La Fundación FAES que preside José María, ha felicitado a Ciudadanos, “el triunfo de Ciudadanos es un logro extraordinario que se constituye en expresión de la movilización cívica contra la exclusión, el silenciamiento y la fractura”.

Para la Fundación FAES de tendencia neoliberal, el partido que persigue en Cataluña, Inés Arrimadas, “ha sabido interpretar las exigencias de muchos cientos de miles de catalanes –más de un millón- y las ha traducido en un discurso político reconocible y les ha ofrecido una propuesta de esperanza y convicción”.

La Fundación FAES, considera que la victoria, en votos de los partidos constitucionalistas, “deslegitima las pretensiones nacionalistas de arrogarse la representación y la supuesta voz auténtica de los catalanes”. Esta fundación considera que por encima del Partido Popular, Ciudadanos se está convirtiendo en la opción preferente del constitucionalismo, y no es casualidad, ni razones puramente coyunturales lo que explica la progresión electoral de este partido.

FAES considera evidente que el llamado ‘voto útil’ constitucionalista ha ido a Ciudadanos. La fundación que preside Aznar, exige una explicación ante los resultados nefastos en las elecciones catalanas por parte de PP, y afirma “que cualquier apelación a la reflexión, será despachada con el desdén, con la humorada o el habitual reproche de inoportunidad o deslealtad”, en clara alusión a Mariano Rajoy y su equipo.

¿Está pidiendo la cabeza de la vicepresidenta?

Y hace un claro apoyo al candidato Albiol, al exigir responsabilidades por los resultados, “que no sea cargada injustamente sobre las espaldas del candidato”. ¿Está pidiendo la cabeza de la vicepresidenta?

Para FAES, las decisiones tomadas por el Gobierno “al margen de sus eventuales efectos electorales”, han sido las aceptadas. “Al aplicar el artículo 155 de la Constitución”, “el Gobierno cumplió con su deber haciéndolo”.

FAES reprocha “el mensaje prácticamente único de la campaña del PP en Cataluña recordando las decisiones que el Gobierno ha protagonizado”.

La Fundación que preside Aznar, le recuerda al Gobierno, que en “estas elecciones, lo que no se sometía a votación era la Constitución, ni la vigencia del Estado de derecho, ni los derechos de todos los catalanes en tanto que sujetos de la ciudadanía común que nos ampara a todos los españoles”.

Garantizar esos derechos y el imperio de la ley que los reconoce y protege sigue siendo responsabilidad primordial del Gobierno y de todas las instituciones, pero también de los partidos que se sitúan en la Constitución.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre