La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso anunció a bombo y platillo el pasado 28 de julio la reactivación de los pabellones en Ifema y el uso obligatorio de las mascarillas, tanto en las terrazas como en el interior de los locales.

Diario16 ha podido comprobar que en Ifema no se está reactivando el hospital provisional Isabel Zendal, y tampoco se está controlando el uso de la mascarilla ni en las terrazas y en el interior de los locales.

Desde Ifema hablan de una mala interpretación de la presidenta Ayuso. Este hospital quería ser un aperitivo del que quiere construir en Valdebebas, que tendrá el mismo nombre, en homenaje a la primera enfermera de la historia.

Durante la presentación de las medidas del “Plan Madrid no se para”, Ayuso, en vistas del ascenso de los rebrotes de coronavirus en la región, prometió volver a abrir “dos pabellones del hospital de campaña de Ifema de forma temporal”. Con esta reapertura “se quiere absorber parte de los enfermos de coronavirus mientras se levanta el Hospital de Emergencias en la antigua Ciudad de la Justicia de la lideresa Esperanza Aguirre. 

La realidad es que esta maniobra, una más a la que nos tiene acostumbrada la presidenta regional, son solo palabras.  En Ifema actualmente solo se conservan las canalizaciones del anterior hospital que estuvo en funcionamiento hasta el mes de mayo, cuando Ayuso montó la verbena en su clausura.

¿Quién vigila que se cumpla con el uso obligatorio de las mascarillas?

En Madrid ciudad es habitual que solo un 10% de los usuarios de las terrazas use la mascarilla. ¿Por qué no se hace cumplir la norma al restante 90% de los clientes en las terrazas, o al 100% de las personas que se encuentran en el interior de los locales de restauración y de ocio?

Rastreadores

Madrid necesitaría entre 800 y 1.200 rastreadores, pero la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso apenas ha habilitado a 360, todavía por los debajo de los 400 comprometidos para la transición a la fase 2,  de la media española que se sitúa en 1/12.000 y de los estándares internacionales que recomiendan 1/5.500.

El Ayuntamiento de Madrid ofreció a los trabajadores de Madrid Salud, para que de forma ‘voluntaria’, se ofrecieran como rastreadores, cesando temporalmente en sus funciones, y cobrando el mismo salario de su puesto habitual, conservando plaza y categoría.

Si estos trabajadores deciden aceptar ser rastreadores, ¿Quién dará servicio en los Centros Municipales de Salud Comunitaria (CMSc), o en los Centros de Atención a las Adicciones (CAD/CCAD)?

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Esta presidenta dice una cosa y hace otra Mientra los abuelitos caían del covi como moscas sin llevarlos a los hospitales ella en un gran hotel de cinco estrella

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre