Isabel Díaz Ayuso, «la nueva Donald Trump» como la calificó la prensa alemana, es capaz de superarse a sí misma cada vez que hace una declaración pública. La última ha sido la calificación como de elemento negativo para criticar al gobierno que se permitiera «ver a Franco volar en un helicóptero […] Nos hemos acostumbrado a todo».

La exhumación de los restos del dictador, del responsable de cientos de miles de asesinatos de Estado, fue uno de los hitos que devolvió la salud democrática a España. No fue una profanación de tumbas, como defienden desde Vox y, al parecer, desde una parte del Partido Popular. Fue hacer justicia y que los restos de Franco pudieran descansar junto a sus familiares. Además, y eso lo olvida Ayuso, toda la ceremonia de exhumación del cuerpo se hizo con el mismo respeto que a cualquier persona y terminó con el culto a la memoria de un dictador que se llevaba a efecto en el Valle de los Caídos que una democracia no puede permitir.

Sin embargo, Díaz Ayuso ve en una acción de respeto al régimen democrático algo negativo, lo que deja claro en qué lado ideológico se encuentra la presidenta de la Comunidad de Madrid y hacia el que se está dirigiendo el PP desde que Pablo Casado ganara las primarias.

Por otro lado, mientras ensalzaba la memoria de un dictador, Ayuso calificó de chavista al vicepresidente segundo del Ejecutivo. Al parecer, según la presidenta de Madrid, el régimen de Venezuela sí es una dictadura y el franquismo, no. Pero ella no se puede quedar en el calificativo de chavista a Pablo Iglesias Turrión, sino que fue más allá, porque ella lo vale, e hizo un llamamiento para apartar al líder de Unidas Podemos del Gobierno, lo cual es muy grave, puesto que el señor Iglesias está donde está porque el pueblo decidió con sus votos que fuera uno de sus representantes, al igual que a ella. ¿O es que los ciudadanos y ciudadanas que votan al PP tienen más valor que los que lo hacen a la izquierda? Esa estratificación es la que se aplicaba durante el franquismo donde los vencedores estaban por encima de los vencidos.

Pero Ayuso es Ayuso y se ha vuelto a colocar el disfraz de Donald Trump. Por desgracia para la democracia española y para el prestigio de la Comunidad de Madrid no será la última.  

Apúntate a nuestra newsletter

6 Comentarios

  1. Lo comparto: habría que haberlo echado a una piara. No creo ni que los chanchos quisieran comer esa escoria.

  2. La pena fue no ver como ese féretro no caí despotricado justo encima del palacete de la sierra de esa familia

  3. Tiene toda la razón,deberían de haber hecho,saltar del helicóptero al piloto,y haber explotado en el aire.
    Hubiera sido lo más justo.

  4. Lo que no se yo es como «el perrito de la Espe Aguirre» soportaba que esta tipa le promocionara en las redes sociales»(única ocupación anterior,conocida,de esta arribista que ha llegado a Presidenta de la comunidad de Madrid).¡¡¡Que pena me dais madrileños!!!…habéis demostrado que, siendo muchos, dejasteis vuestro futuro político en manos de una inutil….con un tripartito del que abominan en Europa…

  5. Ayuso, aparte de ser una psicópata peligrosa, es una criminal homicida de ancianos de la comunidad de Madrid y, parte de esa trama involucionista que está intentando dar un golpe de Estado contra el Gobierno de España.
    ¡Loca psicópata, hadmerreir de todos los que la observan como la mamporrera de Aznar y de los que lo teledirigen.
    Esta mujer, la IDA -Ayuso-, debe de ser juzgada y condenada como criminal homicida por los miles de ancianos muertos en las residencias de Madrid y cuya culpabilidad por la negación de auxilio a los mismos fue de su decisión y del gobierno que preside de la CM.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre