Foto: Flickr BCE

El Panel de Apelación de la Junta Única de Resolución (JUR) ha tomado una decisión que es una pequeña victoria de los afectados pero que puede tener una importancia capital a la hora de determinar definitivamente si la operación que terminó con la resolución del Banco Popular estaba organizada de antemano.

Diario16 ya informó respecto a la publicación por parte de la JUR de todo el expediente respecto a la investigación interna supuestamente realizada para determinar el origen de las filtraciones realizadas a la Agencia Reuters y que provocaron el pánico tanto en los mercados como entre los depositantes. Esa investigación se circunscribió a dos correos electrónicos, es decir, que el organismo dependiente del BCE se negó a investigar.

Además de esto, el Panel de Apelación ha decidido que los afectados deben tener toda la información acerca de cómo se preparó la entrevista de la presidenta de la JUR, Elke König, concedida a Bloomberg TV el día 23 de mayo de 2017, una emisión en la que la alemana afirmó lo siguiente: «Nunca hemos hablado de casos individuales, pero hay varias entidades en nuestro radar. Por supuesto, Banco Popular es uno de los casos que estamos mirando». El impacto de estas palabras fue muy limitado en lo referente a la salida de depósitos y caída del valor en bolsa del Popular. De ahí que fuera necesario un segundo golpe que se dio una semana después con la filtración a Reuters y que, esta vez, sí que tuvo un fuerte impacto ya que de la sexta entidad financiera de España salieron 5.000 millones en depósitos.

La fecha en la que se comenzó a gestar esa entrevista es muy importante a la hora de determinar el hecho de que toda la operación hubiera estado diseñada, concertada y predeterminada desde varios meses antes. Ese mismo 23 de mayo de 2017 la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) finalizó el diseño y publicó un borrador para normalizar las valoraciones de los bancos antes y después de que se produjera una resolución de una entidad de crédito. Ese mismo día se realizó de modo urgente la primera valoración del Popular por parte de la Junta Única de Resolución (JUR), porque no se podía realizar dicha valoración sin que hubiera un documento «legal» sobre el que apoyar las conclusiones de tal informe.

También el 23 de mayo de 2017 la JUR realizó el encargo a Deloitte para que realizara su valoración, un documento que la propia auditora califica como provisional teniendo en cuenta la carencia de datos y el poco tiempo que se les dio para realizarlo (16 días) cuando lo habitual para confeccionar un documento de este tipo es, como mínimo, 60 días.

Al día siguiente, 24 de mayo de 2.017, la JUR requirió a Saracho toda la información necesaria para realizar la valoración, información que, tal y como indicó Deloitte, fue claramente insuficiente para poder confeccionar el informe. La maquinaria para intervenir al Popular, rescatar al Santander y arruinar a más de 1,2 millones de personas ya no paró.

Por esta razón, y por todas las decisiones que se adoptaron respecto al Popular el mismo día en que Elke König concedió su entrevista a Bloomberg TV, es crucial que se conozcan todos los detalles de la concertación de dicha emisión porque, de haberse producido varios días antes, de haberse solicitado por la JUR y no por la cadena televisiva y seleccionado precisamente ese día para su emisión, nos encontraríamos ante otra prueba más de que toda la operación estaba diseñada de antemano.

A esto hay que añadir, por otro lado, que, casualmente, el Santander aprobó el Proyecto Neptuno un día antes de que König concediera su entrevista, según se colige de un documento hecho público por Standard & Poor’s en el que el banco presidido por Ana Patricia Botín sólo se haría con el Popular por un máximo de 200 millones y en un proceso de resolución.

Las casualidades no existen pero, al parecer, hay organismos públicos que pretenden, a través de la falta de transparencia, hacer creer a la ciudadanía que todo lo ocurrido con el Popular fue «fruto de su imaginación» y que el proceso fue correcto. Ante tales evidencias, la Justicia tiene una ocasión única de ser justa, caiga quien caiga.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre