El informe presentado en el mes de abril de 2017 por el banco de inversión Lazard sobre Banco Popular, justo después de que Emilio Saracho dinamitara a la entidad con el hecho relevante de la reexpresión de las cuentas que fue redactado en las oficinas de Uría y Menéndez, con la filtración del cese de Pedro Larena y con el discurso explosivo en la Junta General de Accionistas, señala que la opción de entrada de empresas de capital extranjero era una posibilidad muy compleja.

Según indica dicho documento, al que Diario16 ha tenido acceso en su versión censurada, «ciertos fondos de capital riesgo tienen la solidez financiera y el conocimiento para ingresar a Banco Popular. Sin embargo, esta ruta sería más compleja que la fusión con otro banco».

Sin embargo, Lazard da varios argumentos positivos para que esas empresas de capital privado entren en el Popular que, finalmente, se transforman en esta conclusión negativa. Por un lado, el informe indica que estos inversores financieros tienen una alta experiencia bancaria y son capaces de gestionar/suscribir activos improductivos.

En otro orden, el banco de inversión señala que varios de esos fondos tienen vehículos bancarios a nivel europeo que podrían facilitar la operación.

No obstante, se produce un giro argumental en las conclusiones del informe para desechar la entrada de esos operadores privados porque «por lo general, no compiten con los tradicionales», afirma el documento.

Ya no sorprende que esta valoración realizada por el banco de inversión que, junto a JP Morgan, se encargaba del proceso de venta privada iniciado por Emilio Saracho, contradiga a un informe de Barclays que afirmó sólo unos días después que, teniendo en cuenta la capacidad de generar beneficios del Banco Popular, la estrategia de venta de la entidad iniciada por Saracho era errónea y que había otras soluciones como, precisamente, una ampliación de capital.

Así lo indicó el informe presentado en la Audiencia Nacional por los peritos del Banco de España: «sobre la capacidad de generar ingresos de Banco Popular queremos señalar que, en un informe de Barclays, de 18 de mayo de 2017, se concluye que un posible comprador va a ofrecer un precio por debajo de los niveles de mercado mientras que Banco Popular puede sanearse con una ampliación en torno a 2.900 M€. Barclays estimaba que esta ampliación era posible puesto que había apetito en el mercado para una empresa que, como en el caso de la ampliación propuesta del Banco Popular, presentase ingresos recurrentes y una valoración atractiva. Así concluye que una ampliación como la propuesta era viable puesto que ofrecería un retorno atractivo para los inversores».

Tal y como publicó Diario16 en exclusiva, el día 3 de junio de 2017 el propio banco británico presentó una oferta formal de ampliación de capital por 2.000 millones garantizados y otros 2.000 en mercado.

Con esas conclusiones, Lazard despreciaba una de las vías más importantes para que el Popular no hubiera sido resuelto y que más de 1,2 millones de personas hayan sido arruinadas para el beneficio del Santander que, ni con el Popular, está consiguiendo levantar el rumbo. Para este viaje no hacía falta provocar tanto dolor.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre