Pasan los días y Emilio Saracho no para de recibir golpes. Mientras el expresidente del Banco Popular que llevó a la resolución a una entidad solvente y viable intentó dar una imagen de un banco quebrado, prácticamente la totalidad de las declaraciones en la Audiencia Nacional de testigos e imputados han desmentido lo dicho por Emilio Saracho que, cabe recordar, fue el primero en ser interrogado por el juez Calama Teixeira.

Hoy les ha tocado el turno a seis directores territoriales del Banco Popular: Miguel Ángel Franco, Manuel Quero, Alfonso Ruspira Torralba, José Baonza, Luis Marín y Fernando Merino. El motivo de ser citados a testificar fue, precisamente, una afirmación de Emilio Saracho en su declaración en la que no dudó en decir que el anterior consejero delegado, Francisco Gómez, había dado instrucciones a las Direcciones Territoriales del Popular para que se financiaran acciones y, de este modo, instar a clientes, trabajadores y accionistas a comprar títulos de la ampliación de capital de 2016.

Sin embargo, según distintas fuentes consultadas por Diario16, la respuesta de estos directores territoriales ha sido uniforme. Han negado con rotundidad que recibieran ningún tipo de instrucción ni para la financiación de la compra de acciones ni para instar a acudir a la ampliación de capital. Más bien al contrario, ya que, uno de los testigos, ha afirmado que hubo prohibición expresa para que se realizaran ese tipo de operaciones.

Las declaraciones de los directores territoriales coinciden con lo afirmado en su momento por Francisco Gómez, exconsejero delegado del Banco Popular, en la Audiencia Nacional. Durante su interrogatorio, el ex CEO fue preguntado insistentemente tanto por el juez como el fiscal, y negó que se hubieran dado instrucciones para ello.

La realidad es que la afirmación de Emilio Saracho tenía como principal motivación la de presentar ante el juez un escenario de absoluto derribo del Banco Popular que él se encontró, lo cual ha sido desmentido por diferentes informes y por las distintas declaraciones. Era un modo de justificar, por ejemplo, la publicación del hecho relevante de la reexpresión de las cuentas, un anuncio que apenas tuvo incidencia en las cuentas del banco, pero que sí tuvo consecuencias muy graves en el valor de la acción y en las primeras salidas de depósitos. Todo ello, además, con la coincidencia de la filtración de la dimisión de Pedro Larena como consejero delegado.

En este punto hay que recordar cómo el ex CEO reconoció ante el juez Calama que la decisión de dimitir sólo la conocía Emilio Saracho y que tenía la intención de no comunicarla hasta el mes de junio de 2017. Sin embargo, se encontró con la filtración a los medios. A preguntas del magistrado sobre quién podría haber filtrado esta información, Larena fue contundente: él sólo se lo dijo a una persona, a Emilio Saracho.

Por otro lado, como bien afirmó Carlos Balado, exdirector general de Comunicación del Banco Popular, «el hecho relevante dejaba abiertos muchos interrogantes y sobre todo no daba una cifra concreta, que permitiera arrojar claridad sobre el hecho que se estaba analizando y eso provocó que se especulara sobre las cantidades y el impacto que podrían tener sobre el banco y a partir de ahí es cuando se produce cierta inquietud en los mercados», sobre todo si la fecha de la comunicación de la reexpresión había sido cuidadosamente elegida para que, si no tenía un efecto muy negativo en el valor de la acción, hubiese otro acontecimiento que rematara el golpe que se le dio ese día al Popular: «Tuvimos ahí un problema, yo diría, de índole corporativa, también bastante grave, porque en el momento de hacer público el hecho relevante, que como decía dejaba muchas dudas sobre los datos y el impacto de esos datos en el banco, ese día sobre la una de la tarde, el periódico Expansión publica, que el CEO abandona la entidad, yo llamo al CEO, le pregunto si es verdad lo que publica el periódico Expansión, el me pregunta, que como se han enterado ellos y yo le repregunto, si él lo ha hablado con alguien o lo ha puesto en conocimiento de alguien, y él me dice, que la única persona con la que él había hablado de esa información, era con el Presidente», afirmó Carlos Balado en su declaración judicial, algo que coincide con lo declarado por Pedro Larena en la Audiencia Nacional.

En ese hecho relevante tuvo mucho que ver el despacho de cabecera del Santander y, según algunas de las personas que han testificado o declarado ante el juez Calama, la participación de Sebastián Albella en la redacción del mismo, algo que el presidente de la CNMV negó en su testifical.

En consecuencia, la declaración de los seis directores territoriales ha despejado aún más una de las cuestiones con las que Emilio Saracho contaba para sustentar su defensa y ha demostrado que el expresidente que llevó a la resolución a un banco solvente y viable se está quedando solo. Ahora sólo queda resolver la responsabilidad que pudiera tener el Santander en la operación y, de ese asunto, sabremos muchas cosas el próximo jueves cuando declare Ana Patricia Botín.

10 Comentarios

  1. Que poca vergüenza! Claro que cursaban instrucciónes para financiar a las empresas y a los empleados las acciones. Mentirosos 🤦‍♀️

  2. Yo trabajaba en banco popular durante la ampliación de 2016 y como ex empleado de Banco Popular puedo asegurar que en la red de oficinas había instrucciones de arriba para financiar la compra de acciones. Se hicieron autenticas barbaridades. Incluso se nos daban palabras claves a poner en las solicitudes de prestamos para que los analistas de riesgos supieran que el destino era la compra de acciones.

  3. Indignante como pueden mentir así. A los empleados nos obligaban y presionaban no sólo a comprar acciones en la ampliación de capital, sino q muchísimos tuvimos que coger préstamos coacionados. Eso muchos lo declararíamos ante los Tribunales, pero claro, llaman a éstos títeres que sigan trabajando para Banco Santander y tienen que mentir para mantener sus puestos de trabajo. Todo es una vergüenza y visto lo de Bankia, igual no recuperamos nada, cuando hay cientos de pruebas es que nos estafaron y es patético que el gobierno( los dos, izquierda y derecha), defiendan a Banco Santander en lugar de a los ciudadanos que nos robaron. Está podrido el sistema y ya ni podemos confiar en la justicia.

  4. Este comentario cree usted que beneficia a alguien. A estas alturas está más que demostrado que el banco popular era un banco solvente y que la extrategia de Saracho no se sostiene.

  5. En que justicia se va a confiar en este pais,si la mayoria de los jueces o estan comprados o estan acojonados por la botina y el gobierno.Si los jueces fueran jueces ya estarian unidos ante el mayor robo cometido por el gobierno contra la ciudadania,donde robaron un banco,arruinaron a mas de 1200.000 españoles ( QUE SE DICE MUY PRONTO ), y todos callados,lospartidos que se dicen de izquierdas,los ultraizquierdas, los ultraderechas, la corona, los medios,una puta verguenza para un pais que se dice progresista,aqui no existe ni constitucion ni legalidad ni nada.

  6. Juez Calama somos los estafados y engañados confiamos en su honestidad .gracias diario 16 cuando recuperemos nuestros ahorros les haremos su merecido homenaje .Salud para todas las personas de bien.

  7. Suscribo el comentario de ex empleado y de Antiguo Empleado Banco Santander, además estuvieron en el edificio Abelias durante un fin de semana (de día y de noche) 10 o 12 empleados analistas de riegos, para revisar los fundamentos de las propuestas de créditos y préstamos que iban destinadas a la compra de acciones para cambiar dichos fundamentos y que no aparecieran indicios del verdadero destino de estas operaciones que no era otro que la compra de acciones. Todo ello por instrucciones de Francisco Gómez.

  8. Esto es falso yo doy fe que si se financiaron las acciones por ordenes de territoriales, regionales y directores de sucursales. Todos esos señores que están declarando falsamente conseguirán ser imputado por declaraciones falsas y por no cooperar con la justicia. Que llamen a declarar a José Manuel martinez periago regional de Castilla la Mancha y luego Sevilla, que llamen a declarar a Fernando gomis director comercial de Castilla la Mancha, que llamen a Guillermo rilo responsable de recursos humanos de Castilla la Mancha (uno que tiene más demandas que años cumplidos), que llamen a declarar a directores y gestores de empresa. Verán como no le quedarán más ganas de dar falso testimonio. Impresentables para humillar, amenazar, acosar, violar el secreto de las comunicaciones, revelar secretos y paro ya de contar…. Eran muy valientes y ahora se esconden como las ratas de cañería y mientes descaradamente para evitar imputaciones!. Me identifico con mi nombre en los comentarios por que voy con la verdad y que me denuncien si leen los comentarios por que en los juzgados nos veremos delincuentes organizados!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre