advertido la concurrencia de errores contables menores.

Los errores que tengan importancia relativa o materialidad significativa se deben corregir retroactivamente en los primeros estados financieros que se formulen después de su descubrimiento, según se indica en la normativa NiC 8 que coincide con la Circular 4/2004.

Esto es así porque, en primer lugar, si las cuentas anuales afectadas por el error ya hubiesen sido aprobadas por la Junta General de Accionistas, habrían de ser objeto de reexpresión y, en segundo término, si las cuentas anuales afectadas por el error hubiesen sido formuladas por los administradores, pero todavía no aprobadas por la junta general, habrían de ser objeto de reformulación, según se señala en el Código de Comercio.

La magnitud de esos ajustes no representaba ningún impacto significativo en las cuentas anuales consolidadas y no justificaba su reformulación. La firma de auditoría, PwC, con la trascendencia de ese juicio, confirmó que esos ajustes «no representan por sí solos, ni en su conjunto, un impacto significativo en las cuentas anuales de la entidad». En consecuencia, no se puede pretender realizar, como hacen algunos para dar falsas esperanzas a los afectados, una conexión causal entre esa reformulación, realizada por Emilio Saracho para generar pánico respecto a la situación del Popular para venderlo a bajo precio, y la imagen fiel de las cuentas. Por supuesto, tal y como ya hemos demostrado en Diario16, tampoco hay nexo causal con la resolución.

3 Comentarios

  1. https://www.elplural.com/autonomias/nueve-gerentes-hospitales-publicos-madrid-adjudicado-millones-euros-legalidad-empresa-beneficiada-pp-mandato-ayuso_259077102
    Nueve gerentes de hospitales públicos de Madrid habrían adjudicado hasta ocho millones de euros fuera de la legalidad a una empresa beneficiada por el PP bajo el mandato de Ayuso
    AL PP LES IMPORTA UNA MIERDA EL PUEBLO SU ÚNICO OBJETIVO ES ESTAFARLO.
    YA VA SIENDO HORA QUE LA JUSTICIA DESTAPE LA ESTAFA A MAS DE 1,2 MILLONES DE ESPAÑOLES EN EL ROBO BANCO POPULAR.
    TODO EL MUNDO SABE QUE FUE UNA ESTAFA, SE PROVOCÓ LA RESOLUCIÓN DE UN BANCO SOLVENTE. ES UN HITO ÚNICO EN EL MUNDO DE ESTAFA PORQUE FUE PERPETRADA DESDE EL PROPIO GOBIERNO DEL PP UTILIZANDO LAS INSTITUCIONES.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre