Diario16 lleva desde antes de la resolución del Banco Popular publicando miles de noticias en las que se muestran todos los movimientos, públicos y privados, que llevaron a la sexta entidad española a ser resuelta y, en consecuencia, la ruina de más de 1,2 millones de personas.

No sorprende la posición de los reguladores, tanto español como europeo, que en diferentes documentos a los que ha tenido acceso este medio, algunos publicados y otros en posesión de la Justicia, determinan acontecimientos que se iniciaron a partir del segundo trimestre de 2017 que fueron clave para la generación de un estado de pánico y, consecuentemente, incidieron en la liquidez y la valoración de la entidad. No es casual que en todos esos acontecimientos tuviera una participación directa Emilio Saracho.

Apenas un mes después de la resolución, en julio de 2017, Danielle Nouy, presidenta del Consejo de Supervisión del BCE, remitió una carta a la eurodiputada Paloma López Bermejo (IU), en la que indicaba lo siguiente: «La crisis de liquidez experimentada por la entidad fue de carácter idiosincrásico y tuvo como desencadenantes una sucesión de acontecimientos durante los últimos meses, entre ellos, el anuncio por la propia entidad de que sus estados financieros de 2016 debían ser modificados y que era necesaria una nueva ampliación de capital o, en su defecto, un proceso de fusión o adquisición. Esto condujo a su vez a varias rebajas de calificación crediticia».

Es decir, se refiere al hecho relevante de la re expresión de las cuentas de 2016, que tuvo un efecto mínimo en los resultados de Banco Popular, y al discurso de Emilio Saracho en la Junta General de Accionistas de 2017, un discurso del que se siente orgulloso pero que desencadenó todo lo que ocurrió dos meses después.

Tal y como publicamos en Diario16, la declaración judicial de Carlos Balado, ex director general de Comunicación del Banco Popular, es clave ya que, en primer lugar, afirmó que Saracho, en los momentos previos a la Junta General de Accionistas celebrada el 10 de abril, mantuvo cuatro encuentros con cuatro periodistas a los que dejó claro que los accionistas lo iban a perder todo: «fue taxativo, él decía que el banco no valía nada que la acción valía cero y que por lo tanto los accionistas del banco tenían que saber que eran las reglas del mercado, tenían que saber que lo perdían todo». Esta información, tal y como reconoce el propio Balado en su declaración, era absolutamente incoherente con lo que el propio banco presentó un mes después a la CNMV y que indicaba que el Popular tenía un valor patrimonial de 11.000 millones de euros.

En segundo término, Balado reconoció que el hecho relevante de la reexpresión de las cuentas dejaba abierto muchos interrogantes y sobre todo no daba una cifra concreta, que permitiera arrojar claridad sobre el hecho que se estaba analizando y eso provocó que se especulara sobre las cantidades y el impacto que podrían tener sobre el banco y a partir de ahí es cuando se produce cierta inquietud en los mercados», declaró Carlos Balado en sede judicial, añadiendo que él mismo advirtió a Saracho de la confusión que se estaba generando: «mi recomendación era, que nosotros diéramos la cifra de la forma más homogénea posible y que, en el caso de que la cifra no fuera homogénea y no se pudiera concentrar en una sola cantidad, que aclaráramos el porqué de esa falta de homogeneidad y por qué no se podían dar esas cifras, como cifras que tuvieran un sentido agregadas». Es decir, que la intención de Saracho no era otra que hacer ver al mercado y a la opinión pública que se trataba de una reformulación de cuentas.

Por otro lado, el informe pericial del Banco de España corrobora lo indicado por Danielle Nouy en la carta a la eurodiputada. Los peritos Santiago Ruíz-Clavijo y Pablo Hernández fueron concluyentes en su informe: el Banco Popular no era inviable puesto que «a diciembre de 2016, su patrimonio neto era de 11.088 millones de euros y tenía una capacidad de generación recurrente de beneficios antes de provisiones en torno a 1.150 millones de euros». Añadían, además, que la entidad disponía de la posibilidad de «materializar plusvalías por ventas de negocios», algo que en diciembre de 2017 ya dijo Diario16 en referencia a las ofertas de activos no estratégicos recibidas del BCI chileno para TotalBank y de Värde para WiZink.

Los peritos son muy claros en lo referente a la liquidez: «la entidad tenía un grave problema de liquidez siendo en todo momento antes de la resolución solvente, sus fondos propios eran positivos». Además, inciden en el hecho de cuándo se produjeron esas fugas de liquidez: «La decisión de resolver la entidad se basó en el deterioro de la situación de liquidez por una salida de depósitos especialmente intensa desde abril de 2017, concentrándose en fechas concretas».

Además, los peritos también fueron muy claros en la única causa por la que 1,2 millones de personas fueron arruinadas: «Las pérdidas sufridas por los inversores son consecuencia de la decisión administrativa de resolver la entidad y proceder a su venta a través de un procedimiento de subasta competitiva».

En consecuencia, Saracho está acorralado ya que, ni siquiera el Santander, está defendiendo las tesis que expuso en la Audiencia Nacional.

Apúntate a nuestra newsletter

10 Comentarios

  1. y que significa? que va a ser Saracho quien pague a los 305.000 accionistas expoliados. Estamos apañados.

  2. Saracho cuenta con la responsabilidad civil subsidiaria del Santander, en tanto que heredero universal del Popular.
    Pero esta responsabilidad será presumiblemente, frente al FROB, no frente a los ex accionistas. Éstos han de cobrar del FUR.

  3. Había una vez a un enfermo que le diagnosticaron y una enfermedad incurable y como no había nada que hacer pensaron unas mentes supuestamente corruptas y manipuladoras hasta hasta el tuétano que le harían un favor si le quitaban del medio así que le pusieron una gran inyección de morfina y lo hicieron desaparecer y de paso nos repartimos sus bienes y o propiedades….
    A que se parece todo esto a lo que hicieron con el Banco popular?.
    Solo cuento los días que faltan para ver desfilar a todas teatro para ellos y ellas con las esposas puestas y detenidas caminito del juzgados pero como imputados ahora investigados y una vez se clarassó con escolta y furgón a caminito de Jerez.
    Me da que se la está acumulando el trabajo a la fiscalía anticorrupción demasiados casos últimamente!

  4. Por cierto la receptación de bienes robados u obtenidos de forma ilegal es un delito y el enriquecimiento ilícito también es un delito…. Así que toca devolverlo.

  5. Venga hombre!!! … Ahora q les iba a tocar declarar a De Guindos y a la Botín…. Para no ponerlos en un aprieto ante todos los españoles y afectados por el caso Popular porque hubieran tenido que mentir ante el juez para no ir a la carcel…. Viene el Sr Juez… Y ordena q antes desfilen a declarar los interventores de la JUR y del BCE…. No fastidies!!!!…Más balones fuera!!!!…. Es la apariencia que da….. Ya te digo q no hay manera de que no estén protegidos esta pareja…. Q le vamos a hacer…. Esto es España!!!!…. A ver si el Sr Juez acierta ya pronto a dar una sentencia…. Que a este paso muchos no llegaremos ni a verla….Y ojalá la nueva vía que ha elegido sea la que le dé las pruebas definitivas para resolver el caso en breve tiempo…. Ánimo a todos…. A ver si un día vemos hacerse justicia con este caso

  6. A que espera la fiscalia anticorrupcion y la audiencia Nacional para poner en prision a todos los implicados ( Guindos, Rajoy, botina ,Albella, Ponce, etc )del ROBO del Banco Popular donde robaron la propiedad privada a mas de 1200.000 españoles,Ah… pero antes que devuelvan lo robado a sus autenticos dueños.

  7. Hoy, en el habitualmente «mudo»(como todos los periodiocos,salvo Diario 16)periodico «La hispanidad»,dos EXCELENTES noticias:
    1ª:_Titulo:»Giro en el caso Popular:el juez Calama pedira que declaren funcionarios del BCE-JUR………….
    2ª.-Titulo:»CNMV.Clavo advierte que Moncloa no renovara a Sebastian Albella como presidente»………Es «una incompatibilidad con patas».advierte la vicepresidenta del Gobierno.

    Animo, amigos esquilmados por el «robo» del B.Popular.Parece que «ya cambia el viento o llueve menos» en el caso de nuestra vida…….Mi deseo a todos vosotros:!!OJALA PODAMOS,TODOS,VER A ESTA GENTUZA ENTRE REJAS DE POR VIDA»…..¡¡¡.
    Muchas gracias a los periodistas de Diario 16.

  8. LA ESTAFA DEL TRÍO NECESARIO PARA SU CONSECUCIÓN: SARACHO -ABELLA – DE GUINDOS
    https://diario16.com/guindos-saracho-pararon-plan-negocio-del-popular-pesar-del-banco-espana/
    De Guindos y Saracho pararon el Plan de Negocio del Popular a pesar del Banco de España
    https://www.hispanidad.com/confidencial/cnmv-calvo-advierte-moncloa-no-renovara-sebastian-albella-como-presidente_12019896_102.html
    El próximo 10 de octubre Sebastián Albella debería renovar como presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), puesto para el que fue nominado por Luis de Guindos.
    Parece que gracias a Podemos,Abella se le acaba chollo en la CNMV. Ya no puede estafar a más accionistas

  9. Hoy, precisamente, he estado hablando con el Santander.
    Me ha comunicado que no me devolverá ni un euro.
    Es lo que hay, d momento.

  10. Giro en el Caso Popular: el juez Calama pedirá que declaren funcionarios del BCE-JUR
    La pregunta es: ¿por qué el BCE-JUR intervinieron el Popular si el banco era “solvente y viable”? El juez se ha dicho: ¿para qué más declaraciones de los intervenidos? Ahora los que tienen que venir son los interventores.

    Lo que era un caso para discernir las posibles responsabilidades de los dos últimos presidentes del Banco Popular, Ángel Ron y Emilio Saracho, se ha convertido en una causa general contra el Banco Central Europeo y la JUR, de Elke König, que fue quien ejecutó la intervención.

    El Juez José Luis Calama se pregunta cómo un banco intervenido ha recibido un análisis de los inspectores-peritos del Banco de España según el cual la entidad, que valía 1.300 millones de euros, era solvente y viable.

    Así que se ha dado la vuelta y se ha dicho: ¿para qué más declaraciones de los intervenidos? Ahora los que tienen que venir son los interventores.

    Un giro copernicano que, además, se une a otro de los virajes de la justicia en el Caso Popular: Saracho, el hombre que cobró 8 millones de euros por cuatro meses de trabajo consistente en hundir la entidad, y del que se sabe que filtraba a la prensa noticias nocivas para su propio banco, ya no es tan interesante como máximo regidor de la entidad sino como necesario conocedor de cuál era el verdadero proyecto con el que Saracho llegó al Popular. ¿Se trataba de vender a bajo precio a un postor oculto y ya acordado de antemano?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre