La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha tirado de mantra neoliberal para presentar su estrategia frente a la crisis generada por la pandemia del coronavirus: bajar aún más los impuestos a las grandes fortunas y a las empresas. Esta ocurrencia, porque no tiene otro nombre, no es más que la misma solución que aplicó el PP durante la crisis de 2012 porque, según el argumentario neoliberal, si los ricos y las grandes empresas pagan menos impuestos se genera riqueza y se crea empleo, además de convertir a Madrid en un lugar atractivo para la llegada de nuevas inversiones. Isabel Díaz Ayuso debería recordar lo que le ocurrió a Esperanza Aguirre con Sheldon Adelson.

Mientras que la Comunidad de Madrid, tras 25 años de gobiernos del PP, ya se está convirtiendo en una especie de paraíso fiscal para los más ricos y sin que se hayan incorporado grandes industrias en la región con esa estrategia de dumping fiscal, las colas del hambre se incrementan, no sólo por el coronavirus sino que los comedores sociales y los bancos de alimentos ya atendían a millones de ciudadanos y ciudadanas antes del mes de marzo de 2020. Sin embargo, el mantra neoliberal indica que hay que bajar los impuestos a los más ricos.

En concreto, la presidenta de la Comunidad de Madrid afirmó recientemente que «tenemos que ser atractivos y eso se hace sin maltratar con impuestos. Dándole un trato desigual a muchas personas que probablemente tienen un mayor poder adquisitivo, pero crean más puestos de trabajo».

Sin embargo, las intenciones de Díaz Ayuso son absolutamente inconstitucionales, puesto que incumplen lo indicado en el artículo 31.1 de la Carta Magna: «Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad». Además, no ha dudado en descalificar a quienes critican, precisamente, el dumping de la región que gobierna: «Lo único que hemos hecho es apostar por políticas que crean empleo y si los demás hicieran lo mismo verían como creaban mucho empleo».

Ayuso quiere ser Agustina de Aragón contra Pedro Sánchez

La presidenta de la Comunidad de Madrid no ha dudado en lanzar una «amenaza velada» contra el gobierno de Pedro Sánchez: «Vamos a ser un contrapeso contra las políticas erróneas. Estamos en manos de políticos que están tomando decisiones populistas y demagógicas, decisiones insensatas contra el turismo o el sector servicios».

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Normal que tanto Ayuso como Almeida vayan por delante en las encuestas electorales. Es el voto de clase que defiende los intereses de clase y ¿Quien no es millonario en Madrid? . Yo mismo si no fuera porque no tengo dinero seria millonario también.Ay este Madrid ,el pueblo mas grande y con mas catetos de España.

  2. Madrileños espabilar mientras la presidenta estubo en un hotel de lujo con el covi los abuelitos muriéndose sin poder ir aún hospital que triste

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre