“Que viene el coco”. Esto parece querer decir José María Aznar cuando, sin escrúpulos ni vergüeza, hace que el pueblo español se sienta amenazado por un pacto de Gobierno democrático entre el PSOE y Unidas Podemos. Así, el ex presidente asegura que “por primera vez desde la Guerra Civil los comunistas van a entrar en el Gobierno”.

Además, remata Aznar con otra frase lapidaria: “alerto a todo el mundo del riesgo de un Gobierno avalado por secesionistas”.

A nadie parece importarle, y a Aznar menos que a nadie, los ochos años en los que fue presidente, e incluso cuatro de ellos gobernó gracias a CIU y PNV, y pactó todo tipo de ventajas para los partidos nacionalistas, alentando la corrupción incluso de la familia Pujol.

Negociación

Ahora sabemos que ese Gobierno de Aznar, de forma extraoficial, también se sentó con intermediarios de ETA para negociar el fin de la matanza etarra. Algo de lo que el ex presidente siempre se preocupó de culpar a los socialistas, especialmente a los del Gobierno de Zapatero.

El que mintió sobre la guerra de Irak, protagonizó la impresentable foto de Las Azores, creó Gobiernos de España con muchos de sus ministros en la cárcel o condenados por corrupción, le preocupa ahora que “la nación española se rompa”.

Como si en España no hubiera nada más allá del PP rancio al que Aznar representa y cuyas muchas de sus opiniones están cercanas a Vox y la ultraderecha.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Sin olvidar los apoyos y ayudas que recibió de los comunistas chinos
    Que es muy fácil ver la mota en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre