El libro «Destrucción masiva. Nuestro hombre en Bagdad», de Fernando Rueda está a punto de presentarse. Y llega fuerte, pues en él se afirma que el CNI  informó al entonces presidente del gobierno José María Aznar sobre la no existencia de armas de destrucción masiva en Irak.

En el libro se rescata una conversación entre José Antonio Bernal, que fue asesinado en Irak, con su padre. En ella le confiesa que el CNI había llegado a la conclusión, una vez investigado el terreno, de que en Irak no había armas de destrucción masiva, tal y como afirmaba el entonces presidente de Gobierno, José María Aznar.

Según este testimonio, Aznar habría apoyado la intervención armada utilizando una excusa que podría haber sabido era falsa.

1 Comentario

  1. La fiscalia el demandara per tots els morts provocats com a conseqüència de la guerra inclosos, sobretot, els de Madrid?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here