Emilio Saracho notificó la reexpresión de las cuentas del ejercicio 2016 del Banco Popular a pesar de que no estaba obligado a hacerlo porque los errores que pudiera haber eran muy insignificantes. Se llevó a efecto la reexpresión de las partidas que estuviesen afectadas, si con ello se considera que mejora la calidad de la información financiera. Por supuesto, nada tenía que ver con el estado real o la imagen fiel de las cuentas de 2016, sino que se modificaron determinados apuntes contables, sin importancia relativa significativa o materialidad.

Los ajustes que se introdujeron en las cuentas anuales del ejercicio 2016 que habían sido formuladas el 20 de febrero de 2017 no tenían importancia relativa significativa o materialidad porque, en primer lugar, si en la formulación de las cuentas anuales se producen errores o incorrecciones que provocan una alteración de tal magnitud, material y generalizada en las cifras contables que conducen a que las cuentas anuales no muestren la imagen fiel de la entidad, se dice que tales errores o incorrecciones resultan materiales o tienen importancia relativa significativa. Al contrario, si se considera que esos posibles errores no impiden que las cuentas no mostraran la imagen fiel de la situación patrimonial y financiera y de los resultados de la entidad, se dice que los errores o incorrecciones no superan el nivel de materialidad o que no tienen importancia relativa significativa. Sólo se considera que unos estados financieros no muestran la imagen fiel si el auditor externo concluye que existen incorrecciones materiales y generalizadas en los estados financieros.

En segundo término, el único profesional cualificado para determinar si las cuentas anuales de una sociedad muestran o no la imagen fiel es el auditor porque es el responsable de aplicar las normas de auditoría y su juicio profesional.  Sólo el ICAC tiene competencia para valorar si en el desarrollo de su trabajo el auditor aplicó correctamente las normas.

El nivel de materialidad fijado por PwC para ese tipo de ajustes es del 5% sobre el valor de los fondos propios del Popular al cierre del ejercicio 2016, esto es, 568,2 millones de euros. Por tanto, el impacto acumulado de los ajustes, que, como se ha anticipado, provocó una disminución del 2,11% de los fondos propios, está evidentemente por debajo del 5% que el auditor consideró material al efecto.

Las incorrecciones que detectó la reexpresión en modo alguno revelaban que las cuentas anuales formuladas del ejercicio 2016, o aprobadas de ejercicios anteriores, incurriesen en incorrecciones generalizadas.

Tal y como ha publicado Diario16 en todos estos años en referencia al estado real de las cuentas, la imagen fiel de las mismas sólo podría resultar comprometida si los incumplimientos fuesen materiales y generalizados. Los ajustes que se introdujeron a resultas de la reexpresión de Emilio Saracho no tuvieron un impacto material. Sin perjuicio de ello, las cuentas anuales mostraron la imagen fiel porque las incorrecciones no resultaron de ninguna manera generalizadas, sino que tuvieron por objeto cuatro cuestiones muy puntuales.

Aunque el umbral de materialidad fijado por PwC hubiese sido inferior, sin perjuicio de la eventual reformulación correspondiente, el auditor habría, en su caso, incluido una salvedad en la que cuantificara su impacto sobre el resultado y los fondos propios, pero nunca habría manifestado una opinión desfavorable o adversa, pues no habría obtenido evidencia de auditoría de la existencia de incorrecciones generalizadas en los estados financieros auditados.

Sólo una opinión desfavorable o adversa del auditor implicaría que las cuentas no reflejarían la imagen fiel.

La parte más importante del informe de auditoría del Banco Popular es la opinión técnica del auditor. La opinión puede ser favorable, contener salvedades, ser desfavorable o adversa, es decir, las cuentas no representan la imagen fiel de conformidad con los principios y con las normas de contabilidad, o ser denegada si el auditor se abstiene de emitir opinión técnica, tanto por limitaciones al alcance de la auditoría como por incertidumbres de importancia y magnitud muy significativas.

En consecuencia, todo lo anterior evidencia la ausencia de materialidad y generalización en la reexpresión también respecto de los ejercicios anteriores a 2016. Si los ajustes conjuntamente considerados no tuvieron impacto material ni generalizado en las cuentas de 2016, menos trascendencia si cabe tuvieron en los ejercicios anteriores a 2015.  

12 Comentarios

  1. la reexpresion de las cuentas de Saracho es una jilipollez sin validez ninguna.
    se imaginan que vamos a un examen y nos pone el profesor notable.
    y dias despues reclamamos para que nos pongan suspenso .
    no tiene sentido .
    un ente que no esta capacitado para evaluarse a si mismo , por su cuenta se castiga a si mismo en su contra ,lo cual demuestra las sospechas y prueba que todo estaba realizado por topos desde dentro del banco popular ,una quinta columna que queria destruir el banco como ocurrio despues.

    • y este hecho lamentable me recuerda otro que ocurrio con la CNMV que la implica en el robo claramente .
      la CNMV sin que nadie se lo pidiera sin estar capacitada ni autorizada y sin que nadie le pagara ese servicio tambien realizo una auditoria por su cuenta en contra del banco popular.
      impresentable y demuestra lo que todos sabemos ,trabajando para el santander y Saracho.

  2. y las cosas con Buenaventura el nuevo presidente de la cnmv siguen igual y el articulo de ok diario lo demuestra ,preparense lo que no vale para otros bancos si vale para el Banco popular ,objetivo cargarselo.
    ———————— EDUARDO SEGOVIA24/11/2020 04:56
    Buenaventura, nuevo presidente de la CNMV, hizo un informe sobre Banco Popular sin tener competencias

    Rodrigo Buenaventura, aparte del padrinazgo de Manuel Conthe del que da cuenta hoy OKDIARIO, tiene otro borrón en su expediente antes de acceder a la presidencia de la CNMV: fue el responsable de un informe sobre la solvencia de Banco Popular tras su resolución para el que no tenía competencias y que no había sido solicitado por la Audiencia Nacional. Al defender la elaboración de este informe, Sebastián Albella contradijo la defensa de la CNMV en el caso Bankia… que sostenía que no tenía competencias.

    «La división de funciones entre el Banco de España como supervisor de solvencia de las entidades financieras y la CNMV como supervisor de conductas es perfectamente conocida por el juez instructor del caso [José Luis Calama], por lo que es de esperar que no tendrá en cuenta un informe de solvencia realizado por la CNMV si no tiene competencias en ese campo», explican fuentes conocedoras del caso.

    Este informe razonado para justificar la apertura de un expediente sancionador fue realizado por un equipo del que Buenaventura era responsable como director general de mercados de la CNMV. Fue publicado y remitido a la Audiencia Nacional en octubre de 2018 y en él se establecía que, aunque el detonante de la resolución de Banco Popular fue la crisis de liquidez -como es sabido-, la entidad arrastraba graves problemas de solvencia. Y añadía que estos no se generaron en los primeros «cinco meses y siete días de 2017». Asimismo, considera que Emilio Saracho debió reformular las cuentas de 2016 y no solo ‘reexpresarlas’, lo que podría haber adelantado la caída de la entidad a abril.

    Por ello, el informe concluía que las cuentas de cierre de ese año no reflejaban la realidad del banco y abría expediente por falta muy grave al consejo del banco, encabezado en ese momento por Ángel Ron y su consejero delegado Pedro Larena, así como el antecesor de este, Francisco Gómez.

    Sí tenía competencias en Popular, pero no en Bankia

    ¿Por qué hizo es informe de solvencia la CNMV? Hay que tener presente que el juez Calama investiga dos piezas separadas: una sobre la posible falsedad de las cuentas en la ampliación de capital de 2016 y otra sobre una supuesta actuación de Saracho para hundir el valor en bolsa. La tesis más extendida en el mercado es que la CNMV pretendía presionar a la Audiencia Nacional para que imputase a Ron y a su equipo por falsedad contable al proporcionarle un informe forense gratis (y sin pedirlo) que fundamentaba esa acusación.

    Y así, además, conseguía desviar la atención de la actuación de Saracho… y de la propia CNMV, que adoptó una serie de decisiones bastante polémicas. La más conocida fue la decisión de Albella de no prohibir los cortos (posiciones bajistas) pese a las reiteradas peticiones de los accionistas… y tras la resolución de Popular sí los vetó en Liberbank, creando un agravio comparativo.

    Tampoco exigió a Saracho que diera una información detallada de la subasta que puso en marcha (y que quedó desierta porque nadie ofrecía un precio positivo) o de los preparativos para una macroampliación de capital. El secretismo en el banco fue total, y eso permitió una asimetría de información entre los inversores que estaban en el ajo (por ejemplo, los accionistas representados en el consejo o los bancos que participaron en el data room) y los que no; y evitar esa asimetría sí es una clara competencia de la CNMV.

    Ante estas acusaciones, el propio Albella respondió que «claro que la CNMV tiene competencias para hacer informes». «La CNMV tiene el deber de comprobar que la información financiera que remiten los emisores de valores cumplen con la normativa contable». Sin embargo, cayó en una contradicción: en el juicio por la salida a bolsa de Bankia alegó justo lo contrario, que no tenía capacidad para revisar las cuentas de Rodrigo Rato porque esa es la tarea del Banco de España. Como es sabido, aunque los máximos responsables de ambos supervisores llegaron a estar imputados, no fueron juzgados; y la cúpula de la entidad y su auditor, Deloitte, han sido absueltos recientemente.

    ¿En qué se basaba el informe de la CNMV?

    El informe responsabilidad del nuevo presidente de la CNMV sostenía que «en la Resolución del FROB de 7 de junio de 2017, se indica que el referido valor económico [valoración de -2.000 millones en el escenario central y de -8.200 en el estresado] evidencia la existencia de unas pérdidas que era necesario absorber. Y parece difícil sostener que el 100% de tales deterioros por pérdida de valor de dichos activos se haya producido en apenas 6 meses y en un período de franca recuperación económica».

    «Ante la falta de hechos o circunstancias durante los cinco meses y siete días del ejercicio 2017 que justificaran un cambio tan significativo en la solvencia de la Entidad, la valoración económica provisional remitida a la JUR sería un claro indicio de que las estimaciones realizadas por la Entidad, al cierre del ejercicio 2016 […] no eran razonables», añadía.

    Respecto a la reexpresión de las cuentas de 2016 que llevó a cabo Saracho, concluía que «esta re-expresión supone un ajuste negativo del 3,5% del patrimonio neto consolidado del ejercicio 2016 que, a juicio de esta DGM debe considerarse por sí mismo material». Un impacto material obliga, según la ley, a reformular las cuentas anuales, no a «reexpresarla».

    Finalmente, consideraba que hubo intencionalidad por parte de la cúpula de Ángel Ron para ocultar estas irregularidades; o, al menos, tuvo conocimiento y no hizo nada para impedirlo.

    • señor Calama observe la parcialidad de la CNMV .
      un francotirador mercenario trabajando para otros para destruir un banco solvente,
      y por cierto trabajando para salvar a liberbank por ordenes de Garicano .
      repito lo que no vale para destruir otros bancos si vale para destruir al banco popular.

  3. Calama debe darse cuenta de la parcialidad de la CNMV .
    un francotirador mercenario trabajando para otros para destruir un banco solvente,
    y por cierto trabajando para salvar a liberbank por ordenes de Garicano .
    repito lo que no vale para destruir otros bancos si vale para destruir al banco popular.

  4. Totalmente de acuerdo en lo que comentáis!.
    Gente que se arroga competencias que no tiene, gente que manda ejecutar estudio sobre popular que no les compete, gente que no impide que se realicen determinadas operaciones en mercados de valores y que después esto es mismas operativas son prohibidas suspendidas durante un tiempo!.
    Muchas o todas estás acciones fueron denunciadas y comentadas en el momento de producirse sin que nadie pusiese COTO a los desmanes.
    …y que?
    Comentamos y comentamos y volvemos a comentar y denunciamos y señalamos..y que!.
    Para cuándo empiezan las detenciones?

  5. Es triste que después de todo vuestro esfuerzo al final vuestros articulos esten perjudicand a quien pretende cobrar el dinero. Es claro y manifiesto que hay gente ganando en segunda instancia y cobrando el dinero y con estos artículos confundís a la gente. La gente quiere recuperar el dinero. Esta claro que había una trama, pero al final del día queremos el dinero no nos importa la trama. Abandonad esta vía y si de verdad estais con la gente ya sabeis en que sentido se están ganando sentencias.

  6. https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/02/05/mercados/1612542186_395053.html
    Banco Santander ha anunciado un pago en metálico de 0,0275 euros; BBVA abonará 0,059 euros por acción; CaixaBank-Bankia, en torno a los 0,0268 euros; Bankinter, 0,05 euros, y en Liberbank y Unicaja podrían llegar a 0,0026 y 0,0044, respectivamente, y dejarán el dividendo conjunto para los resultados de 2021, cuando la integración ya esté hecha. En Banco Sabadell, las dudas están despejadas: no pagará nada con cargo a 2020.
    PRETENDEN HUNDIR LA ACCION DEL BANCO SABADELL.
    EL BANCO SABADELL ESTÁ EN MANOS DE LOS FONDOS BUITRE POSICIONADOS A LA BAJA.

  7. Gracias a diario 16 por la ayuda prestada. Espero que algún dia los medios de comunicación tengan que dar explicaciones por el trato periodístico que están dando a la ESTAFA del banco popular. Si mas de 1.000.000 de ciudadanos afectados no es motivo suficiente para que sea noticia poco podemos esperar de este nuestro querido país. Ya sabemos que el establecimiento de la agenda por parte de los medios dependen de las elites que los dirigen (a casi todos) solo una pequeña parte del periodismo resiste, unos porque son parte de aldea globalizadora en que los han convertido , otros por miedo a perder el trabajo y el resto porque no son ni siquiera periodistas si no meros entretenedores (que son el que se han convertido los telediarios) la gente confunde el estar entretenido con el estar informado. Pues bien con esas tretas consiguen que la población hable de unos asuntos (la mayoría banales) y se desestime a otros como este (en cualquier país de democracia contrastada seria de un escandalo de magnitud inimaginable), pues bien , estos señores que deciden en lo que debemos pensar campan a sus anchas en el mundo delictivo en el que se mueve. Señor juez si el quitar el patrimonio ahorrado a 305.000 familias (ya sabe usted, hij@s , madres, nueras, suegros, etc etc etc) no es motivo de reflejo en los medios (usted dira, y que tengo yo que ver?) pues muy fácil, solo hacer su trabajo, pero bien echo. Empure a alguno de estos delicuentes de famoso apellido (todos los conocemos) y la prensa no tendrá mas remedio que contarlo,por mucho que les pese (aquí entra la audiencia y la elites de la información no se casan con nadie, llamese Rajoy, saracho, saez de santamaria, iglesias, sanchez, casadito, etc etcetc) . Volvemos a lo mismo, eso o nos radicalizamos de una puta vez y hacemos algo que teníamos que haber echo desde el principio (pero por motivos que nos superan no lo PODEMOS hacer) Ir a Madrid y hacer manifestaciones en ciertos sitios.
    Un saludo a la gente de bien
    EL POPULAR ES UN BANCO SOLVENTE Y SU FUTURO LO DECIDIRAN SUS ACCIONISTAS ..Luisito de guindos , hombre católico y como buen cristiano que es antes de fallecer dejara resuelto este problema para asi poder ir al CIELO (en eso esta pensando el pájaro este)

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre