El 10 de abril de 2017 era un día clave para el futuro del Banco Popular. Se celebraba una Junta General de Accionistas en la que la entidad se jugaba su futuro, sobre todo después del revés que supuso el hecho relevante del 3 de abril en el que se presentó al mercado una reexpresión de las cuentas de 2016 que apenas tuvo un impacto real sobre los resultados del banco. Sin embargo, el efecto fue demoledor.

Antes de celebrarse la Junta, tuvo lugar una reunión del Consejo de Administración en la que se aprobó un documento fundamental si se hubiesen llevado a efecto las medidas expuestas, algo que iba en contra de la estrategia de Emilio Saracho, la persona que, teóricamente, estaba obligado a hacer efectivas dichas medidas.

En ese Consejo, el secretario general técnico del Popular expuso el Plan de Capital del banco, un documento que dejó muy tranquilos a los consejeros y consejeras de la entidad, puesto que se exponía con claridad que el Popular disponía de medidas de desinversión de activos no estratégicos, titulizaciones o emisiones de deuda subordinada que hubiesen incrementado el capital de la entidad en 465 puntos básicos, o, lo que es equivalente, que Banco Popular, sin necesidad de realizar una nueva ampliación, tenía capacidad de generar más de 3.000 millones de euros de capital.

Parece obvio que el Consejo pudo sentirse tranquilo, sabiendo que el banco podía disponer de esas palancas internas. No cabe duda de que, como parte del plan trazado, los consejeros interesados en participar en una ampliación diseñada para ellos mismos percibieron que la oportunidad era única, porque el Popular atesoraba una posibilidad de generar capital y plusvalías latentes –no reflejadas en la contabilidad, pero existentes y concretables– que ellos mismos se las iban a quedar en su beneficio. El Plan era perfecto para estos accionistas interesados, pero, sobre todo, era una oportunidad para que el Popular pudiese salir adelante por sus propios medios, sin necesidad de ninguna operación corporativa.

Este Plan de Capital pone de manifiesto que Banco Popular disponía de medios internos suficientes para atender cualquier petición de las autoridades por sus propios medios. Ninguno de los consejeros pudo suponer que el banco se podría resolver en cuestión de semanas y que, además, el presidente de la entidad filtraba noticias negativas –tal y como se ha reconocido en la Audiencia Nacional– que le ayudaban a concluir su perverso plan.

A pesar de que las palabras que oyeron los consejeros debieron ser muy tranquilizadoras para ellos la euforia no duró mucho puesto que Emilio Saracho, durante su discurso en la Junta, en un discurso sin precedentes en la historia financiera, dijo que Banco Popular tendría que ser vendido o ampliar capital, es decir, lo contrario a lo aprobado por el Consejo.

Ese anuncio fue temerario porque Saracho no dio referencias para que el mercado pudiese evaluar ni el impacto del Plan de Capital ni a qué se destinaría la hipotética ampliación de capital.

Las consecuencias ya se conocen y fueron dramáticas, como cualquier banquero de inversión hubiese previsto: caída de la acción y salida masiva de depósitos.

Apúntate a nuestra newsletter

7 Comentarios

  1. esta parte del articulo es muy imprtante

    «A pesar de que las palabras que oyeron los consejeros debieron ser muy tranquilizadoras para ellos la euforia no duró mucho puesto que Emilio Saracho, durante su discurso en la Junta, en un discurso sin precedentes en la historia financiera, dijo que Banco Popular tendría que ser vendido o ampliar capital, es decir, lo contrario a lo aprobado por el Consejo.»

    porque fue en este momento cuando los consejeros no actuaron como debian.
    como puede el presidente hablar por su cuenta contradiciendo al consejo y lo que se
    acordo.
    en este momento se le debio de dar la patada en el culo a saracho y hecharlo del banco
    por el bien del popular o por lo menos pedirle explicaciones disculpas y rectificacion inmediata, aqui los consejeros fueron unos huevones acobardados ,como puede ser que
    el consejo vaya por un lado y el presidente por el contrario.
    ustedes debieron parar a este terrorista financiero cuando se vio el camino que llevaba para destruir el banco y no hicieron nada, tambien tienen su responsabilidad en el desastre.

    • Un aviso para otras empresas o bancos si su presidente pasa del consejo hechenlo es la prueba del algodon es un topo.
      excepciones si el presidente tiene mayoria en acciones claro, si no tiene mayoria pero un tanto por ciento elevado no es normal que se quiera destruir a si mismo
      CUANTAS ACCIONES TENIA SARACHO DEL BANCO PÒPULAR CERO
      BLANCO Y EN BOTELLA

      • segundo aviso si alguien hace la guerra por su cuenta pasando del consejo hechenlo .
        como permitieron que calderon por su cuenta sin pedir permiso a nadie vaya buscando un presidente para el banco ,porque si por que se levanto esa mañana y se le ocurrio(del valle) y gastara el dinero del banco sin el permiso de nadie para hacer lo que le da la gana.
        perdonenme pero son ustedes mas que un consejo una panda de pardillos.

  2. El LADRONAZO del Marrancho está en territorio Español?
    Apuesto a que No!!
    Además estará en algún país donde NO le puedan extraditar, disfrutando del REPARTO del BOTÍN!!!!
    Una actuación renuente solo puede favorecer a los criminales!

  3. La pésima pseudo escritora qué formaba parte del consejo de administración, la conseguidora de la trama para cambiar presidentes del Banco Popular la «calderona».
    Que la justicia vuelva a investigar y a depurar con mayor énfasis y exquisitez para destapar los documentos firmados sin tener potestad para ello, sobre las decisiones que tomo sin tener autorización para tomarlas, sobre las reuniones en las que participo representando al Banco Popular sin estar autorizada para ello y en general cualquier actuación llevada o promovido por esta tipa, amén de tejemanejes que tuvo con determinados bufetes y determinados bancos de inversión.
    Qué se indague sobre la procedencia de su patrimonio la búsqueda depósitos y cuentas bancarias fuera de España.

    • claro el que
      Reyes Calderón haya utilizado dinero del banco popular sin el permiso de nadie debia de ser denunciado a la justicia por los consejeros del banco popular y que devuelva todos los gastos que hizo por su cuenta y riesgo sin informar a nadie,eso lo tiene que devolver ,o que calderon enseñe quien le dio permiso par torpedear a Ron y gastar el dinero que no era suyo para acabar con el presidente legitimo sin ordenes del consejo.haganlo ya si no quieren parecer sospechosos de estar de acuerdo con lo que hizo esta tipeja ,hay que encerrarla

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre