El techo de cristal también afecta a la banca española, donde la desigualdad en salarios y acceso a puestos de dirección es una realidad. Se define como techo de cristal a la imposibilidad del ascenso laboral que tienen muchas mujeres en sus trabajos y que limitan el avance en sus carreras profesionales. Por ejemplo, entre las seis principales entidades solo hay una presidenta y una consejera delegada frente a cinco presidentes, seis vicepresidentes y cinco consejeros delegados. La paridad no está servida.

Ante este panorama de desigualdad, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha vuelto a cambiar la normativa de género, elevando del 30% al 40% a partir de 2020, el número de miembros del consejo de administración de las cotizadas que deberán ser mujeres, explican desde Merca2. Y en el caso de que no se cumpla, dicha compañía tendrá que explicar los motivos en la memoria del año siguiente, en este caso, la correspondiente a 2021. Asimismo, el regulador bursátil somete ahora a consulto pública, durante un mes, la modificación de estas recomendaciones del código de buenas prácticas de la sociedades cotizadas.

Una banca en masculino

Ana Botín es la única presidenta de un gran banco, aunque el feminismo que predica no lo aplique a sus políticas de empresa, ya que de los 15 miembros del consejo de administración el 66% son hombres. Sin dejar atrás los despidos del último ERE de su banco, donde las grandes afectadas fueron mujeres con hijos, con reducción de jornada para la conciliación e, incluso, trabajadoras embarazadas.

En el caso del BBVA solo hay cuatro mujeres en el consejo de administración, pero los puestos de presidencia, vicepresidencia y CEO están ocupados por hombres. Según los datos publicados por Merca2, Bankinter goza de una situación más equilibrada, pues tiene la única consejera delegada, María Dolores Dancausa, además de otras tres mujeres en el consejo. No obstante, los cargos de presidencia son masculinos.

Bankia y Sabadell son los peor posicionados en este sentido. El banco catalán cuenta con tres mujeres en su consejo de 15, lo que supone el 20% del total. Y en el caso de Bankia, las dos mujeres que integran el consejo son el 17% de las personas que conforman el consejo. Repitiéndose en ambos casos las presidencias y vicepresidencias por hombres. El consejo de Caixa Bank lo integran 18 personas entre las que se incluyen presidente, vicepresidente y CEO. Todos ellos hombres a excepción de tres mujeres que no ocupan cargos de máxima responsabilidad.

La Comisión Europea ya propuso en 2012 una legislación para aumentar la presencia de mujeres (hasta el 40%) en puestos de dirección de las empresas que cotizan en Bolsa, según informan desde Merca2. Y ahora, la European Women on Boards ha investigado el progreso realizado en los últimos siete años, centrándose en la representación femenina en puestos de liderazgo en las empresas del Euro Stoxx 600. Como resultado, las 26 empresas integrantes del índice (bancos y otras empresas del Ibex) se sitúan a la cola por debajo de la media europea, advierte la revista especializada, que revela según el índice, donde 0 representa ausencia de mujeres y 1 la paridad, que España cuenta con 0,46 puntos y las mujeres solo ocupan el 24% de las posiciones de liderazgo.

En este ranking de 600 empresas, Bankinter cuenta con la mejor posición en el 108, le sigue CaixaBank en el número 170 y Santander situado en el 204. Sin embargo, el techo de cristal continúa como asignatura pendiente de las grandes empresas que parecen no implementar las políticas de igualdad de manera efectiva, perpetuando de este modo la masculinización de los puestos de decisión y poder ad infinitum.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 2 =