El Banco Popular era solvente el día de la resolución y ésta se produjo por una grave crisis de liquidez. Eso es una verdad incuestionable que, por desgracia para los afectados, hay juzgados de primera y segunda instancia se resisten a aplicar porque continúan haciendo referencias a la salida a bolsa de Bankia, lo cual no es aplicable, a la ampliación de capital 2016, el estado de las cuentas e, incluso, afirmando que la caída de la sexta entidad financiera de España se produjo porque no era solvente.

La única causa de la ruina de más de 1,2 millones de españoles la indicaron con claridad y sin ningún tipo de posibilidad de discusión los peritos del Banco de España en el informe depositado en la Audiencia Nacional: las «pérdidas sufridas por los inversores son consecuencia de la decisión administrativa de resolver la entidad y proceder a su venta a través de un procedimiento de subasta competitiva».

Por otro lado, en su declaración en la Audiencia Nacional, los peritos del Banco de España confirmaron que el Banco Popular, a fecha 1 de enero de 2017, no había tenido ningún requerimiento por parte del Banco Central Europeo por incumplimiento de la normativa contable. Esto es fundamental, puesto que esa confirmación destierra totalmente las teorías que pretenden responsabilizar de la resolución y de la ruina de 1,2 millones de personas al estado de las cuentas de ejercicios anteriores, o a aquellos que pretenden hacer un paralelismo entre lo ocurrido con la salida a bolsa de Bankia y el Caso Popular.

Sin embargo, a pesar de estas evidencias, jueces y juezas, en primera y segunda instancia, siguen dictando sentencias en las que no tienen problemas en calificar la causa de la resolución en el hecho, según ellos y ellas, de que el Popular cayó por insolvencia, lo cual demuestra una ignorancia supina sobre el caso Popular y sobre el conocimiento que se espera de quien tiene que impartir justicia sobre las causas sobre las que debe decidir.  

Sobre la ampliación de capital de 2016 y la asimilación que hacen estos jueces y juezas con la salida a bolsa de Bankia, los peritos declararon en la Audiencia Nacional, bajo juramento y con la obligación de decir la verdad, que el Banco Popular, a fecha a fecha de 31 de diciembre de 2016 el Banco Popular era solvente, viable, fiable, estable y sólido.

Un afectado, en referencia a una sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia, ha indicado a Diario16 que «frente a los argumentos de todos los organismos de que la causa fue por problemas de liquidez, hay jueces que tienen la desfachatez de sentenciar que fue una falta de solvencia y la ampliación de capital realizada por el Santander es lo que reestableció su situación patrimonial». Por otro lado, en la mayoría de las sentencias que utilizan dichos argumentos, los jueces no saben diferenciar entre insolvencia incurrida provocada por la misma actividad de la entidad, o insolvencia inducida, en aplicación de una legislación que solo era borrador sin valor legal.

El Popular no fue insolvente en ningún momento y, por supuesto, la ampliación del Santander fue posterior a la resolución y tuvo un objetivo muy diferente al anunciado al mercado, tal y como hemos publicado en Diario16.

Fuentes jurídicas consultadas por Diario16 señalan algo más preocupante: «Estos jueces que dictan estas sentencias se están exponiendo a que haya quien les pueda poner una querella por prevaricación, puesto que están dictando sentencias a sabiendas del contenido del informe del Banco de España y de las declaraciones en la Audiencia Nacional en la que personas como Luis María Linde, Sebastián Albella o los propios peritos del Banco de España han ratificado que el Popular era solvente el día de su resolución».

Hay afectados que se sorprenderán de que esta afirmación, sobre todo cuando esas sentencias determinan la devolución del dinero que les fue arrebatado el día 7 de junio de 2017. El peligro se encuentra en que, al estar demostrada que la única causa de la resolución y, por tanto, de la ruina de 305.000 familias, fue la crisis de liquidez y que no existe ninguna similitud entre lo ocurrido en la salida a bolsa de Bankia, esas sentencias pueden ser anuladas en el momento en que el Santander disponga de las conclusiones de la causa que se está instruyendo en la Audiencia Nacional, donde, como hemos publicado en múltiples ocasiones, ningún testimonio ni declaración, ha afirmado que el Popular cayera por las causas que se indican en esas sentencias. Por tanto, esos afectados que han recuperado su dinero a través de esas sentencias, estarán obligados judicialmente a devolvérselo al Santander.  

Apúntate a nuestra newsletter

9 Comentarios

  1. Continua el circo judicial con jueces haciendo de payasos con nariz roja, cuando deberian ser los domadores del Santander

  2. A poco que los abogados del Santander se esfuercen, es muy difícil que las sentencias le hubieran sido desfavorables en la instancia civil (a la quer se refiere este artículo).

    El hecho de que este Banco esté siendo condenado en tantas sentencias y lo poco que hacen sus abogados por evitarlo, da qué pensar.

    Muy probablemente este «gato» tiene «tres pies».

  3. Mientras todos sigan a sueldo de los usureros fenicios seguiremos viendo aberraciones mostruosas de la supercorrupta secta inquisición de la suprema injusticia y de sus amos los usureros IMPUNES disfrutando de sus inviolabilidades, aforamientos, paraisos fiscales e IMPUNIDADES SIN FIN..

  4. el santander nuevo record a la baja ,minimo esta mañana en 1,61
    quien se fusione con el va al hoyo de la mano

  5. porque los accionistas no dicen nada en las juntas de accionistas ,hechen a este cancer de la sociedad y a toda su junta directiva
    y sin dividendo,reaccionen

    • Porque ellos son también del gremio del latrocinio, aun están viviendo y gastando el dinero ROBADO a los Propietarios del Banco Popular y eso que era un banco quebrado.
      Las putas siempre arrastran a los cornudos y los putos siempre arrastran a las cornudas.

  6. Simplemente leyendo el post de Vailet català; me viene a la cabeza el programa de televisión: «mujeres hombres y viceversa».
    De todas formas siempre nos quedarán las demandas por prevaricación y a ver si a alguno que se crea muy listo, que piensa que ha estudiado mucho aunque haya aprendido poco; le mandan a tomar por el culo!.
    Qué es lo que tendría que pasar en este y en otros muchos casos… Que están causando indignación y digo más, hasta alarma social!; Y que al final después de muchos años recorridos entre puñetas y puñeteros se consigue justicia y ni Dios quiere saber nada de las cargadas y tropelías que se cometen.

  7. Este artículo está claramente pagado por Banco Santander

    No hay afectados preocupados por el criterio judicial que les resulta favorable. Los jueces de primera instancia en su mayoría son favorables a los pequeños inversores por que resulta claro y palpable -más allá de insolvencia o iliquidez – que el banco arrastraba problemas estructurales graves que llevaron a la postre a una fuga de capitales de los grandes depositantes.

  8. NADA DE LO QUE DICE EL ARTÍCULO ES CIERTO
    ES FALAZ E INTERESADO
    EL POPULAR ESTABA EN QUIEBRA PRÁCTICAMENTE DESDE 2012. CADA VEZ HAY MÁS DATOS QUE LO CORROBORAN
    LA AMPLIACIÓN DE CAPITAL DEL 16 FUE CASI IDÉNTICA AL CASO BANKIA
    ES INDEPENDIENTE LA FALTA DE VERACIDAD DE LS CUENTAS DE LA RESPONSABILIDAD PENAL, QUE TAMPOCO SE DESCARTA
    LOS PERITOS DEL BANCO DE ESPAÑA DICEN QUE LAS CUENTAS NO RESPETABAN LA IMAGEN FIEL, CON INDEPENDENCIA DE QUE LA RÁPIDA CAÍDA FINAL, LA PUNTILLA FUE LA RETIRADA DE FONDOS
    PERO ERA LA CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre